Disminuyen los casos de viruela del mono en Estados Unidos

Havana
muy nuboso
25.2 ° C
25.2 °
25.2 °
94 %
2.6kmh
75 %
Vie
30 °
Sáb
29 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
30 °

Los casos de viruela del mono en los EE. UU. han disminuido. Así lo señala un reporte que explica que esta disminución se debe a que la enfermedad no se trasmite tan facilmente. Esto, sin embargo, no quiere decir que se haya eliminado o que se vaya a eliminar por completo.

Este hecho, en aparencia importante, su poca trasmisibilidad, es una de las razones por las que el virus no se ha propagado más ampliamente en los EE. UU. y ha dado al traste con la opinión de algunos, que esperaban que la enfermedad se expandiera grandemente por todo el territorio nacional.

De hecho, en un inicio, se temía que la viruela del mono pudiera sobrepasar los esfuerzos de médicos e investigadores por controlarla. Ahora, que parece controlada, se trabaja por su erradicación.

Reducir los casos a cero, sin embargo, no parece una tarea fácil, pues no solo se trata de controlar «el brote interno»; sino también aquellos provenientes del extranjero. Es decir: personas (viajeros) provenientes del exterior que no presentan síntomas, pero lo llevan dentro.

La buena noticia es que los expertos en enfermedades infecciosas incluso plantean la idea de que Estados Unidos podría eliminar el virus. Y si EE.UU. puede lograrlo, en otros países desarrollados también podría hacerse.

Las cifras indican que los casos de viruela del mono han disminuido desde un pico a principios de agosto, de 440 casos por día a tan solo 60.

GRAFICO: CDC

Los expertos señalan que el virus ha seguido circulando casi en su totalidad dentro de las redes homosexuales y queer, debido a relaciones sexuales desprotegidas. Se dijo en un inicio que besos y roces con zonas infectadas – digamos en un ómnibus – podía contagiar a una persona, pero ahora se afirma que «es poco probable que la viruela del mono se propague a través de la saliva y las superficies». Eso sí: la mejor noticia es que las vacunas, son abundantes. Y son efectivas.

Esta ha sido, sobre todo, la principal causa: atribuible a los cambios en el comportamiento entre las personas con alto riesgo de viruela del simio y la rápida aceptación de las vacunas.

Como muchos recordarán a raíz de la pandemia de COVID-19, en muchísimas personas se gestó un sentimiento «antivacuna». Esto, sin embargo, afortunadamente, no ha ocurrido con la viruela del mono. Todo el que se ha contagiado ha asumido como necesario vacunarse. Y no solo se han recuperado de la enfermedad, sino que han contribuido a no esparcirla entre sus semejantes.

El estudio señala que «solo alrededor del 0,2% de los casos en EE. UU. han sido en niños menores de 16 años.»

Esto, contradice la opinión generada en un inicio, cuando se temía que la viruela del mono pudiera propagarse ampliamente en las guarderías – círculos infantiles – o en las escuelas, pero, en general, se ha propagado muy poco entre los niños.

«Hasta ahora, no hay evidencia de que un niño o maestro enfermo haya transmitido el virus a otra persona en una escuela o guardería. (Los campus universitarios son un tema aparte. Varios campus han informado casos entre estudiantes, pero ninguno ha informado brotes grandes, en este momento).

«Con los niños, la preocupación surgió de la comprensión de que el virus puede propagarse a través de la saliva, lo que significa que puede propagarse cuando estás cerca de la cara de alguien mientras hablas o toses. La viruela del mono también se puede propagar cuando una persona toca objetos y superficies que fueron contaminados por alguien con una infección. Pero en realidad, es bastante raro contraer la viruela del mono de cualquiera de estas formas,» señala el estudio.

Varios estudios han encontrado que a menudo no hay mucho virus en el tracto respiratorio superior. En cambio, los niveles más altos de virus ocurren en las llagas que se encuentran en la piel y dentro del ano, lo cual explica por qué se trasmite – ahora – casi exclusivamente entre la población homosexual.

En uno de esos estudios, los investigadores descubrieron que las lesiones de la piel contenían 17 veces más partículas de virus infecciosos, en promedio, que los hisopos de la garganta.

Otro estudio, publicado el mes pasado en la prestigiosa revista The Lancet, obtuvo resultados similares, pero estos investigadores fueron más allá: también analizaron los niveles de ADN viral en sangre, orina, semen y frotis del ano de los pacientes, además de muestras extraídas de la piel y la garganta. . Aunque se encontraron altos niveles de ADN de viruela del simio en la garganta y el semen de algunas personas, esas muestras, en promedio, contenían mucho menos virus que las muestras del ano o las lesiones en la piel. La orina y la sangre contenían el nivel más bajo de virus.

Estos hallazgos más recientes explican por qué la viruela del mono se propaga casi exclusivamente a través del contacto durante el sexo, especialmente el sexo anal y oral, durante el brote actual.

tal vez quieras leer: Hispano en Miami revela lo que es tener la viruela del mono

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+