Delincuencia en Cuba: Entre un electrocutado en Santiago y una soga robada al monumento de Ignacio Agramonte

Havana
nubes dispersas
32.2 ° C
32.2 °
32 °
58 %
5.7kmh
40 %
Mar
32 °
Mié
31 °
Jue
33 °
Vie
32 °
Sáb
28 °

No deja de ser hasta «curioso» que en Cuba, un país que vive de apagón en apagón, la corriente eléctrica haya jugado un papel decisivo en la captura de un ladrón.

La delincuencia en Cuba anda literalmente desatada y sí, tiene mucho que ver con el hecho de que hasta le hayan robado la soga al asta de la bandera que está situada justo al lado del monumento al Mayor Ignacio Agramonte en pleno centro de Camagüey.

El hecho ocurrió esta semana, y fue reportado ayer por el periodista cubano José Luis Tan Estrada, quien informó sobre este incidente y compartió una foto del momento en que estaban reemplazando la soga en el Parque Ignacio Agramonte de la ciudad de Camagüey.

El periodista expresó su indignación por este acto, ya que el Parque Ignacio Agramonte tiene un gran valor histórico y cultural.

Esta no es la primera vez que hecho similares suceden, pues en un incidente anterior en marzo, en el municipio de Cárdenas, provincia de Matanzas, también en Cuba, se robaron las luces de una nueva escultura en un lugar céntrico de la ciudad, en el monumento conocido como «El Cangrejo.» Las luces fueron instaladas dos semanas antes de que fueran destruidas por jóvenes que cortaron los cables eléctricos de la instalación en un acto vandálico. Por suerte, las autoridades locales detuvieron a los involucrados y fueron investigados, pero lo más notable es que el robo se ejecutó delante de algunos testigos y ciudadanos, y que ninguno mostrara interés en detener o siquiera denunciar el hecho.

Tampoco podemos olvidar las palmas robadas en pleno Prado de la ciudad de Cienfuegos, en una fecha imposible de precisar, en un hecho que fue denunciado en la prensa cienfueguera y que al igual que las luces del cangrejo, debió ser visto por alguien, pero nadie denunció nada.

Los hechos, sin embargo, van más allá de ese mero acto de raterismo, y hasta en algún comentario visto, presuntamente escrito en tono sarcástico, alguien comentó que el ladrón se robó la soga para ahorcarse, debido a lo difícil que está vida en Cuba, actualmente.

No deja de ser significativo que hasta haya personas que quieran sacar rédito de las desgracias, incluso hasta estando fuera de Cuba.

Así lo denunció Yoandri Marín, el hermano de una joven cubana desaparecida en La Habana desde el jueves 14 de diciembre. Marín informó que recibió una llamada desde México en la que presuntamente le pedían un rescate por su hermana, y expresó su angustia por la posibilidad de que la llamada de México sea una estafa; que en medio del dolor que esto causa a su familia, alguien quiera sacarle provecho a la desgracia, añadiéndoles una preocupación más, pues la supuesta llamada de rescate desde México les indicaría que la joven se fue del país sin decir nada, algo que no es primera vez que sucede en la historia de la emigración cubana.

La familia, no obstante, confía en pistas más sólidas, como la recibida por alguien que afirmó haber visto a su hermana en El Cerro, y calificaron esa llamada de México como «estafa».

Marín dijo que la familia fue hasta el Cerro, pues recibió otra llamada también de ese municipio; buscó allí y en lugares cercanos, visitando hospitales y estaciones de policía, pero hasta el momento no habían obtenido noticias de ella.

En un hecho triste y doloroso, se conoció que un adolescente cubano identificado como Magdiel Moreno fue brutalmente asesinado en Vertientes, un municipio de la provincia de Camagüey.

Foto: Javier Arias – Facebook

El presunto asesino, conocido como «El Gato», apuñaló mortalmente al joven, propinándole dos puñaladas fatales. La víctima, según el denunciante era descrito como un joven tranquilo.

El trágico incidente refleja la creciente violencia en las calles cubanas. Y si en uno y otro caso «la justicia» no se ha hecho, pues ni la hermana de Marín ha aparecido, ni tampoco el que se robó la soga, y presuntamente no ha sido capturado «El Gato», esta sí llegó aunque de manera bastante drástica y peligrosa, en el caso de un presunto ladrón que iba a robar en una vivienda en Santiago de Cuba.

El ladrón, un joven cubano que no ha sido identificado aún, fue hospitalizado después de electrocutarse con una línea de 13,000 voltios mientras presuntamente intentaba robar en una vivienda en Santiago de Cuba. El incidente tuvo lugar en la madrugada del 16 de diciembre en la Calle 4ta del reparto Sueño, una zona céntrica de la capital santiaguera.

Según el reporte del reportero independiente Yosmany Mayeta Labrada, el hombre quedó tirado en la calle después de recibir múltiples descargas eléctricas cuando intentaba ingresar a la casa.

A pesar de las lesiones sufridas por la electrocución, la fuente confirmó que el joven no falleció y se encontraba hospitalizado hasta la tarde del jueves. Aparentemente, el incidente también provocó que el joven sufriera un infarto.

Foto: Yosmany Mayeta – Facebook

tal vez quieras leer: Familia de Melani García Lorenzo, asesinada en La Habana, lamenta que la PNR no llegara a tiempo

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+