Ian Padrón, y un premio a su tolerancia y respeto

Havana
algo de nubes
28.2 ° C
28.2 °
28.2 °
74 %
3.1kmh
20 %
Lun
31 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
30 °

Digan lo que digan del otro lado, Ian Padrón es un tipo demasiado bueno. Un cubano que, ahora mismo, se le antoja a miles de cubanos como la estampa más pura de lo que significa la tolerancia y el respeto.

Su nombre, su canal en Youtube y su «último» programa son objeto de análisis en las redes. Algunos, ni siquiera conocen de qué se trata; pero ¡claro! conocen a Ian Padrón.

Sin temor a equívocos. Su última entrevista puede que haya sido, sin dudas, tal vez no la más vista pero sí la más controversial.

A Ian Padrón le critican de un lado y del otro. Unos le reprochan que haya bajado la vara al darle voz a una joven – Elizabeth Rodríguez – que en buen cubano, no sabe ni dónde está parada. Otros hasta le agradecen a Ian Padrón que lo haya hecho. Que haya mostrado «el relevo» de la clase dirigente tal cual es.

Elizabeth se ha ganado decenas de epítetos y adjetivos. No hay dudas que algunos los merece.

Te recomendamos leer: SE BUSCA quién escribe por Elizabeth Rodríguez

Sin embargo, lo protagonizado por Ian Padrón puede darnos una idea de qué o hacia dónde vamos cuando se habla de diálogo. Algunos lo llaman «tolerancia», otro «aguante» y hay hasta quien se confiesa no tener «agallas» para soportar los minutos que duró su última entrevista.

Julián Pérez, ese personaje incógnito en las redes que en días pasados nos regalara un precioso artículo sobre las deudas del gobierno de Nicaragua con el de Cuba – a raíz de la decisión del gobierno de Daniel Ortega de no exigirle VISA a los cubanos que deseen viajar a ese país – vuelve ahora a las redes con otro artículo que encabeza con una afirmación: Ian Padrón es un buen tipo.

Titulado LAS LACRAS DEL COMUNISMO, Julian nos revela que solo Ian Padrón «es capaz de soportar a una persona como Elizabeth Rodríguez, la estudiante de Derecho y defensora a ultranza de la dictadura castrista, a la que dio voz en su espacio Derecho a réplica.»

Tal vez no sea el único, pero debería ser la norma; si es que alguna vez «La norma» puede alcanzarse en un debate entre partidarios del socialismo en Cuba y sus detractores.

Razonamientos personales aparte, la tesis de este internauta que se oculta bajo el nombre de Julián Perez es esta: a la joven entrevistada por Ian Padrón «le falta carisma, conocimiento, educación, cultura, sensibilidad y sentido común. Y le falta proyección y presencia.»

Por estas horas Ian Padrón está siendo objeto – también – de críticas desmedidas desde el otro lado del estrecho de la Florida. Del lado de acá, en el estado del Sol también, que conste, pero estas van más relacionadas con el irrespeto permitido o «lo flojo» que fue, si se comparan entrevistas previas hechas por él en su canal de Youtube. Pienso, por ejemplo, la entrevista a Eduardo del Llano.

Si se habla bien o mal, es bueno para la publicidad, dice el vox populis y es probable que hasta Padrón esté de acuerdo con esto. Molesto o contrariado desde ayer, vistos algunos de los epítetos que desde la isla le dedican los fans «revolucionarios» de la joven entrevistada, no hay dudas que si alguien «salió ganando» de ese debate pudo haber sido él, cuando en realidad hasta él pueda sentir que salió derrotado. Sí, porque a las claras el gran perdedor fue el futuro de Cuba.

Víctima de su propia ignorancia, la joven desde Cuba arremetió contra Padrón y cree – no sabemos si lo cree de veras – que salió airosa de lo que para ella – y sus gruppies – fue una encerrona de su entrevistador.

Nada más lejano de la realidad.

Tal y como lo describe Julián Pérez… Elizabeth Rodríguez fue, ante Ian Padrón como ese pez que, víctima de su voraz apetito, murió por la boca.

Murió por su poca preparación; dejó el mal sabor de la ignorancia y la petulancia.

Ahora se declara víctima.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+