Los Weir: la pareja escoceca que ganó 161 millones en la Lotería y por poco lo gasta todo en 10 años

Havana
lluvia de gran intensidad
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
94 %
4.1kmh
75 %
Sáb
25 °
Dom
29 °
Lun
28 °
Mar
30 °
Mié
31 °

Una pareja de Escocia, Colin y Christine Weir, hicieron historia cuando ganaron la lotería Euromillones en 2011, con la friolera de £161 millones, la mayor ganancia en la historia de la lotería escocesa. Pero, en unos pocos años, habían gastado toda su fortuna en gastos frívolos, lo que los llevó a su ruina financiera, según revela en un artículo el diario La Vanguardia.

La pareja gastó £ 100,000 por semana desde 2011 en adelante, y solo una década después, quedó una cuarta parte de su fortuna.

Colin gastó el dinero en autos, un club que amaba y donaciones caritativas. Incluso compartió su riqueza con sus amigos y familiares.

Colin también organizó una lujosa fiesta y un evento de £1 millón en el Trump Turnberry, donde los invitados disfrutaron de langosta, champán y sopa de trufa, solo unas semanas después de su fallecimiento.

Dejó su fortuna restante a sus dos hijos, Carly y Jamie, con Christine. Su patrimonio incluía muebles, joyas y obras de arte valoradas en aproximadamente £ 212,000. Colin era dueño de cuatro autos de lujo, incluido un Bentley Arnage antiguo, un Jaguar F-Pace de tres años, un Mercedes Benz Clase E Estate de cuatro años y un Mercedes Benz Clase V de 2019.

Colin también compró una participación del 55% en Partick Thistle, su club de fútbol favorito, un mes antes de su repentina muerte. Su intención era donar el club a sus seguidores y entregar su futuro a la comunidad local. Colin vivía en una casa frente a la playa de £ 1,1 millones y cinco dormitorios en Ayr cuando murió.

A pesar del alto ritmo de gasto y la falta de rendimiento de las inversiones, Colin usó su dinero para hacer felices a muchas personas.

Por lo tanto, difícilmente se puede decir que todo se desperdició. Pero, la historia de Colin y Christine Weir es solo un ejemplo de cómo ganar una lotería puede conducir a una caída financiera masiva si no se gestiona adecuadamente.

Muchos otros ganadores de la lotería han perdido su fortuna al cometer los mismos errores, que incluyen gastar generosamente en artículos de lujo, inversiones que no dieron resultado y negocios fallidos. En algunos casos, incluso se encontraron en bancarrota y endeudados.

Estas historias de ganadores de lotería que perdieron sus fortunas muestran cómo la riqueza repentina puede conducir a gastos imprudentes y resaltan la importancia de administrar el dinero de manera responsable. Si bien ganar una lotería puede cambiar la vida, es crucial buscar asesoramiento financiero, invertir sabiamente y controlar los gastos. De lo contrario, la riqueza repentina puede convertirse en una maldición en lugar de una bendición.

Ganar la lotería no siempre es sinónimo de buena suerte

Ganar la lotería es el sueño de muchas personas, pero lo que algunos no consideran es que el dinero no siempre significa felicidad y éxito. En la historia de la lotería hay muchos casos de personas que han dilapidado su fortuna, y aquí exploraremos algunas de estas historias.

Una de las historias más trágicas es la de Jack Whittaker, quien en 2002 ganó $315 millones en la lotería Powerball de Virginia. Al principio, Whittaker estaba emocionado por su suerte y dijo que planeaba usar el dinero para hacer el bien y ayudar a la gente necesitada. Sin embargo, pronto se vio envuelto en una serie de problemas, incluyendo el robo de más de $500,000 en efectivo de su automóvil estacionado. Además, su nieta murió de una sobredosis de drogas, lo que lo llevó a gastar millones en intentar encontrar al traficante que se la suministró.

Whittaker gastó millones en apuestas, regalos y compras extravagantes para él y para otros. Incluso perdió varios autos, incluido un Hummer, a manos de ladrones y enfrentó múltiples demandas. Terminó arruinado y dijo que deseaba haber roto el boleto de lotería cuando lo recibió por primera vez.

Otro caso es el de William Post III, quien en 1988 ganó $16.2 millones en la lotería de Pensilvania. Al principio, gastó dinero en lujosas casas, automóviles y joyas, pero pronto se dio cuenta de que su fortuna estaba desapareciendo. Su esposa lo dejó, sus amigos lo abandonaron y los acreedores lo persiguieron. Finalmente, Post se declaró en bancarrota y tuvo que vender todo lo que había comprado con su dinero de lotería.

En un caso aún más triste, Abraham Shakespeare ganó $30 millones en la lotería de Florida en 2006. Shakespeare, un hombre humilde de bajos ingresos, estaba emocionado por su suerte y planeaba usar el dinero para ayudar a su familia y amigos. Sin embargo, pronto fue abordado por una mujer llamada Dorice «Dee Dee» Moore, quien lo convenció para que le transfiriera su fortuna. Moore, que fue condenada por asesinato en primer grado, mató a Shakespeare y ocultó su cuerpo debajo de un cobertizo.

Del mismo modo, Michael Carroll ganó la Lotería Nacional del Reino Unido en 2002, lo que le reportó 9,7 millones de libras esterlinas. Gastó millones en drogas, fiestas y automóviles, incluidos dos BMW, un Range Rover y un Nissan. Incluso trató de comprar un castillo y contratar a un mayordomo. Después de perder la mayor parte de su fortuna, volvió a trabajar en una fábrica de galletas.

No todos los casos son tan extremos, pero muchos ganadores de la lotería han dilapidado su fortuna de maneras menos dramáticas. Algunos simplemente gastan demasiado dinero en lujos y caprichos, mientras que otros se enfrentan a la presión de amigos y familiares que les piden dinero prestado constantemente.

En algunos casos, los ganadores de la lotería han logrado evitar caer en la trampa de la mala administración del dinero.

Por ejemplo, Sandra Hayes, quien ganó $224 millones en la lotería Powerball en 2006, dijo que estableció un fondo fiduciario y contrató a un equipo de abogados y asesores financieros para ayudarla a administrar su dinero. De esa manera, pudo disfrutar de su fortuna sin preocuparse por gastar demasiado o ser víctima de estafadores.

En conclusión, ganar la lotería puede parecer un sueño hecho realidad, pero también puede ser una pesadilla si no se administra adecuadamente el dinero. La clave para evitar dilapidar la fortuna es la planificación financiera y la prudencia en el gasto. La experiencia de los ganadores de la lotería nos muestra que es importante ser conscientes de los peligros que pueden surgir después de hacerse millonarios gracias a la lotería.

tal vez quieras leer: Los mayores ganadores de la Lotería en la Florida, el Powerball y el Mega Millions

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+