Cubanos emigrantes: desde los «desertores» de la educación y la salud, hasta los mercenarios en Ucrania

Havana
algo de nubes
17.2 ° C
17.2 °
17 °
67 %
3.6kmh
20 %
Mié
21 °
Jue
23 °
Vie
25 °
Sáb
24 °
Dom
20 °

Estación Claridad, desde Argentina, nos trae «los aterradores relatos de los médicos cubanos en el mundo», con declaraciones de algunos de ellos entre las que destacan frases como «te cansas de ser un esclavo» y «en Cuba, tu vida es dictada por el gobierno», dichas por algunos de los colaboradores de la salud cubanos que quedaron en Brasil. Muchos de ellos ya «desertores». La mayoría, emigrantes por las selvas latinoamericanas.

El portal recoge declaraciones de dos de ellos, médicos cubanos, Yaili Jiménez Gutiérrez y Maireilys Álvarez Rodríguez, quienes aseguran que todo comenzó con el cuestionamiento a las condiciones impuestas por su gobierno.

En sus declaraciones, se destaca cómo, a pesar de recibir educación y atención médica «gratuitas» en Cuba, se dieron cuenta de que el precio era una vida controlada por el estado y una compensación limitada por su trabajo en el extranjero.

Allá en Brasil, ambas descubrieron que su gobierno tomaba casi cuatro veces su salario, mientras que esto no sucedía con los médicos de otros países que habían sido contratados también.

La situación de los médicos cubanos en el extranjero, especialmente en Brasil, revela una compleja interacción entre la búsqueda de libertad y las restricciones impuestas por su propio gobierno. En 2013, un acuerdo negociado por la Organización Mundial de la Salud permitió a Cuba exportar médicos a Brasil para trabajar en áreas pobres y remotas. Este programa, inicialmente visto como una oportunidad para los médicos cubanos, pronto se convirtió en una fuente de conflicto y descontento.

El portal rememora en su nota que más de 150 médicos cubanos presentaron demandas en Brasil, buscando igualdad bajo la Constitución brasileña y el derecho a trabajar como contratistas independientes; y destaca que estas demandas surgieron precisamente de la indignación por las injustas condiciones laborales y la baja compensación comparada con lo que el gobierno brasileño pagaba a Cuba por sus servicios.

Después de la denuncia, algunos médicos pudieron conservar sus empleos o regresar a Cuba, mientras que otros fueron despedidos y enfrentaron el exilio. Los jueces brasileños emitieron órdenes judiciales temporales en algunos casos, permitiendo a los médicos cubanos permanecer como contratistas independientes. Sin embargo, el caso de Anis Deli Grana de Carvalho, quien demandó para trabajar independientemente, fue rechazado por un juez federal, citando riesgos políticos y diplomáticos, detalla Estación Claridad.

Médicos y maestros, desertores y emigrantes; desde mercenarios en Ucrania, hasta los cubanos que simplementen permutan para trabajar en el sector privado.

El portal The Guardian recoge en otra nota declaraciones tomadas en La Habana a médicos y profesores, cuyo objetivo es el mismo: EMIGRAR.

Indica el medio que en Cuba, la emigración masiva de profesionales de la salud y la educación está socavando «dos pilares fundamentales de la Revolución»: la salud y la educación.

Debido a los bajísimos salarios y al alza inflacionaria, está ocurriendo una fuga de cerebros significativa; y por ejemplo, en La Habana, varias escuelas y hospitales enfrentan la pérdida de personal cualificado.

En una parte del reportaje se recoge la historia de Ana Delia, enfermera de cuidados intensivos, quien al hablar de su salario dijo que este, ahora equivale a solo $18 dólares al mes; habiéndose reducido a la mitad, por la inflación, en los últimos tres años.

Ana Delia explicó además, cómo la educación de sus hijos también se ve afectada por la falta de maestros en el país.

En las escuelas de La Habana, la situación es desalentadora, con una escasez de recursos y maestros. The Guardian cita el caso de una escuela para niños autistas en el Vedado que ha perdido 13 maestros en dos años, con cuatro de ellos emigrando directamente a los EE. UU. El medio entrevistó a la directora del centro, quien dijo sentirse impotente ante la imposibilidad de retener a los docentes debido a la abrumadora situación económica que padecen. Todos. Hasta ella misma.

Fernando Rodríguez, un maestro de escuela primaria, expresó al medio su deseo de continuar enseñando pero reconoce que a la vez enfrenta la dura realidad de un salario insuficiente. Su sueño, al igual que el de muchos otros, es emigrar.

No todos emigran, pero los que se quedan, se mudan hacia otros empleos más lucrativos.

El medio señala que el sector privado en auge en Cuba, que ahora emplea a más de un tercio de la fuerza laboral de la isla, está absorbiendo mucho del talento que queda.

Pero sí, la mayoría se marcha. Cientos de miles de cubanos han emigrado al extranjero desde que en el 2013, el gobierno de Raúl Castro eliminó la necesidad de un visado de salida.

Tan solo en el transcurso de once meses, desde que la administración Biden pusiera en vigor el programa de «parole humanitario» que permite a los cubanos, junto con otros grupos nacionales, solicitar vivir y trabajar temporalmente en EE. UU., más de 50,000 cubanos ya han llegado a ese país a través de este programa. Algunos de ellos profesionales de la salud y maestros. Todos tienen la ventaja de que, tras residir un año y un día en el país, son elegibles automáticamente para ajustar su estatus migratorio y obtener la residencia permanente legal.

La «lucha» por un futuro mejor, también los sorprende en el ejército y en guerra contra Ucrania

No todos los que emigran son médicos, enfermeras y maestros; así como tampoco, todos los que emigran, marchan hacia el cómodo vecino del norte.

Telemundo51 nos trae la cara más triste de la moneda del exilio cubano: la de los cubanos combatiendo como mercenarios en un ejército extranjero, en una guerra que no los involucra para nada, pero de la que esperan sacar una gustosa tajada a costa del riesgo de arriesgar sus vidas. La tajada, un salario decoroso, mensual, y la posibilidad de optar por la ciudadanía rusa al cabo de un año. Si no perecen en la contienda.

El tema, ya conocido desde que saliera a la luz hace ya cuestión de siete meses volvió a ser noticia en las últimas horas con la visita a Miami de una delegación de parlamentarios ucranianos.

Durante la visita, se denunció la presencia de mercenarios cubanos en el ejército ruso, a pesar de la soberana limpieza de manos de la que fue protagonista el gobierno cubano.

En la Casa del Preso en Miami, un lugar dedicado a los prisioneros políticos cubanos, los parlamentarios afirmaron que están tomando medidas para exponer y sancionar al régimen cubano a nivel internacional por su supuesta participación en el conflicto en Ucrania. Los parlamentarios ucranianos estiman que hay varios miles de mercenarios cubanos, habiendo identificado a 258 de ellos.

Según los parlamentarios, las fuerzas de seguridad ucranianas han obtenido pasaportes de mercenarios cubanos reclutados por Rusia, evidencia que se está presentando al Parlamento Europeo. Esta situación ha generado reacciones en Europa, con países como Suecia solicitando revisar los acuerdos con Cuba, lo cual podría significar un golpe durísimo al gobierno, que aún respira gracias a pequeñas ayudas internacionales, entre ellas la que le brinda la Unión Europea.

tal vez quieras leer: ¡Hasta Boinas Negras cubanos están en el ejército ruso!

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+