Muere otro mercenario cubano en la guerra ruso-ucraniana, sin pasaporte ruso y sin dinero prometidos

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
61 %
2.1kmh
75 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
33 °
Lun
29 °

En medio de rumores cada vez más recurrentes y fuertes con relación a impagos por parte de las autoridades rusas en el compromismo contraído con los cubanos que se enrolaron en la guerra contra Ucrania a cambio de la ciudadanía rusa y alrededor de dos mil dólares mensuales, llega la noticia de la muerte de otro mercenario cubano.

Según dio a conocer el activista Niover Licea, el joven cubano identificado como Ricardo Rodríguez, de 24 años, un joven habanero residente en la barriada de San Leopoldo, sería la – tristetemente por ahora – última víctima cubana en este conflicto ajeno, que por un puñado de dólares y la promesa del otorgamiento de una ciudadanía, terminó posiblemente engañado. El cubano, pensando que iría a trabajar en la construcción o a desempeñarse en la retaguardia y terminó en el frente de batalla ruso-ucraniano y convertido en mercenario.

Niover dio a conocer, a través del testimonio de una fuente, que «Pocho», como era conocido por sus amigos Ricardo, salió de Cuba en enero de este año contratado «para un supuesto trabajo, en el que no le dijeron que matar, era parte del mismo», indicó el influencer.

«Desde hace 18 días estaba desaparecido» indicó , y señaló que estos jóvenes han sido engañados por reclutadores rusos, sí, pero también «reclutadores cubanos que operan aparentemente bajo la complicidad de la dictadura» en la isla.

Lo más triste en estas historias es que se trata de un engaño doble. No solo les prometen que irán a la guerra, sí, pero no al campo de batalla, sino que también no les pagan, mientras están allí.

Niover, en conversación telefónica, dijo a este redactor que la familia del mercenario cubano fallecido le dijo que no le habían pagado en los cuatro meses que estuvo en la guerra; y nos dio a conocer otro caso, igual de lamentable, la muerte de otro cubano que nunca le pagaron el tiempo que estuvo en el ejército: Pedro Antonio Romero Basulto.

Una fuente que declinó dar más información al respecto, dijo bajo anonimato a este redactor que a Moscú han llegado varios cubanos traídos desde el frente de batalla, presuntamente con «la baja», justo antes de cumplir el año.

Lo curioso es que este licenciamiento, justo antes de cumplirse el año del contrato, lo hace precisamente es eso: no cumplir la letra que dice que, al año, se les otorgaría la ciudadanía rusa con plenitud de derechos. Por si fuera poco, esa «baja», sirve como excusa también para no pagarle lo que les deben.

«Son ahora – siempre lo fueron – inmigrantes. Y aquí en Rusia, los inmigrantes sin papeles, no tienen ningún derecho a reclamar nada,» puntualizó la fuente.

tal vez quieras leer: Cubanos emigrantes: desde los «desertores» de la educación y la salud, hasta los mercenarios en Ucrania

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+