Debate y opiniones sobre la «destitución» del presidente del ICAIC y nombramientos «colaterales»

Havana
nubes dispersas
28.2 ° C
28.2 °
28.1 °
78 %
1.5kmh
40 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °

El presidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), Ramón Samada Suárez, fue destituido por el gobierno cubano presuntamente a partir – o por lo sucedido dentro – de una tensa reunión con cineastas cubanos a inicios de julio.

La destitución viene asociada por la emisión en televisión del documental «La Habana de Fito» sin la autorización de su realizador, aunque la denuncia sobre este robo, no parece ser responsabilidad directa de Samada, y sí de otros jerifaltes ubicados en un escalón superior dentro del Ministerio de Cultura, aunque es de todos conocidos que la cadena siempre revienta por su eslabón más débil.

Sin embargo, tal vez el bombazo de la destitución de Samada como presidente del ICAIC – quien en la reunión referida perdió los estribos e intentó líarse a los puños con el realizador profanado, Juan Pin Vilar – no preocupe y ocupe tanto interés cómo lo que su salida y destitución por parte de Susana Molina, hasta entonces directora de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), ha provocado. A saber, un par de nombramientos a dedo, hechos por el Partido Comunista de Cuba.

Molina asumió el cargo de presidente del ICAIC en sustitución de Samada, y a ella la sustituye otro cuadro. Este, Waldo Ramírez de la Rivera, viene proveniente del ICRT aunque tiene un largo currículum «ideológico y revolucionario» que lo ampara del cara al PCC.

El cambiazo a dedo en el ICAIC y el EICTV ha generado críticas y mensajes en las redes sociales por parte de cineastas y realizadores cubanos.

Todos, en conjunto, coinciden en señalar en que similares medidas – nombramientos a dedo de gente sin obra y sin prestigio que actúan en interés del gobierno y no de los artistas – , son las que han provocado censuras partidistas e ideológicas en el cine cubano. Todas, medidas fallidas que han afectado a los artistas en los últimos meses y que han provocado la salida del país de manera definitiva de no pocos realizadores jóvenes cubanos, y el desencanto en otros tantos con el ICAIC y con el gobierno en la isla; incluso dentro de personas como Juan Pin Vilar que se cataloga como revolucionario.

Cineastas y realizadores han criticado la labor del Ministerio de Cultura en este y todos los sentidos posibles. En estos momentos de especial trascendencia y diálogo, el nombramiento de estos cuadros supone una bofetada al interés que cineastas, realizadores y artistas tienen en salvar el cine y la cultura en la isla; un país donde, un Ministro de Cultura, rodeado de sus Viceministros y otros funcionarios, se aventuró a enredarse a puñetazos y empujones con un grupo de jóvenes que se plantó en señal de diálogo frente al Ministerio.

Entre las voces más destacadas a partir de este cambalache entre funcionarios de manera directa sin contar con votos y criterios de cineastas, realizadores, artistas y estudiantes de cine, destacaron los planteamientos hechos por Manuel A. Rodríguez Yong (a manera personal); el de la Asamble de Cineastas cubanos (ambos enfrentados al ICAIC recientemente); y el de Jorge Dalton, cineasta también e hijo del poeta y periodista salvadoreño Roque Dalton.

En una publicación hecha en su perfil de Facebook, Rodríguez Yong calificó como «metedura de pata» lo sucedido con Samada en el ICAIC – su «destitución» – y centró su análisis en la Escuela Internacional de Cine y Televisión.

Dijo que «para nadie es un secreto todo a lo que ha sufrido la escuela luego de haber sido «intervenida» por el estado cubano hace ya algunos años.»

«Recién ha sido aprobada su personalidad jurídica por lo que volverá a tener cierto respiro e independencia. Esa ha sido una lucha que ha llevado a cabo la dirección de la escuela en todos estos años. Y en ello, Susana ha sido puntual. Moverla en un momento así creo es fatal,» comenzó diciendo el joven, quien luego pidió a todos los egresados de la EICTV y actuales estudiantes a tomar partido ante el cambio de Molina por un triste y gris funcionario partidista del ICRT.

«Creo que es la comunidad eictviana (egresados, alumnos, consejo academico, profesores, trabajadores, etc) la que tiene que pronunciarse sobre lo sucedido,» señaló.

«Si hay descontento expresarlo. Si hay violaciones a lo establecido en la elección de un director denunciarlo y exigir respuesta a lo sucedido. Somos nosotros los primeros que tenemos que demostrar nuestra inconformidad (…)», dijo más adelante.

