Fidel Castro podía comerse una olla entera de frijoles negros, revela su cocinero

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
1.5kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
32 °
Lun
33 °
Mar
28 °

En el libro “Cómo alimentar a un dictador” (Keller Editore), el escritor Witold Szabłowski relata las historias de los cocineros de cinco dictadores que estuvieron en el poder entre los siglos XX y XXI, entre los que destacan Saddam Hussein, Idi Amin, Enver Hoxha, Pol Pot y el cubano Fidel Castro.

¿Qué comían ellos? ¿Quién les cocinaba? ¿Cómo se los preparaba? Ese es el secreto que, entre ollas y tiranos, se muestra cómo era la relación entre estos hombres y sus cocineros.

Y, ¿qué se dice de Fidel Castro en el libro? Así lo recoge Daniela Guaiti en Linkiesta.it

En una especie de viaje culinario sobre los gustos gastronómicos de Fidel Castro, el libro nos trae las palabras de Erasmo Hernández, el hombre que se convirtió en el guardián del paladar de Fidel Castro.

Erasmo Hernández era apenas un adolescente cuando se unió a las filas revolucionarias y que atesora como un grandísimo honor, haber cocinado para Fidel. Sus relatos, recogidos en el libro, van más allá del sabor.

Es así como nos revela un Fidel con un apetito insaciable y sin horarios para comer.

Nos dice que la pasión de Fidel por los frijoles negros era tal, que podía devorar una olla entera sin reparo; aunque su apetito iba más allá de los platillos tradicionales cubanos, y debido al poder que ejercía podía darse el gusto de la exploración culinaria, aunque tenía una inclinación especial por los mariscos, y disfrutaba cocinando personalmente langostas y pargos durante sus jornadas de pesca; cosas que no podían – y no pueden – hacer más del 90% de los cubanos residentes en la isla: salir de pesca y comer langostas y pargos.

Según el autor del libro hoy, Erasmo, tiene un restaurante: el Mama Inés, ubicado en el interior de una plaza colonial en La Habana Vieja. Sitio frecuentado por turistas.

Entre sus recuerdos sobre los hábitos culinarios de Fidel resalta que todo comenzó «por una sopa». Una sopa que preparó él y que a Fidel le encantó. Tanto que se convirtió en una especie de ritual durante 4 años. Luego lo envió a una escuela, a estudiar. Después, para convertirse en el cocinero oficial de Fidel Castro, debió pasar un examen, entre otros aspirantes al puesto. Lo ganó, con un plato de filete de pescado sobre una base de mango.

No obstante tener su cocinero privado, en los primeros años de la llamada Revolución, Fidel Castro solía comer en el mejor hotel de la ciudad: el Habana Libre.

Y aunque para los cubanos significaría la cárcel matar un carey o una tortuga, Fidel Castro tenía un plato que le gustaba mucho: la sopa de tortuga (o carey); un plato que, junto a pargos y langostas, disfrutaba cocinándolos él mismo para sus invitados en su casa de Cayo Piedra.

«El problema con Fidel, dice Erasmo, era que en la guerra de guerrillas había aprendido a comer en los momentos más dispares. No podías planear nada con él. Básicamente estabas en el trabajo a todas horas del día y de la noche. Sin embargo, también hubo aspectos positivos. Fidel no era de quejarse, se comía todo lo que yo cocinaba».

«Comía poca carne, pero le apasionaban las verduras, de todo tipo. Y si decidía comer carne, prefería cordero… ¿Como se prepara? En una sartén colocamos el cordero, la cebolla, los ajos, las judías, un puñado de pimienta negra, una hoja de laurel y cubrimos con el vino (…) También le gustaba el lechón asado, un lechón alimentado únicamente con leche materna».

El libro recoge también la historia de otro ex cocinero de Fidel, de apellido Flores, quien no tiene un restaurante y vive sólo con su pensión de jubilado, pasándola bastante mal por cierto, «en extrema indigencia y soledad», reconoce el autor del libro. Tanto que apenas quiso contar algo.

tal vez quieras leer: ¿Quién era Gina Lollobrigida, leyenda y musa del cine italiano y de Fidel Castro?

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+