Israel Rojas avala actos de repudios «adecuados»

Havana
algo de nubes
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
100 %
0.5kmh
20 %
Sáb
26 °
Dom
23 °
Lun
22 °
Mar
27 °
Mié
26 °

Israel Rojas, líder de la banda pop cubana Buena Fe, cree que los actos de repudio están bien, siempre y cuando se ejecuten de manera «adecuada»; digamos, «sin violencia» y «sin ofensas». Sin agresiones, vaya.

¡Vaya idea! la de este muchachote socialista. Y la de otros como él.

Sí, porque la idea no es nueva y ni siquiera suya. Israel Rojas asumió como suyas, las palabras de otro joven encantado por la lírica gubernamental: Pedro Jorge Velázquez.

Fue en un post de este último, donde el «cool y sexy» criticaba de manera muy simplona lo sucedido frente a casa de la villaclareña Saily González, que Israel Rojas vino a dejar un comentario de apoyo íntegro a las palabras del primero, y se marchó después.

De manera muy inocente el espirituano Pedro J. analizó lo sucedido, con cierto temor en sus palabras – muy poco profundas, por cierto – como si buscase encontrar una línea a modo de Paso de las Termópilas, sin cortarse, sin pasarse, sin mencionar y herir a nadie. Lejos de criticar al gobierno y la Seguridad del estado, principales responsables de los actos de repudio, Pedro Jorge criticó a la turba, a la que poco le faltó para llamar chusma y gentuza, esgrimiendo decenas de argumentos banales pero, expresando con mucha razón que Saily no merecía ofensas como «perra» o «Lagartija flaca».

E Israel Rojas lo apoyó 100%.

Este «aval» a unos actos de repudio «decentes», dado por Israel Rojas, es también la idea que tiene Ana Ivis Galán García, una añeja periodista de la Agencia Cubana de Noticias que, en un post escrito en Facebook por el periodista Michel Hernández expresó:

«Un acto de repudio es solo eso. Un acto, q no aporta al desarrollo pero frena algunos intentos. Un acto, en el q por suerte, esta vez no se tiró nada, no se golpeó, no hubo aquellos excesos dañinos.»

¡Vaya pensamiento el de esta señora! Según ella, los actos de repudio no aportan al desarrollo del país – de hecho, le cuestan a la economía de un país en crisis – pero según ella frena algunos intentos.

¿A qué intentos se refería? ¿A que una persona marchase por una calle con una flor en la mano?

¿A la salida del país de una persona?, sí, tal vez, porque en el año 1980 hubo muchas cabezas rotas y cuerpos apaleados por tan solo manifestar este deseo.

A ello hizo referencia Ana Ivis cuando señala «no se tiró nada, no se golpeó, no hubo aquellos excesos dañinos.»

Lejos de expresar una disculpa pública a todas las víctimas que han sufrido la violencia que genera un acto de repudio, habría que hasta agradecerles, según la lógica de Ana Ivis, Israel Rojas y Pedro J. Velázquez, que no hayan ocurrido excesos.

Igual cree también otra veterana del periodismo y los acólitos que van a su muro a opinarle: Edda Díz Garcés.

Ella al igual que Israel Rojas, destaca la disciplina que imperó – según ella – frente a casa de Yunior García, o la que debería siempre imperar en casos así.

Para estos seres fieles del gobierno cubano como Israel Rojas, no existe duda alguna sobre la legitimidad de un acto que, de entrada, no existe ley que lo ampare o avale.

Desconozco, a excepción de Rojas, si algunas de estas otras personas mencionadas aquí, alguna vez ha sufrido en su vida un acto de repudio; pero Israel Rojas sí, los sufrió, varias veces, y nunca, que se sepa, estuvo muy de acuerdo él con ellos.

A Israel Rojas jamás se le agredió, pero se molestó bastante cuando vio su bolsillo afectado.

A Rojas le parecen bien los actos de repudio en Cuba, pero los que le dan a él en EE.UU., no. Esos sí que no.

tal vez quieras leer: «Cuba no será más el país de los actos de repudio»

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

VUELOS a CUBA desde $297RESERVA AQUÍ
+