Una Cuba camino al hundimiento hace un guiño a la inversión extranjera

Havana
muy nuboso
22.2 ° C
22.2 °
22 °
88 %
5.1kmh
75 %
Sáb
22 °
Dom
22 °
Lun
24 °
Mar
25 °
Mié
27 °

En un contexto de crisis económica y desafíos políticos, Cuba se encuentra en una encrucijada que pone en juego su futuro. La reciente suspensión de vuelos de la aerolínea española Iberojet, una de las opciones más económicas para volar a la isla desde España, es un reflejo de los tiempos turbulentos que enfrenta la nación caribeña, y de los cuales parece no darse cuenta la casta gobernante en la isla.

Según fuentes cercanas a la aerolínea, la suspensión, que comenzará a mediados de enero de 2024, se debe a la baja ocupación de los vuelos y a la situación general del destino, Santiago de Cuba, que no está preparada para responder a las expectativas de los turistas, señala el diario Huffington Post en un artículo titulado «España se queda sin el chollo para visitar Cuba».

Lo cierto es que la decisión de Iberojet es solo un ítem negativo más en una serie de datos que han venido afectando al país. El turismo, un pilar fundamental para la economía cubana, muestra números desalentadores desde el fin de la pandemia, e Iberojet no es la única aerolínea que ha bajado a tierra a los aviones que cubrían el destino Cuba. Delta, United, Jetblue y Southwest, desde los EE.UU. también lo han hecho.

El mercado turístico parece haberse cansado de Cuba, y los datos son desoladores, aunque en algunas agencias le vaya aún bien.

Ese es el caso de la agencia Alma Travel, en Roma, Italia. Según un texto aparecido en la web La agenzia di viaggi mag, las preferencias de viaje de invierno de los italianos, siguen siendo viajes a destinos cálidos para el próximo invierno de 2023/2024, y Cuba «sigue siendo una opción popular debido a su vibrante cultura, hermosas playas y atmósfera única, especialmente con la flexibilización de las restricciones de viaje que hacen que La Habana y Varadero sean más accesibles».

Su posición geográfica parece beneficiar a la isla, pues el Caribe muestra una gran demanda a pesar de un aumento de precios del 10-15%, pero la competencia que representan destinos como México o República Dominicana no juegan a favor de la isla, que pierde en términos de comodidades y servicios, según señala el portal Preferente.com en un texto titulado «Cuba se hunde».

Lo cierto es que en términos prácticos los cubanos parecen estar tocando fondo. Y fangoso. Propicio para el hundimiento. Desde la isla se han reportado entregas, en bodegas, de sólo arroz y azúcar, para el mes. En el municipio de Banes, Holguín, solo lo segundo.

En medio de tan complejo panorama, Cuba inauguró la edición 39 de la Feria Internacional de La Habana (Fihav), su mayor bolsa comercial, con la intención de atraer inversión extranjera a la isla.

Todavía el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ricardo Cabrisas, anda detrás de los fantasmas políticos que, dentro del Partido Comunista de Cuba impiden que la isla se abra de manera definitiva a esta. Cabrisas, sin nombrar esos dinosaurios políticos que impiden su realización más plena y orgasmo económico, se limitó a destacar los esfuerzos por «flexibilizar» el «marco legal» para eliminar «obstáculos internos» y facilitar la labor del capital extranjero.

En la Feria se han inscrito apenas 63 países y 844 empresas, muchísimo menos que las cifras que, por ejemplo, exhibían entre los años 1996 al 2016.

Cuba, de boca hacia afuera ha anunciado que busca abrirse al mundo y dar la bienvenida a capitales de cualquier nación, incluyendo los de propiedad de cubanos en el extranjero, pero esto es apenas de manera verbal. Hasta el propio asesor de economía enviado por el gobierno de Rusia a La Habana, ha dicho que las reformas que necesita el país, son frenadas en lo interno del Partido Comunista, Estado y Gobierno cubanos, que se niegan a reconocer que el sueño de Fidel Castro, es imposible de materializarse.

Es obvio que no hablamos de un país lleno de recursos, porque al fin de cuentas una mala racha la tiene cualquiera. No. Estamos hablando de un país que necesita importar el 80% de lo que consume, con recurrentes dificultades para obtener divisas necesarias debido a las sanciones y su propia falta de ingresos.

Cuba necesita buscar nuevas vías de financiamiento y estas no caen por gracia y filias políticas, si bien hay países que asisten a la FIHAV, casi que por compromiso moral, cultural e histórico, como lo es el caso de España, nación con mayor presencia en el cónclave. Cuba le debe cerca de $400 millones de euros a España, pero a pesar de estas deudas legendarias, la nación ibérica y sus empresarios, se resisten a la idea de abandonar ese barco de madera carcomida.

El anuncio de apertura hecho por el gobierno de Cuba, de que está intentando promover acciones para reactivar su economía deprimida, es una respuesta desesperada y una afirmación de que «no está dispuesta a rendirse y busca activamente soluciones para su recuperación económica», aclara Reuters.

Y es precisamente aquí donde radica la clave de todo. Si no están dispuestos a un verdadero cambio, e insisten en maquillar el muerto, terminarán – y terminarán los cubanos – hundidos en el abismo de la desesperanza.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+