Vladimir Putin ordena ataque de Rusia a Ucrania

Havana
muy nuboso
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
1.5kmh
75 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °

Rusia rompió la víspera las hostilidades con Ucrania, en lo que el presidente ruso Vladimir Putin anunció es el inicio de una «operación militar especial».

Aunque el presidente ruso dijo que no se trata de una invasión, lo cierto es que el ataque va más allá del preámbulo de una guerra para convertirse en una realidad.

Putin anunció el comienzo de las acciones militares minutos antes de las 6 a.m. de este jueves, hora de Moscú y dijo se trata de un proceso de «desmilitarización» en territorio de su vecino.

«He tomado la decisión de llevar a cabo una operación militar especial con el objetivo de defender a las personas que durante ocho años han sufrido persecución y genocidio por parte del régimen de Kiev. Para ello, nos propondremos la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania», afirmó el mandatario ruso en una declaración televisada que, a pesar de la hora, fue ampliamente seguida por millones de ciudadanos rusos.

Horas antes, el presidente de Ucrania había preguntado cómo un pueblo que perdió a ocho millones de sus ciudadanos luchando contra los nazis apoya al nazismo.

«¿Cómo podría ser yo un nazi?» dijo Zelensky, quien es además judío.

Putin fue más allá y justo después del anuncio efectuado dijo que cualquier intento de interferir en su decisión, por parte del resto de la comunidad internacional tendría consecuencias «como nunca antes ha experimentado en su historia».

«Estamos preparados para cualquier giro de los acontecimientos», afirmó Putin.

Se desmarcaba así, el mandatario ruso de la condena, las sanciones internacionales y la repulsa internacional que este tipo de acción, en pleno siglo XXI, tras amenazas de un nuevo período de la llamada Guerra Fría se ciernen sobre la comunidad internacional.

Putin instó a los militares ucranianos a «deponer las armas de inmediato y volver a casa».

«Todos los miembros del ejército ucraniano que sigan estas exigencias podrán abandonar la zona de combate», dijo el presidente Putin.

De igual modo lanzó fuertes advertencias a los países que han respaldado a Ucrania y a otros como EE.UU. que han valorado – o al menos hablado – sobre apoyo a Ucrania, que Vladimir Putin pudiera considerar como respuestas militares contra Rusia. Putin acusó a Estados Unidos y sus aliados de ignorar las demandas de Rusia de evitar que Ucrania se una a la OTAN y de garantías de seguridad.

«Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata,» afirmó.

Putin, aunque diga ahora lo contrario, lanzó amenazas directas y para nada solapadas al resto de la comunidad internacional, al señalar que «nadie debería tener dudas de que un ataque directo a nuestro país conducirá a la destrucción y a horribles consecuencias para cualquier agresor potencial». El mandatario ruso destacó que su país es «una de las potencias nucleares más potentes,» en una clara señal de que está dispuesto a llevar esta «operación militar especial» hasta las últimas consecuencias y que, si alguien interviene podría complicarse el panorama pero ellos están preparados; incluso para no hacerle caso al Consejo de Seguridad de la ONU, de la cual son parte.

El mandatario ruso agregó que la operación busca llevar ante los tribunales a quienes perpetraron crímenes sangrientos contra la población civil, incluidos los ciudadanos de la Federación Rusa.

Putin señaló que actuaba siguiendo una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas de la región del Donbas, establecidos al este de Ucrania en 2014, una afirmación falsa que Estados Unidos había predicho que haría como pretexto para una invasión.

El líder ruso lanzó la ‘operación militar especial’ repitiendo una serie de afirmaciones infundadas que hizo esta semana, incluida la alegación de que el gobierno elegido democráticamente de Ucrania había sido responsable de ocho años de genocidio.

El ataque ruso

Su ataque sin embargo, parece estar encaminado a controlar la zona aeroportuaria de la capital ucraniana, Kiev y evitar una reacción militar por parte de las fuerzas opositoras.

Las tropas rusas lanzaron su anticipado ataque contra Ucrania el jueves y las explosiones comenzaron a sonar en Kiev bien temprano en la mañana. Justo tras las explosiones iniciales en Kiev, se podía escuchar a la gente gritando en las calles; pero luego volvió una sensación de normalidad, con autos circulando y gente caminando también por las calles.

El ejército de Rusia traspasó la frontera en varios lugares, en el norte, sur y este, incluso desde Bielorrusia, un aliado ruso desde hace mucho tiempo.

Se sabe que al menos siete personas murieron, incluidos civiles, pero un asesor presidencial ucraniano dijo que más de 40 soldados habían muerto y decenas más resultaron heridos. Se conoce que al menos un hombre murió cuando las fuerzas rusas bombardearon la ciudad de Chuhuiv, en las afueras de la ciudad principal de Kharkiv.

Las sirenas de advertencia resonaron en toda la capital, que tiene una población de casi tres millones.

«No entendemos qué debemos hacer ahora», dijo a la BBC una mujer llamada Svetlana.

«Ahora nos dirigimos a un lugar donde podemos estar seguros y esperamos poder irnos de manera segura. Tenemos familia en Mariupol y ahora están muy nerviosos».

Las grandes explosiones se sintieron además en Kharkiv y Odesa, al tiempo que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, declaró la ley marcial en el país. Zelenskyy declaró que Rusia atacó la infraestructura militar de Ucrania e instó a sus ciudadanos a quedarse en casa y no ser presas del pánico.

«Sin pánico. Somos fuertes. Estamos listos para cualquier cosa. Derrotaremos a todos, porque somos Ucrania», dijo en un comunicado emitido en video.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, describió el asalto como una «invasión a gran escala» y dijo que Ucrania «se defenderá y ganará.»

«El mundo puede y debe detener a Putin. El momento de actuar es ahora,» señaló además.

Vitali Volodímirovich Klichkó, exboxeador profesional del peso pesado y leyenda del boxeo mundial con sus 45 victorias – 15 de ellas por el título mundial de peso pesado: tres por la OMB en 1999, y doce por el CMB en 2004 y desde 2008 hasta 2012 – y solo dos derrotas ante Chris Byrd y Lennox Lewis, pero ahora devenido político y alcalde de Kiev, aconsejó a los residentes de esa ciudad a que preparen bolsas de viaje con las necesidades y documentos si necesitan evacuar. Según testigos, decenas de personas fueron vistas con maletas mientras se dirigían a sus autos para salir de la ciudad.

Sin embargo, el ejército ruso dijo que atacó bases aéreas ucranianas y otros activos militares y que no atacó áreas pobladas. El comunicado del Ministerio de Defensa ruso dijo que el ejército estaba usando armas de precisión y afirmó que «no hay amenaza para la población civil».

Esta afirmación pudfera ser cierta y fue al menos parcialmente corroborada por Anton Gerashchenko, asesor del ministro del Interior de Ucrania, quien en su página oficial de Facebook dijo que el ejército ruso había lanzado ataques con misiles contra instalaciones de comando militar, bases aéreas y depósitos militares ucranianos en Kiev, Kharkiv y Dnipro.

Las consecuencias de una guerra Rusia – Ucrania

Más allá de las bajas militares y civiles – porque sí, siempre entre estos últimos hay un número de víctimas – las consecuencias del conflicto ruso ucraniano pudieran repercutir de inmediato en el mundo bursátil.

El cierre de los oleoductos rusos que suministran combustible y energía a Europa, ha provocado desde ya un alza en el precio del combustible. Incluso, que repercute en los EE.UU.

tal vez quieras leer:

Conflicto Rusia – Ucrania dispara precio de la gasolina en Miami

Reportes de prensa señalan que ya se sienten los efectos en los mercados financieros mundiales del recién estrenado conflicto bélico.

«Los mercados bursátiles asiáticos se desplomaron y los precios del petróleo subieron cuando comenzó el ataque,» señaló la agencia Reuters esta mañana.

La respuesta de EE.UU. al presidente ruso Vladimir Putin.

El presidente Joe Biden hasta el momento se ha limitado a prometer nuevas sanciones para castigar a Rusia por la agresión a Ucrania. En una declaración escrita, el presidente Joe Biden calificó de «ataque no provocado e injustificado» lo sucedido, y dijo que tanto EE.UU. como sus aliados «‘harían que Rusia rindiera cuentas» por sus acciones.

Biden dijo que hablaría a la nación este jueves en la mañana y que sostendría una reunión de los líderes del Grupo de los Siete, aunque independientemente de esta reunión se espera el anuncio de más sanciones contra Rusia. Joe Biden realizará una alocución especial desde la Casa Blanca, luego de hablar con los aliados de Washington en Europa y las fuerzas de la OTAN.

Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se había reunido de emergencia el jueves a petición de Ucrania, justo horas antes de la inminente invasión antes de producirse la declaración de Putin, espera reunirse esta mañana de jueves.

Qué ha invadido Rusia hasta ahora

Rusia ha decidido atacar primero la infraestructura militar de Ucrania y las unidades de guardia fronteriza, según el presidente ucraniano Volodomir Zelensky.

Según se conoce vehículos militares rusos habían cruzado la frontera cerca de Kharkiv en el norte; Luhansk, en el este, en Crimea, al sur, y en la parte fronteriza con Bielorrusia.

El líder autoritario de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, dijo que los militares de su país no estaban involucrados en la operación, pero dijo que podrían intervenir si era necesario. Los tanques rusos también fueron vistos en las afueras de Kharkiv, una ciudad de 1,4 millones de personas. Según informes, las fuerzas rusas atacaron por mar las principales ciudades portuarias de Ucrania de Odesa en el Mar Negro y Mariupol en el mar interno de Azov.

El ejército de Ucrania dijo que el aeropuerto internacional de Boryspil de Kyiv estaba entre varios aeródromos que habían sido bombardeados, junto con la sede militar y los almacenes en las grandes ciudades de Kiev, Dnipro, Kharkiv y Mariupol.

El Sr. Zelensky dijo que Rusia había posicionado a casi 200,000 tropas y miles de vehículos de combate en las fronteras de Ucrania.


con información de agencias

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+