Connect with us

Cuba

Osamentas en la basura no son de ahora, responde el oficialismo

Published

on

osamentas cementerio de colón basura

Las fotos de unas osamentas arrojadas en cestos de basura en el cementerio de Colón movilizaron al oficialismo que responde: “Las fotos son del 2010”

¿Acaso hay diferencias, entre si son del 2010 las fotos o son del 2021?

Como si existiese alguna diferencia en el tratamiento y el respeto a los fallecidos, las autoridades del gobierno de La Habana dieron “un paso al frente” ante la oleada de críticas con relación a unas fotos que se hicieron virales entre los internautas cubanos. El oficialismo alega que los huesos y en general las osamentas “vistas” tiradas en varios latones de basura, no corresponden a la actualidad, sino que son “fotos viejas”;  precisamente del año 2010.

Bajo el título de “Descalifican imágenes sobre supuestas profanaciones en el cementerio Colón“, el joven periodista del Tribuna de la Habana, Eduardo Douglas Pedroso, recogió las declaraciones hechas durante una reunión del Consejo de Defensa Provincial de La Habana y señala que las fotos de las osamentas vistas en la basura “datan del año 2010, cuando los servicios necrológicos limpiaron las bóvedas estatales con restos de fallecidos que habían sido abandonados por sus familiares”.

Las fotos se esparcieron como pólvora en las últimas horas en la red social de Facebook. Varios medios digitales recogieron el tratamiento dado a los fallecidos, lo que obligó al gobierno de La Habana a realizar una investigación. Ayer miércoles, ante el Consejo de Defensa Provincial (CDP), se dieron a conocer estos “resultados”.

El gobernador de la ciudad, Reinaldo García Zapata, dijo que se realizó “una exhaustiva investigación” y que quedó demostrada “la falsedad de unas fotos que circulan en redes sociales sobre supuestas manipulaciones de restos humanos ocurridas recientemente en el Cementerio de Colón”.

Bien, “cuadro”: no hay falsedad alguna. En todo caso, las imágenes divulgadas corresponden a la década anterior; pero falsas no, no lo son.

Este funcionario apuntó además que las fotos fueron tomadas por alguien “cuando los servicios necrológicos limpiaron las bóvedas estatales con restos de fallecidos que habían sido abandonados por sus familiares, hacía más de una década”. Al parecer el procedimiento mediante el cual se realiza esta “limpieza” no importa. O al parecer, este es el procedimiento.

En la comisión, el coordinador gubernamental de Fiscalización y Control , el director provincial de Servicios Necrológicos, el director del cementerio y la especialista principal de fiscalización en el Gobierno provincial, se encargaron de decir que este asunto “es viejo y peina canas”, y que si los familiares no reclamaron estas osamentas en su debido momento, pues a la basura. ¡Y no se diga más!

osamentas basura cementerio de Colón

El Gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, afirma que las imágenes divulgadas datan del año 2010, “cuando los servicios necrológicos limpiaron las bóvedas estatales con restos de fallecidos que habían sido abandonados por sus familiares, hacía más de una década.” Foto: Eduardo Douglas Pedroso

Las osamentas se depositaron en el Monumento al Hombre Común

Las osamentas vistas en la basura del Cementerio de Colón se habrían depositado luego en el Monumento al Hombre Común, un espacio creado dentro del camposanto para dar sepultura a todos los restos de los fallecidos sin familia reconocida; o de aquellos cuyos familiares nunca se presentaron a los actos de exhumación.

“Pasados los cinco años se efectúa el acto de exhumación y los restos se depositan en el Monumento al Hombre Común, lugar destinado a estos fines y que recientemente recibió mantenimiento”, detalla el informe presentado que al parecer, según lo expresado por los más altos funcionarios de la capital, es una respuesta convincente.

Debemos recordar que esta no es, ni de casualidad la primera denuncia realizada en la isla con relación a los tratamientos dados a los fallecidos en la isla, aunque sí es la primera ocasión en que son vistas osamentas en cestos de basura.

Al menos dos veces en años anteriores por las redes sociales se divulgaron imágenes de familiares llevando a sus seres queridos, fallecidos, “calzada abajo”; en una carretilla o en una camilla.

En otra ocasión, desde el Oriente del país, se denunció como unos familiares debieron arrojar hielo sobre el cadáver de un fallecido porque no aparecía el carro que debía venir a recogerlo; algo que también sucedió en la provincia de Las Tunas.

En Santiago de Cuba, además, se hizo notorio el caso de un fallecido cuyo cadáver desapareció, y al momento de la exhumación no estaba donde debería estar y generó todo un revuelo en la sección Acuse de Recibo del diario oficialista Juventud Rebelde.

tal vez quieras leer: Los muertos no descansan en Santiago de Cuba

No está tampoco muy lejano en el tiempo la denuncia hecha por el locutor Yunior Morales con relación a una tía fallecida, que fue colocada en un ataúd con la madera podrida; algo que también sucedió también en Holguín; y para no ir muy lejos en el tiempo, el pasado mes de marzo una cubana, desde La Habana denunciaba que le habían entregado el cadáver equivocado de su padre.

No olvidemos que el Cementerio de Colón fue hace unos años atrás objeto de severas críticas por vaciar una bóveda, sin conocimiento de los familiares dueños de la misma.

A ello súmese otras tantas denuncias de tumbas abiertas, cadáveres profanados, osamentas vendidas en el mercado negro para trabajos de brujería.

Si el gobernador de la ciudad, Reinaldo García Zapata, cree que todo esto es incierto, que se dé un salto “digital” al diario Escambray, donde no hace mucho tampoco -en el 2020, para ser más precisos- el diario oficialista de ese territorio denunció otros sucesos muy similares a estos que ahora, explica él, “son falsos”.

El problema, repito, no es el año en que fueron tomadas las fotos.

Ariel P.



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO