Cuba: ni cómodo se puede pagar ni en MLC

Havana
nubes dispersas
32 ° C
32 °
32 °
59 %
3.2kmh
48 %
Mié
31 °
Jue
29 °
Vie
30 °
Sáb
29 °
Dom
30 °

Tener MLC no te exime de que en una tienda te suba la presión cuando, por ejemplo, eres víctima de la llamada «Transacción KO»

En Cuba ya no se puede pagar ni en MLC. Al menos eso parece, si sumamos las muchas denuncias que llegan desde la isla.

Sandra, colaboradora fiel de Cuballama Noticias comenta desde La Habana.

«Ese es el tema de moda en estos días: la conexión de las tiendas. Yo lo que te puedo contar es que de verdad la conexión es muy mala; sobre todo el mediodía. No sé por qué pasa eso. Lo cierto es que te metes horas en cola afuera; y luego, a la hora de pagar, puede que te metas 30 min en la caja,»

explica Sandra desde La Habana.

El problema es tan grave que hasta la propia prensa oficialista ha tenido que salir a abordar el asunto del NO pago en MLC; aunque claro, como siempre, la culpa no la tiene el que mató la vaca, sino el carnicero.

Señala el medio oficialista Cubadebate en un reportaje publicado este martes, que existen en la isla a la hora del pago con tarjeta en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

El portal recuerda cómo el Gobierno cubano decretó la obligatoriedad de pagar en los comercios MLC con las tarjetas magnéticas emitidas por los bancos nacionales o las tarjetas Visa, Mastercard o UnionPay expedidas por instituciones extranjeras, con excepción de EE.UU., a fin de evitar la circulación de divisas en efectivo.

La medida obedecía a una razón de orden lógico. Al estado cubano se le ha hecho cada vez más difícil, casi imposible, utilizar a sus «Alex Saab» cubanos para lavar dinero – entiéndase dólares – a través de los bancos. Al «castro-canelismo» se le complica enviar a sus hombres de confianza, maleta en mano llena de dinero, por ahí… tocando puertas a ver quién los deja abrir una cuenta y mover el dinero, y por eso la medida.

Parece «lógica» pero la realidad indica que son ahora los clientes cubanos, los que cada día enfrentan los problemas de conectividad entre los terminales para leer la tarjeta y el banco que debe autorizar la transacción.

«Yo siento que la conexión al mediodía, de 12 meridiano a 2pm con la tarjeta es peor que la conexión en el resto del día,» explica Sandra.

«Me ha pasado que hago una cola desde las 5am y soy casi el número 100 para entrar. Luego, a la hora de pagar, casi siempre me toca en el horario más malo (o me ha pasado en cualquier horario, eso es una cosa muy inestable) y puedes meterte 30 min en la caja esperando que venga la conexión. Imagínate a esa hora y con ese recado. Exploto!,

señala la joven.

El reportaje de Cubadebate indica que, al menos desde octubre, estos problemas se han multiplicado, y menciona las llamadas «transacciones KO», referidas estas últimas a aquellas transacciones en las que se deduce el saldo bancario, pero no se autoriza finalmente la compra.

Es decir: te descuentan el saldo de la tarjeta, pero la tienda no completa la venta.

Sandra lo explica así:

«El otro lío es que cuando te pasan la tarjeta y da denegado muchas veces (algo así, creo) te descuenta el dinero. Y ese es un bateo extra en el banco para que te lo repongan. No me ha pasado (gracias a Dios) por eso es que no te puedo dar muchos detalles.»

Cubadebate señala que hay «plazos de 72 horas para la reposición del saldo cobrado por error,» pero en la práctica, los tiempos de espera son más largos aún, y de ello puede dar fe el periodista Pepe Alejandro, quien en su sección de Acuse de Recibo en el diario oficialista Juventud Rebelde ha recibido cientos de cartas como esta, con relación a transacciones fallidas con las tarjetas magnéticas donde casi siempre resolver el asunto ha demorado no 72 horas, sino meses. También en el diario oficialista Granma.

Tal vez quieras leer: Ni BPA ni CIMEX pero ¿dónde está el dinero de este cubano?

Cuando eso sucede se detienen las ventas en la tienda hasta que se normalice la línea.

Las colas se vuelven interminables porque el proceso de cobro se atasca.

Al explicarle estos detalles a Sandra, señala:

«Por eso es que las colas están tan lentas,» y expresa otra arista del problema.

«Ellos seguro no planificaron la cantidad de tiendas en MLC con la conexión que tenían disponible para que funcionara todo bien. Es decir, no hay infraestructura para nada. Lo mismo sucede con los cajeros, que le han dado tarjeta para que cobren los trabajadores, los ancianos, y todo el mundo se ha hecho la suya pero no han puesto ni un cajero nuevo. Los que hay son del año de la bomba y se forman tremendas colas. Pero bueno, como ellos no hacen cola,»

se queja la joven.

