Marco Rubio está en contra del Parole Humanitario

Havana
algo de nubes
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
94 %
1.5kmh
20 %
Mié
29 °
Jue
29 °
Vie
29 °
Sáb
31 °
Dom
28 °

El senador Marco Rubio vuelve a estar en el medio de una balacera por su actitud hacia los inmigrantes. Recordemos, antes que todo, que él es hijo de inmigrantes cubanos.

No es la primera vez que Rubio ses objeto de críticas por su accionar – o tal vez sea mejor decir, no accionar – con el tema de los inmigrantes. Fue fuertemente criticado por su inacción y palabras dichas a raíz de la primera crisis con los migrantes cubanos que quedaron varados en México. Mientras miles de cubanos miembros de la comunidad cubana en el exilio movilizaron esfuerzos para hacer llegar ayuda a los cubanos que quedaron «del lado de allá del puente», él y Carlos Curbelo tomaron otra dirección. A Carlos Curbelo le costó el puesto de Congresista. Él, Rubio, se salvó por un pelín.

Recientemente, en el 2022, se le vino azuzando en la prensa fuera de Miami, porque Marco Rubio no daba pasos concretos para dar solución al problema migratorio. Más específicamente: se le enjuiciaba por criticar mucho pero no exponer soluciones.

Su política ha sido estrictamente basada en la ley. EE.UU. no debe permitir la entrada de inmigranets ilegales a su territorio. Sean haitianos que vienen huyendo de la miseria; venezolanos y nicaragüenses que vienen huyendo de regímenes totalitarios; sean cubanos que, como mi padre, huyeron de totalitarismo en Cuba.

Ahora, que la administración Joe Biden ha implementado un plan que parece estar surtiendo efecto – los números de inmigrantes ilegales van en picada – Marco Rubio vuelve a oponerse porque, según él, «ningún país del mundo puede asumir ese coste».

Marco Rubio dijo estar en contra del Parole Humanitario que ha traído a los EE.UU. de manera expedita a cientos de cubanos y se mostró a favor de la demanda presentada por una veintena de estados republicanos para anular el nuevo programa.

“Ningún país del mundo puede asumir el costo de miles y miles de personas al día que están llegando a EE.UU. de todas partes del mundo, no simplemente de Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo el republicano en entrevista exclusiva con el periodista Mario J. Pentón para America Tevé.

“Esto tiene un costo y el costo lo estamos asumiendo nosotros, no el Gobierno federal”, aseguró, el senador Marco Rubio, y aclaró que hasta el momento no han recibido ni un centavo del gobierno federal.

Expuso su lado más xenófobo al decir que «cada vez que entran personas, si hay mil personas entre esas mil van a haber criminales y cuando cometen delitos, eso también supone un costo adicional para nuestros policías, el sistema de cárceles, de las cortes, etcétera”. Marco Rubio, por ejemplo, no aportó soluciones para que esos inmigrantes recién llegados tengan acceso inmediato a oportunidades laborales o obtener una licencia de conducción; dos puntos que está impiéndole a miles de cubanos trabajar legalmente en los EE.UU. Unos esperan, presionan, y trabajan por la izquierda; otros simplemente se lanzan al invento.

Aunque admitió que «el proceso legal y ordenado es mejor que tirarse en una balsa al mar», dijo también que cada vez que existe un programa como este, eso crea un incentivo contraproducente para que más personas traten de emigrar a Estados Unidos; un país formado históricamente por inmigrantes.

Luego, Marco Rubio tocó la interesante tecla de que muchos de esos inmigrantes recién llegados, entran y reciben más ayudas federales que personas que llevan 30 y 40 años trabajando en los EE.UU., aunque este asunto en la realidad no se comporta tal cual él lo describe y dijo finalmente que él entiende que los cubanos, venezolanos y nicaragüeses huyen de las dictaduras, pero argumentó que EE.UU. no puede hacerse cargo de todos los ciudadanos de una nación.

“Una cosa es un individuo que se haya enfrentado por diferencias con un gobierno y otra es que estemos hablando de millones de personas, que es el caso de Venezuela, Cuba y Nicaragua, donde todo el mundo que vive en esos países puede decir que son perseguidos políticos, ya que allí no existe libertad de expresión, libertad de organizarse, etcétera”, opinó el senador Marco Rubio, que cada tiene menos pinta de cubano.

A pesar de él y de muchos otros, el Parole Humanitario implementado por la administración Biden se mantendrá vigentes hasta al menos el 25 de abril, fecha en la que un tribunal federal de Texas discutirá los argumentos presentados en contra del programa por una veintena de estados, entre ellos la Florida, de la cual Marco Rubio es senador.

nota que tal vez quieras leer: Por qué tantos pagan un coyote y no quieren ser patrocinador

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+