Represión continúa; el activismo en Cuba también

Havana
cielo claro
15.2 ° C
15.3 °
15.2 °
94 %
1.5kmh
0 %
Vie
25 °
Sáb
24 °
Dom
22 °
Lun
24 °
Mar
26 °

El gobierno cubano emplea disímiles recursos en ocultar la fuerza del activismo en Cuba. La prensa oficialista miente y manipula descaradamente.

Activistas cubanos se sumaron a una convocatoria lanzada por la plataforma Archipiélago de continuar «puestos» hasta el día 27 de Noviembre, en medio de una jornada que lejos de avizorar cambios para bien en la isla por parte del oficialismo, lo que presagia es seguir el rumbo trazado contra un activismo en Cuba cada vez más popular.

La jornada de ayer fue pletórica en torpezas por parte de la casta enguayaberada – término que usa el colega Carlos Cabrera Pérez en sus artículos de opinión en Cibercuba Noticia – con salpicaduras y chorros de mondongo y sarcocho por doquier.

En ello, en frenar el activismo en Cuba han puesto su mayor esfuerzo los acólitos de siempre, y otros nuevos, recién incorporados al despelote, hasta con roces en el paroxismo y la locura. ¿Cómo puede entenderse que, por ejemplo, un semi crítico musical y devenido periodista de Granma como Oni Acosta Llerena haya lanzado una piedra envenenada contra Chucho Valdés?

A no dudarlo, luego de la reacción vista esta mañana por parte del oficialismo en pleno del MINCULT, se viene otras jornadas grises y una «respuesta oficial» a las palabras de ese otro monstruo musical cubano: Leo Brouwer; pero de esto ya hablaremos luego.

El activismo en Cuba ha horadado espacios que se creían intocables por la Revolución cubana, pero a esta no le han faltado ideotólogos para defenderla mientras, de paso, manipulan la realidad.

Entre esos que intentan denostar contra el activismo en Cuba y empequeñecerlo y obviar su fuerza incipiente y ya constante, están los ya acostumbrados, con Humberto López a la cabeza; y otros que, como Edda Díz Garcés y Bárbara Vasallo – periodistas oficialistas ambas, pero de bajo perfil dada la edad – andan por las redes muy desmejoradas ambas, intentando hacer ver que lo sucedido en casa de Yunior García Aguilera el domingo 14 de noviembre y ayer lunes 15, es parte «del proceso» para «garantizar la paz ciudadana.

Noticia relacionada: Humberto López se equivoca y filma a la policía apostada en la Esquina de Toyo

Ese maquillaje que el gobierno intenta mostrar, señalando una Habana tranquila – además – esa sorna perenne a Yunior «el durmiente», obviando la lógica represiva y restrictiva de derechos y movilidad desarrollada en su contra, no solo fue vista en estos perfiles oficialistas o en la prensa oficial o en periodistas oficialistas. También el medio Oncuba, se definió un poco más hacia la senda izquierda del periodismo – si es que existe esa zona – con un artículo en el que asegura que «hasta el mediodía de este lunes no parecía haber ocurrido ningún intento de marcha opositora», obviando que, para impedirlo, el régimen cubano desarrolló un costoso aparataje represivo que incluyó actos de repudio frente a viviendas, secuestros domiciliarios, despliegue de fuerzas militares y militarización de las calles, con atisbos de locuras, como el sucedido en la ciudad de Bayamo, cuando agentes de la PNR impidieron a un anciano opositor que saliera de su casa, cuando este apenas – dijo – se dirigía a la bodega a buscar el pan.

Si a un anciano no se le deja ir a buscar el pan, por temor «al que dirá», ya uno puede tener la idea de por dónde van los tiros contra el activismo en Cuba.

Pero de estos, de los activistas, de lo que ha trascendido hasta hoy martes en la mañana, hablaremos más adelante.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+