Ya no se trata de las largas colas normales de siempre; tampoco del desabastecimiento.

Parece inaudito pero es así: tener MLC en tu tarjeta no te garantiza que puedas comprar en la tienda.

Los reporteros del medio oficialista lo comprobaron y en su nota señalan que no se trata de un lugar, establecimiento o cadena específicos, sino de todos en ciertas horas pico.

Así sucedió en la Tienda Caribe ubicada en 26 y Zapata, la tienda Maravillas, ubicada en la Calzada del Cerro, o el establecimiento de Cimex ubicado en Boyeros y Camagüey, donde la conexión se cae durante media hora o más.

Y no lo sacó de su experiencia vivida durante el día que fueron. Tampoco de la boca de un cliente. Cubadebate entrevistó a «la voz de la experiencia»: una cajera.

Helen Navarro es cajera en una tienda del Cerro. La joven expresa:

“Temprano en la mañana la conexión está bien, pero a la media hora se pone pésima: tan mal que ahora mismo, a las 3 de la tarde, no tenemos ninguna. Después de las 5, cuando cierran otros establecimientos que trabajan con el POS, mejora un poco. Pero se pasa trabajo, es mucho tiempo el que pasamos con la conexión irregular”,

señaló.

Esto, evidentemente, genera molestias entre los clientes.

“Cuando la conexión falla nos dicen de todo. Nosotros tratamos de explicarles, con la mejor forma del mundo, porque ellos no tienen culpa, pero pasamos un mal rato”, agregó la joven.

La temida transacción KO.

Señala el medio oficialista que cuando ocurre una de las llamadas transacción KO – que sería lo opuesto a una transacción OK – es cuando los clientes de verdad se ponen molestos, dando lugar a las peores fricciones.

Así le dijeron a Cubadebate algunas otras cajeras entrevistadas.

“Si la respuesta es afirmativa, se ejecuta la compra. Pero si en algún momento la conexión se cae o hay una interrupción, el proceso queda congelado. El banco asumió el descuento, pero acá se muestra como denegado. Ese es el mayor de los problemas, porque la persona no se puede llevar la mercancía”,

explicó al portal oficialista otro dependiente que no quiso identificarse.

Pero, ¿quién es el culpable? Al parecer, un viejo conocido: FINCIMEX

FINCIMEX es un brazo del grupo empresarial GAESA que maneja el yerno de Raúl Castro: el general y recientemente nombrado Parlamentario Cubano, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja.

Este detalle no deja de ser poca cosa: al estar implicado tan «ilustre» personaje, obviamente ningún reclamo de la población va a trascender más allá de lo permitido en un país donde existe un monopolio del estado que controla todo; especialmente los medios de comunicación.

FINCIMEX, para «librar» de la responsabilidad a sus altos directivos ha dispuesto de una serie de atentas operadoras telefónicas que, sin saber a ciencia cierta que ocurre y, teniendo plena conciencia de que el problema va a demorar días, tal vez meses – nos referimos a la reposición del saldo – les responden a la tienda que están trabajando en ello, que es un problema en muchos establecimientos y que enviarán a alguien para revisar. En la tienda, entonces, le indican al afectado que, reclame en su banco.

Cubadebate entrevistó sobre este asunto a otro «responsable» de la desconexión y el pésimo servicio en la isla. Un problema que se une a la desconectividad ya vista y manifiesta en la famosa tienda TuEnvío de CIMEX S.A., consorcio también manejado por GAESA.

Yamil Hernández, gerente general de Fincimex, asegura que entre septiembre y octubre se disparó el número de ventas en las tiendas en la isla y por ello se sobrepasó la capacidad de procesamiento del software encargado de gestionar este proceso.

“Las operaciones subieron de un total de 80 000 y 100 000 diarias a 130 000. El sistema dejó de responder con eficiencia a todas las llamadas que estaba recibiendo.”

¿El problema es «del software» entonces?

«Lo que está ocurriendo es que no logras esa conexión porque cuando llamas está lleno el sistema”, dijo además, convencido de que no todos los cubanos son especialistas en informática y comunicaciones y saldrán convencidos con su respuesta.

La empresa dice estar trabajando para aumentar las capacidades de procesamiento del software y escalar el sistema, y ya se está instalando un segundo centro de procesamiento, el cual va a multiplicar por dos las capacidades.

«Hay cifras que dictan la urgencia de arreglar la situación», concluye el reportaje de Cubadebate.

«En Cuba existen cerca de 14 000 terminales de puntos de venta. Solo en este año se han instalado más de 3000, comprado cerca de 10 000 y hay próximos a establecer casi 4000»,señala además.

Este problema es muy diferente al que enfrenta VIAZUL, empresa estatal también que, tampoco puede cobrar en MLC, no por problemas de conexión sino porque ¡no les han autorizado una apertura de cuenta en MLC!

Entonces, ¿quién le pone el cascabel a este gato? ¿De quién es la culpa?

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+