EE.UU. y México acuerdan cómo aliviar presión en la frontera

Havana
nubes dispersas
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
2.1kmh
40 %
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
28 °
Dom
29 °

En un nuevo intento por solucionar la crisis de migrantes que buscan cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, los gobiernos de ambos países acordaron deportar estos indocumentados de sus ciudades fronterizas a sus lugares de origen por tierra y por aire.

Este plan para “despresurizar” las urbes del norte de México que limitan con El Paso, en Texas, y San Diego, en California, mediante la devolución de migrantes, también trata de evitar que arriesguen sus vidas al utilizar el sistema ferroviario para llegar a la frontera con Estados Unidos.

En resumen, aliviar la presión en la frontera es la clave para disuadir a quienes quieren viajar de manera irregular a través del continente para buscar asilo en Estados Unidos.

Según reporta CNN en Español, funcionarios de ambas naciones pactaron implementar 15 acciones, algunas en coordinación con la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés) y Ferromex.

Además de la deportación, se permitirá que CBP expulse a los migrantes a través del puente internacional de Ciudad Juárez, que conecta con El Paso.

También se habló de realizar gestiones con los gobiernos de Cuba, Venezuela, Brasil, Nicaragua y Colombia para la recepción de sus ciudadanos deportados.

Asimismo, se intervendrán ferrocarriles y carreteras, se establecerán puntos de control a lo largo de la ruta ferroviaria de Ferromex, y se entregará al Sector de El Paso de CBP un ​​informe diario sobre el número de migrantes en el sistema de trenes.

De igual forma, se decidió habilitar albergues en las puertas de Ciudad Juárez para atender a migrantes, sobre todo niños y adolescentes.

La citada televisora destacó que recientemente los cruces de inmigrantes sin papeles a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México han aumentado, hasta superar los 8.600 en un período de 24 horas, la semana pasada, según un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés).

Lo anterior supone un incremento de unos 3.500 arrestos diarios en la frontera después de que la expiración del Título 42, en mayo, endureciera las consecuencias para quienes la atraviesan ilegalmente.

De hecho, tras el reciente aumento de cruces ilegales hacia Estados Unidos, temporalmente se cerró un puente internacional y se detuvo el principal sistema de trenes de carga de México.

No podemos olvidar que, como parte de una migración masiva sin precedentes en el hemisferio occidental, actualmente miles de personas se dirigen hacia la frontera sur.

Si bien la Administración de Joe Biden ha dispuesto una serie de medidas para que los inmigrantes entren legalmente al país, como el parole humanitario, la aplicación móvil CBP One, y centros de migrantes para presentar solicitudes para obtener visas, la desesperación ha vencido a muchos de ellos.

El alcalde de El Paso, Oscar Leeser, dijo el sábado que solo allí hay unos 6.500 inmigrantes detenidos, a pesar de que existe una cantidad limitada de recursos. “Hemos llegado a lo que consideramos un punto de quiebre”, resumió. 

Si bien el DHS no ha precisado cuáles fueron las razones que provocaron el último aumento de cruces ilegales, se han referido a las economías pobres, los regímenes autoritarios y la crisis climática como causas para migrar.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+