Fallece Alexis Díaz de Villegas, el inolvidable Juan de los Muertos

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
0.5kmh
40 %
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
30 °

Alexis Díaz de Villegas falleció a los 56 años, pero su carrera en el teatro cubano puede considerarse infinita. Aunque su impronta en el cine no hay sido todo lo merecía tu talento, legó para la pantalla importantes roles en películas como Juan de los muertos de Alejandro Brugués, filme de zombis que lo reveló a públicos multitudinarios, Molina´s Mofo de Jorge Molina, y Cuca y el pollo de Carlos Lechuga.

Quedan estos pocos y valiosos testimonios audiovisuales de una vida consagrada a la escena hasta el último momento. Hace apenas un mes presentó y representó su obra Balada para un triste B.B en la sala del Museo de Bellas Artes en La Habana, con su grupo Impulso Teatro. El telón queda levantado para él.

Alexis Díaz de Villegas era un punto de tensión y flexión de la realidad donde quiera que se colocara, más allá de la jerarquía dramática del personaje que interpretara.  Era un ser de la intensidad, un ser de la explosión y la expansión. Su halo colmaba cada recoveco de las salas donde se presentara. Las luces del escenario apenas complementaban su luz propia.

El majá, como era conocido cariñosamente, era pura expresión. En el teatro hablaba, gritaba, vociferaba, con todo su cuerpo. Se volvía energía pura que estallaba en sucesivas transformaciones, que mutaba con violencia y belleza, que seducía y embriagaba a los públicos. Su voz, de registro muy grave y profundo, era un abismo sonoro lleno de monstruos, dioses y héroes. Era un agujero negro que absorbía todos los sonidos del entorno, y reinaba absoluta.  

Considerado por muchos como el mejor actor cubano de su generación, basta hacer un repaso por sus interpretaciones para que mermen las fuerzas para discutir este criterio. Por desgracia, solo con la muerte es que la mayoría se percata a plenitud de esto, una vez que el actor se convierte en mito. Y dan unas ganas desesperadas de verlo en escena una vez más. Y se lamenta no haberlo visto más, haber perdido oportunidades de apreciar su talento.

Nacido en Cumanayagua, actual provincia de Cienfuegos, en 1966, forma parte del elenco original de la obra La cuarta pared, montada por Víctor Varela en 1988, que marcó un antes y un después en el teatro cubano. Su carrera actoral bajo la dirección de Varela continúa a través de la primera mitad de los años 90 con puestas como Ópera ciega, Segismundo ex Marqués y El arca, para luego estrenar El trac, de Virgilio Piñera, al que regresaría varias veces en su carrera.

En 1998, inicia otra etapa importante con Argos Teatro, con Carlos Celdrán, que lo dirige en El Alma Buena de Se Chuán, La señorita Julia, Stockman: un enemigo del pueblo, y Vida y muerte de Pier Paolo Pasolini.   

En 2001 comienza en Teatro El Público. Carlos Díaz lo dirige en La Gaviota, La Celestina, Ícaros, Fedra, Calígula, El otro cuarto y otros títulos, a la vez que comienza a impartir clases en el Instituto Superior de Arte, y dirige La otra orilla, del Premio Nobel  Gao Xingjian. Con su compañía Impulso Teatro, su etapa final y legado, dirigió y actuó obras como Insultos al público, La excepción y la regla y Balada del pobre B.B.

El mundo teatral y artístico cubano amaneció con la noticia de su muerte, y su tránsito al territorio del recuerdo y la leyenda es acompañado con los lamentos de colegas, conocidos, las agrupaciones en que laboró y de quienes lo admiraron desde la distancia.

Argos Teatro publicó en sus redes sociales: “Alexis Díaz de Villegas ha emprendido viaje. Allá donde vaya, se llevará el teatro, lugar donde ocurrió gran parte de su vida. Actor inmenso, maestro, hermano de escenario, amigo. No queremos decir que estamos de luto, porque el Teatro fue siempre su fiesta. Acompañamos a su familia y ofrecemos el abrazo y el orgullo con que decimos has sido parte nuestra y del Teatro todo. ¡Buen viaje, hermano! Argos Teatro te despide desde la oscuridad de la sala.”

Teatro El Público lamentó igualmente su muerte y celebró su vida: “Dolor. Ha muerto un hombre del teatro. Actor y director. Hombre consagrado a su arte. Esta compañía tuvo el privilegio de contarlo entre los suyos. Sobre el escenario del Trianón encarnó grandes personajes, como ese Calígula inolvidable. ¡Hasta siempre, querido Alexis Díaz de Villegas!”

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+