Actriz Aly Sánchez confiesa que nunca ha estado ni se ha acostado con nadie para obtener un papel

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
61 %
7.2kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
26 °

La actriz e influencer cubana Aly Sánchez confesó que “gracias a Dios” no ha tenido que hacer “concesiones con nadie” durante sus dos décadas de carrera profesional.

Según señaló, uno de los mejores mentores que tuvo en los tres años que estudió actuación en el Instituto Superior de Arte (ISA), el fallecido actor Alexis Díaz de Villegas, le aconsejó que “jamás” se acostara con un director o estuviera con alguien por un papel porque sería “el primero y el último” que haría, y “he tenido muy claro eso toda mi vida”.

En tal sentido, entrevistada por el humorista cubano Roberto Riverón, conocido como Robertico, la también comediante aclaró que tuvo una mala experiencia en segundo año de la carrera, porque un director “se equivocó en un casting” y ella lo puso en su lugar. Aunque fue algo que la hizo sentir muy mal, después “lo superé”, subrayó.

Además, la modelo de 37 años recordó que participó en varios concursos de belleza en su natal Sancti Spíritus, pero todas las veces perdió porque “siempre fui un pestillo de flaco”.

Asimismo, puntualizó que se mudó con 17 años a La Habana para becarse en el ISA, pero no terminó allí sus estudios porque había ganado la lotería de visas, lo que le permitió emigrar a Estados Unidos.

No obstante, añadió que desde que llegó al ISA, sin haberse leído un libro ni haber ido al teatro a ver una obra o al cine a ver una película, sabía que “el drama no era lo mío”. Aly, que nació “guajirita”, admitió que no tenía la preparación cultural que normalmente tienen quienes ingresan a las escuelas de arte.

También contó sobre su paso por humorísticos cubanos como ‘Se me ocurrió el sábado’, ‘Sabadazo’, donde entró recomendada por Carlos Otero, y ‘Punto G’, así como por algunas telenovelas. “No dejaba de sorprenderme todo lo que me pasaba”, precisó al hablar de cuánto se superó para desempeñarse en esos espacios televisivos.

Por otro lado, rememoró que al llegar a Miami en 2007 tuvo “como cuatro trabajos a la vez”, incluidos uno en un restaurante y “en un lugar que vendía jaulas de perros”, hasta que “el canal 41 me contrató y ya ganaba un poquito más”.

Sobre si disfruta más el trabajo de “la noche con el cubaneo”, el de influencer, o el de televisión, donde destaca su paso por ‘Sábado Gigante’ o ‘News Café’, señaló que cada uno tiene su magia, pero que ella “se va” siempre por la comedia, sin importar el escenario, porque es algo que le permite alegrar la vida de muchas personas.

Preguntada por dónde se gana más dinero: en el teatro, la televisión, las redes o los espectáculos nocturnos, respondió que en el universo digital, porque es más constante. Si bien reconoció que ha sido afortunada de poder “llenar durante años” varios escenarios de Miami con sus shows humorísticos, sabe que “puede no pasar un día, pero las redes seguirán estando ahí”.

Igualmente aseguró que si sigue haciendo televisión es porque en Univisión ha aprendido “muchas cosas que no sabía”. “Soy estable en lo que hago, pero tengo que estar feliz. Si no me gusta, no lo hago”, remarcó.

De la misma forma, explicó que no hace negocios sin que la aconseje su esposo y padre de sus dos hijas, Roberto Balmaseda, con quien cumplirá en noviembre 16 años de relación, en los que solo han estado separados una vez, durante alrededor de un mes.

Por su parte, el propio Balmaseda hizo alusión a las dificultades económicas que ambos pasaron cuando se conocieron y no tenían “ni para la renta”. 

Balmaseda contó que fue topógrafo, trabajó en la construcción y estudió antes de ejercer como técnico quirúrgico, a cargo del trasplante de tejidos, durante una década. “Estuvo muchos años manteniéndome a mí. Estábamos muy escachados y él ganaba muy bien”, detalló su esposa sobre esa época.

“Hemos pasado momentos muy malos y ha sido bonito ir evolucionando poco a poco”, recalcó él, mientras ella confirmó que “por eso disfrutamos tanto ahora que hemos logrado algo”, y “a veces hasta lloramos por eso” y “agradecemos mucho”. “Venimos de abajo”, resumió la actriz que en febrero de 2024 celebrará sus 20 años de carrera artística con un espectáculo en el Miami Dade County Auditorium. 

A cargo hoy de la carrera de su esposa, Balmaseda afirmó que cuando se enamoró de ella era muy inmadura. 

Balmaseda se refirió también al hate que provoca el éxito, por lo que Aly “no debe irse de lo que le está funcionando” y no se centra “en lo que la afecta o le molesta”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+