Ex congresista Joe García defiende su relación y apoyo a los «mipymeros» cubanos

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
58 %
2.6kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
33 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
32 °

Joe García en una entrevista que concedió al canal Telemundo51, presentó las incipientes MIPYMES cubanas como una oportunidad para el surgimiento de un sector privado en la isla que, a su juicio, dará más independencia al pueblo cubano del control estatal.

El excongresista Joe García defendió en una entrevista con la periodista cubana Gloria Ordaz su apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) que el gobierno de Cuba ha permitido desde 2021 para comercializar productos importados, y dijo que ve a estas nuevas empresas como una oportunidad para dar más independencia económica y mejorar las condiciones de vida de los cubanos, a pesar de reconocer que existe el riesgo de que el gobierno las expropie nuevamente en el futuro.

El exlegislador declaró que las MIPYMES ya emplean a una gran parte de la fuerza laboral en la isla, estimada en 5.8 millones de personas, de las cuales 2.9 millones trabajan en cooperativas y negocios por cuenta propia.

García defendió sus constantes viajes y reuniones con empresarios y funcionarios del gobierno en Cuba, enfocados según él en asesorar y apoyar a los nuevos emprendedores cubanos.

Cuestionado por estos encuentros y lo que hacía o decía en ellos, Joe García reconoció que en esos mismos encuentros, él también ha planteado la necesidad de liberar a los presos políticos, y lo ha hecho delante incluso del gobernante Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez al que él, dijo en la entrevista, defiende el derecho – por respeto, dijo – de llamarlo «Presidente».

Desde que dejó el Congreso, Joe García calcula que ha viajado unas 20 veces a Cuba, e insistió en que durante esos viajes, él no solo se ha reunido con emprendedores, sino también con autoridades cubanas a las que les ha solicitado la excarcelación de opositores como una buena acción que pudiera tomar el régimen de La Habana ante los ojos de Washington.

El excongresista justificó esta relación con los «mipymeros» argumentando que, ayudar a los cubanos a crear sus propios negocios, aunque indirectamente beneficie al régimen, es positivo para dar un porvenir mejor al país.

Comparó este apoyo con otros apoyos previos que se les ha dado a supuestos disidentes que luego han demostrado ser informantes infiltrados.

En la entrevista ante una Gloria Ordaz por momentos insistente, Joe García reconoció que los precios de los productos de las MIPYMES son muy elevados, pero considera que la competencia y la abundancia de productos provenientes de Miami en los viajes de cubanoamericanos ayudarán a disminuirlos.

Aunque destacó el incremento de vuelos diarios de Miami a Cuba, ahora en 19 vuelos diarios, llevando ayuda de exiliados a emprendedores en la isla, el exlegislador dijo que no recomendaría la repatriación de empresarios cubanoamericanos.

tal vez quieras leer: Abrirán sistema bancario estadounidense a las Mipymes cubanas

Momento especial fue el momento en el que se recordó al empresario cubanoamericano Saúl Berenthal, quien intentó infructuosamente durante años establecer en La Habana una fábrica para el ensamblaje de tractores – Klever -, del cual dijo García era su amigo, y señaló que La Habana se cansó de ponerle trabas.

Saúl Berenthal junto a Horace Clemmons, fueron dos ingenieros propietarios de una empresa estadounidense que obtuvo la autorización del Departamento del Tesoro para abrir una fábrica en Cuba, la primera en más de medio siglo.

La compañía, Cleber LLC, buscaba comenzar a fabricar tractores de bajo costo específicamente adaptados a las necesidades del agricultor cubano a partir de un prototipo diseñado tras la reapertura de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.

Se estimó por ese entonces que la factoría se construyera en la Zona Especial de Desarrollo de la provincia de Mariel, a 40 kilómetros de La Habana; zona que forma parte de un proyecto del gobierno cubano para atraer la inversión extranjera.

La empresa nunca recibió el autorizo, y prefirió seguir importante tractores de Rusia, o recibiéndolos en concepto de regalo, desde Japón, provocándole a Berenthal una gran decepción y pérdida de miles de dólares en viajes y proyectos.

Así y todo, García insiste en que ese es el camino, tal vez para demostrar – como le dijera Saúl Berenthal que es La Habana la que dice que NO, y que el bloqueo existe, sí, en ciertas mentes retrógradas dentro del gobierno cubano.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+