¿Qué hay detrás del encuentro de Díaz-Canel con representantes del sector agrícola de EE.UU.?

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27.2 °
54 %
4.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
31 °

“Este es un sector que siempre ha tenido comprensión y sensibilidad hacia el pueblo cubano”, elogió el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel tras reunirse esta semana con una delegación de la Asociación Nacional de Departamentos de Agricultura de Estados Unidos (Nasda, por sus siglas en inglés). 

Pero, ¿qué hay detrás de este encuentro? ¿Por qué es la primera vez que directivos de la Nasda visitan Cuba, pese a que el país ha recibido numerosas delegaciones de agricultores estadounidenses en los últimos años?

Si bien el gobernante antillano reconoció que el sector agrícola de Estados Unidos, “con el que tenemos una relación de larga data”, “siempre ha trabajado por encontrar caminos que derrumben muros”, “caminos de mayor beneficio para ambos países”, los norteamericanos dejaron claro que el intercambio debe ser de ambos lados.

Aunque se mostró optimista de cara a “la posibilidad de una cooperación con Cuba”, porque “puede que existan nuevas oportunidades”, lo cual transmitiría a las autoridades de su país, el presidente de la Nasda, Ted A. MCKinney, recalcó que “no tenemos ese rol de interceder para relajar las sanciones (económicas) del embargo”.

El empresario norteamericano, que estuvo al frente de la delegación de una docena de representantes del sector agrícola de varios estados como Indiana, Connecticut, Montana, Minnesota y Louisiana, Maine, y Carolina del Sur, manifestó su “compromiso” de apoyar el intercambio con Cuba, pero este debe ser en ambas direcciones”.

La visita, que según MCKinney tuvo el fin de “hacer amigos, desarrollar contactos y explorar la posibilidad de comercio entre los dos países”, ratifica que, como recalcaron las autoridades cubanas, existe un diálogo permanente con los granjeros estadounidenses.

No se puede olvidar que el “activismo” de esta rama económica fue fundamental para que el Congreso de Estados Unidos aprobara en 2020 la ley de Reforma de las Sanciones y autorizara de forma excepcional la venta de alimentos y de productos agrícolas a Cuba.

Lo anterior posibilitó que Cuba comprara alimentos en Estados Unidos, pero “en condiciones desventajosas, por imposición de los sectores anticubanos y en contra de la voluntad de los agricultores estadounidenses”.

Según la cronología de estos vínculos, han respaldado proyectos de ley para flexibilizar regulaciones del bloqueo, como los opuestos a la prohibición de viajes a Cuba y los dirigidos a favorecer el otorgamiento de créditos y lograr que se autoricen exportaciones cubanas a la nación vecina, hoy prohibidas.

Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, vale resaltar que ambos países firmaron dos memorandos en el área agrícola.

Además de múltiples visitas federales y estaduales a la Isla, cabe mencionar el viaje realizó a Cuba en 2015 el Secretario de Agricultura de Estados Unidos y en 2016 el Ministro de Agricultura de Cuba. Destacan, además, las visitas individuales de comisionados y secretarios de agricultura a la Mayor de las Antillas.

Si el embargo comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba, vigente desde 1962, no existiera, de acuerdo con la Nasda, el intercambio agrícola bilateral se cuadriplicaría, ya que iría de los actuales 250 millones de dólares al año, a alrededor de los 1.000 millones.

En tal sentido, Díaz-Canel aseguró que “si no fuera por el bloqueo tuviésemos muchísimas oportunidades mutuas de trabajo, de avanzar en beneficio de ambos pueblos”, porque “somos un país pequeño, pero no un mercado despreciable”.

Según reportó esta misma semana El Nuevo Herald, las exportaciones de alimentos y otros productos de Estados Unidos a Cuba crecieron el año pasado un 12.4% respecto al 2021, cuando se autorizaron por primera vez las pequeñas y medianas empresas privadas en la isla, conocidas como mipymes.

De hecho, al disminuir grandemente en los últimos años la capacidad del gobierno cubano para pagar en efectivo por adelantado, que es un requisito que exige Estados Unidos para vender alimentos y productos agrícolas a Cuba, el comercio ha sido salvado por las mipymes, que desde mediados de 2021 comenzaron a importar suministros para sus negocios y para vender en la isla.

En cualquier caso, el país caribeño sufre un desabastecimiento crónico desde hace décadas, por lo que normalmente escasean alimentos básicos como la leche en polvo, los huevos, el aceite, el pan, la harina de trigo y el pollo.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+