Entre devoluciones y reencuentros, cubanos sacan agua de un pozo con un vaso

Havana
muy nuboso
26.2 ° C
26.2 °
26.2 °
94 %
5.7kmh
75 %
Jue
30 °
Vie
28 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
31 °

Los cubanos que intenten ingresar ilegalmente a los EE.UU. sin un «patrocinador», quedarán automática impedidos para el futuro de entrar legalmente a EE.UU., al menos durante 5 años.

Los migrantes cubanos se han quedado prácticamente sacándole agua a un pozo con un vaso, luego de que la administración Biden les cerrara las dos puertas principales de entrada a los EE.UU. En la frontera los están devolviendo a México; en el mar le tienen una valla de barcos y aviones, con cientos de agentes desplegados para evitar el desembarco.

La estrategia ha comenzado a rendir frutos, el candado puesto en la fronter mexicana disparó, como advertíamos, la salida desesperada por mar. La detención masiva en el mar y en los cayos – entre cubanos y haitianos – arrojó un número nunca antes visto: 5 mil 184 balseros detenidos en dos días.

Este número tiene su justificación si se tiene en cuenta que entre los cubanos, a través de las redes sociales, ha circulado el rumor de que, si tocas tierra, «no te pasa nada». O sea, que no te devuelven; algo que sí se cumple, casi a rajatabla, en el caso de aquellos que sean interceptados en el mar.

Sin embargo, este «no te pasa nada si llegas», no es del todo cierto. Lo que está sucediendo, aunque no está del todo claro el proceso, es que los que tocan tierra están siendo detenidos en Centros de Procesamiento para inmigrantes. Algunos llevan ya varios días y se teme que continuarán así, detenidos. Unos han sido llevados a Louisiana, y en el caso de aquellos que han «liberado» les han dado una I-220B, que en la práctica funciona como un documento en el cual aparece bien claro que existe una orden de deportación en tu contra que se puede ejecutar en cualquier momento.

Con los oficiales cubanos y norteamericanos conversando en La Habana, es muy probable que se estén ultimando detalles entre ambos gobiernos para que los EE.UU. comienza a sacar de su territorio a todos aquellos que tienen una I-220B y Cuba a recibirlos. Es muy posible, y no deberíamos dudarlo, que se efectúe de pronto una operación de cacería masiva un día X a una hora determinada, para no dar tiempo a la huída. En todo caso, a no ser que exista una orden para la extracción, siempre que el inmigrante se encuentre dentro de su casa, no pueden entrar a sacarlo.

Mientras, en la frontera sur, las autoridades de los EE.UU, han comenzado a sacar a los cubanos y devolverlos a México, horas después de que el presidente norteamericano Joe Biden conversara con su homólogo azteca Andrés Manuel López Obrador.

Las autoridades mexicanas habilitaron el complejo deportivo Ana Gabriela Guevara, con decenas de carpas para albergar a los cubanos expulsados.

Un funcionario del Instituto Nacional de Migración (INM) reveló al portal Informador que los migrantes que ingresan a territorio estadounidense por Texas están siendo expulsados por Sonoyta, una ciudad mexicana situada en el noroeste de Sonora.

Los primeros en llegar fueron unos 180, que luego del paso por la estación migratoria fueron llevados a un albergue en Hermosillo.

Allí son censados, reciben atención que incluye alimentos y ropa donados a las Secretarías de Desarrollo Social, Salud, Gobierno, Protección Civil, personal encargado y especializado en la atención a migrantes.

Del lobo un pelo

Una maestra de 37 años de edad, natural de la provincia de Camagüey, consciente que su entrada a EE.UU. es imposible en las actuales circunstancias, declaró al medio Informador que luego de la atención recibida en Hermosillo ha considerado establecerse allí.

Adisleidi Estrada salió de Cuba con su esposo y sus dos hijos y quedó varada en territorio mexicano, tras la decisión de la Administración Biden de frenar la entrada de cubanos, nicaragüenses y haitianos a los EE.UU. sin «patrocinador».

Esta movida dejó a miles de cubanos atrapados en territorio mexicano. Decenas de ellos, tal vez cientos, tal vez miles, vendieron todo lo que tenían en Cuba para emprender la millonaria travesía que, tan solo de boleto aéreo a Nicaragua, estaba entre 4 mil y 6 mil dólares.

«El trayecto mío es para ir a Estados Unidos. En caso de que no pueda por X motivo, me quedo en este país. Me gusta México», aseguró Adisleidi, tal vez más resignada que convencida.

«No se presenten sin más en la frontera… Quédense donde están y soliciten legalmente [refugio] desde allí», advirtió Biden el pasado jueves 5 de enero, cuando anunció que comenzaría a rechazar de inmediato a los cubanos, haitianos y nicaragüenses que crucen ilegalmente la frontera sur.

Igual posición mantiene la Embajada de Estados Unidos en La Habana, quien a través de un mensaje divulgado a través de sus redes sociales expresó:

«No vengan a la frontera, quédense donde están y protejan su pasaporte».

A través del mensaje el gobierno estadounidense establece bien clara su política: quien se presente en la frontera no podrá ser elegido para el programa de parole humanitario.

«(…) completen el proceso de solicitud en línea», agregó en su recomendación en Twitter este miércoles la sede consular de EE.UU. en la isla.

El mensaje, emitido por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) relativo al nuevo proceso expresaba también:

«Postularse para este programa es gratis. Si intentan entrar a los EE.UU. sin permiso, serán inelegibles para este proceso en el futuro», concluyó la entidad.

Este «si intentan entrar a los EE.UU. sin permiso» incluye también a los balseros cubanos.

Mientras los cubanos intentan sacar agua del pozo con vasos, otros intentan sacar ventaja en la corrida.

Algunos anuncios vistos principalmente en Facebook son la puesta en prática del refrán que reza: «a río revuelto, ganancia del pescador».

Nos referimos a personas que anuncian la posibilidad de patrocinar a un interesado a cambio de una fuerte suma de dinero, un ofrecimiento que es ILEGAL.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana advirtió a través de sus redes sociales sobre la posibilidad de estafas relacionadas con el nuevo proceso de parole.

«Ni el partidario con sede en EE.UU. ni el beneficiario en Cuba están obligados a pagar una cuota para presentar el formulario o para ser considerado. Tenga cuidado con las estafas de cualquiera que le pida dinero», alertó la sede diplomática en su mensaje.

tal vez quieras leer: Advierten de peligros y estafas con el «patrocinador»

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+