La Asamblea de Cineastas Cubanos por su parte, fue más allá en su crítica por lo sucedido y señaló:

«Estamos atravesando un complejo proceso de discusiones al interno de nuestro gremio. Samada ha sido un interlocutor válido en esta ruta y conocemos del interés, la energía y el tiempo que ha dedicado a mejorar el ecosistema del cine cubano.

Hemos iniciado diálogos con las autoridades del país y conformado grupos de trabajo para encontrar soluciones a problemas de larga data. Precisamente, una de esas cuestiones que parecen incorporadas en el ADN de ciertos funcionarios, es el ejercicio de una violencia institucional sobre los creadores y sus obras.

Entendemos que, además de depurar responsabilidades, el asunto tiene que ser abordado desde una perspectiva estructural, profunda y sistémica puesto que los problemas que hemos estado discutiendo las últimas semanas no van a desaparecer con la sustitución de un funcionario puntual.»

Para luego concluir con un auténtico bombazo.

«El Cine Cubano no le pertenece ni a un Ministerio, ni una institución. Ellas tienen que ponerse al servicio de los artistas y no a la inversa. Los problemas de los cineastas tienen que ser escuchados y resueltos. Cualquier cambio que se opere en sus estructuras tiene que ser compartido y consensuado con los creadores.»

Jorge Dalton por su parte, expresó:

Hoy ha salido un lamentable comunicado del Ministerio de Cultura de Cuba en el que anuncia la designación del “compañero Waldo Ramírez de la Ribera, realizador y fundador de la Televisión Serrana, quien se desempeñara como representante de Cuba en Telesur y, más recientemente, como Vicepresidente Primero del ICRT” a ser el Director de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, Cuba y que su actual directora, Susana Molina pase a ser la titular del ICAIC. Algo que de entrada, me parece una pésima noticia para el Cine y la Cultura Cubana.

Como miembro fundador de esa prestigiosa institución de altos estudios cinematográficos, como espacio de libre creación, quiero reiterar mi total desacuerdo ante semejante designación ya que en los estatutos de dicha institución siempre estuvo el principio que la EICTV fuese conducida por una figura de renombre y probada trayectoria dentro del Cine Latinoamericano. Tanto en Latinoamérica como en Cuba existen ese tipo de cineastas de probada trayectoria para no tomarse en cuenta.

Creo que para ambas designaciones tenían que haber tenido en cuenta la opinión de los cineastas cubanos pues ellos son EL CINE CUBANO!!!!!!!!!!! pero una vez más y de manera arbitraria y antidemocrática, se demuestra que el Partido está por encima de todo en el país, así como sus intereses partidarios. Algo muy nefasto!!!

La designación de un vicepresidente del ICRT al frente de tan prestigiosa institución que muchos cineastas latinoamericanos logramos fundar y en ese esfuerzo a muchos se nos fue la vida, viene a poner freno y a poner en PELIGRO un espacio diverso y de libre creación, la decisión es una estocada directa al corazón de ese principio. Los alumnos de la EICTV así como los profesores, trabajadores, el Consejo Académico de dicha institución, así como todos los cineastas cubanos, cineastas latinoamericanos y miembros fundadores de la EICTV, no podemos permitir que semejante atrocidad se consuma.

Aunque el Partido no se pronuncie no es menos cierto, esta detras de semejante atrocidad y considero es su respuesta ante lo generado en los últimos días por las exigencias y reclamos sobre la censura de los cineastas cubanos y la creación de la Asamblea de Cineastas. Esa es la respuesta “su voluntad de dialogo”. Les dejo a continuación EL FATAL COMUNICADO del Ministerio de Cultura

«El Cine sera libre o no lo sera»

Jorge Dalton

Cineasta y miembro fundador de la EICTV

16 de julio 2023

Más fuerte parece ser la declaración de Abigail García Fayat, quien en su perfil de Facebook dijera sin cortapisas:

La EICTV y el ICAIC han sido tomados a las claras y sin tapujos por el PCC, siempre lo estuvieron pero con apariencia de Fundación del nuevo cine latinoamericano. Hoy a la franca, es dirigida por cuadros del partido.

El próximo paso es militarizar, pondrán a compañeros de la Fílmica de las FAR. Acaban de enterrar la Utopía.«

Al final de todo esto, y viendo quienes dirigen la FAMCA y el ISA, habrá que decirle al Ministerio de Cultura y al Partido Comunista de Cuba, aquella frase inmortalizada por el personaje de Carmela, interpretado por nuestra eterna Alina Rodríguez:

«NO HAS ENTENDIDO NADA».

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+