Hasta Miami a pie: Cuba vence a Australia en el Clásico

Havana
nubes dispersas
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
0.5kmh
40 %
Sáb
29 °
Dom
28 °
Lun
29 °
Mar
29 °
Mié
27 °

Los astros se alinearon nuevamente, y a pesar de un par de sustos, el denominado #TeamAsere venció 4-3 a Australia y aseguró su presencia en la ronda semifinal del V Clásico Mundial de béisbol, que se jugará nada menos que en el mismísimo Miami: el Cuba jugará en el LoanDepot Park, y desde ya comienza la especulación y los augurios.

“El día más feliz, indiscutiblemente…”, confesó el manager Armando Johnson tras el partido, que obligó a madrugar a muchos en la isla, y que puso a prueba los miocardios cubanos. La posibilidad de caer ante los “aussies” no era tan remota como algunos podrían pensar, y ciertos errores le rompieron el cerebro a más de uno.

De entrada, el abridor Yariel Rodríguez no estuvo tan dominante como en el choque contra Países Bajos, soportó la primera limpia y regaló cinco boletos en 3,1 innings. Australia marcó primero con largo doble de Darryll George, sacrificio en toque de Aaron Whitetefield y sencillo impulsor de Rixon Wingrove.

Cuba logró empatar, pero igual dejó demasiados corredores en base. Por suerte para el #TeamAsere, el relevista Miguel Romero mantuvo a raya a la ofensiva oceánica. En el quinto capítulo, Roel Santos ligó hit, Yoan Moncada negoció boleto, Luis Robert Jr recibió un pelotazo, y Alfredo Despaigne trajó una con elevado de sacrificio. Luego vino hit de Erisbel Arruebarena y Yoelquis Guibert empujó dos con tubey.

Con el partido 4-1, Johnson trajo al zurdo Roenis Elías, a quien se le quedaron algunos envíos altos, y tras un error del “Grillo” Arruebarena vino jonrón de Wingrove que puso a Australia por la mínima. Liván Moinelo y Raidel Martínez sellaron la victoria, no sin su buena dosis de tensión.

Al finalizar el encuentro, Moncada declaró que era un orgullo para él y para el equipo. “Solamente vinimos a ganar, la gente no pensó que llegaríamos tan lejos”, dijo.

En el camerino del Tokyo Dome se soltó la celebración, que más bien parecía un mensaje a todos los que pusieron en duda la capacidad de esta novena de avanzar, sobre todo después de los reveses iniciales ante Países Bajos e Italia: “Pa los que dicen, que a mi me queda poco… Ustedes tan mal, ustedes tan locos”, cantaron los jugadores.

Ahora el Cuba viajará a Estados Unidos, donde desde ya están planteadas las quinielas: ¿cuántos se quedarán (aparte de los que allá viven)? ¿sacarán carteles o saltarán espontáneos? ¿saldrán del “closet” los que de puertas afuera le desean la derrota al #TeamAsere? Ya se verá. Por lo pronto… Cuba vuelve a la elite del béisbol.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡Vuela a Cuba con 120 LB GRATIS!RESERVA AQUÍ
+