Caos en la frontera tras fin del Titulo 42

Havana
nubes
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
100 %
6.2kmh
100 %
Mié
31 °
Jue
28 °
Vie
27 °
Sáb
30 °
Dom
31 °

Imágenes que circulan desde ayer muestran, en resumen, un avalancha de alrededor de diez mil migrantes indocumentados que intentaron entrar ayer ilegalmente a territorio de los Estados Unidos a través de la frontera sur limítrofe con México.

Las más de 11.000 detenciones en la frontera en un solo día son un récord y superan las expectativas de los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, quienes habían pronosticado alrededor de 10.000 detenciones diarias una vez que se levantaran las restricciones implementadas durante la administración de Donald Trump para frenar la propagación de la COVID-19.

Las imágenes de la oleada migratoria

Las imágenes impactantes que circulan en las redes sociales muestran cómo las fuerzas del orden del Departamento de Seguridad Pública de Texas están bloqueando la frontera sur de Texas, impidiendo la entrada de migrantes y dejándolos atrapados entre las vallas de alambre de púas y el río Bravo.

En un video compartido por Todd Bensman, investigador del Centro de Estudios de Inmigración de Texas, se puede ver cómo los migrantes intentan salir del río para ingresar a territorio estadounidense, pero se les niega el paso. Las fuerzas del orden, respaldadas por drones, están presentes durante todo el proceso. Algunas mujeres sostienen a niños pequeños en sus brazos, mientras los agentes se mantienen firmes pero en posición defensiva para cumplir con la orden de no permitir el paso a personas sin autorización legal.

Joe Biden mantuvo una llamada telefónica con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, en la que reconoció que los próximos días serán desafiantes en la frontera y que es probable que la situación sea caótica antes de mejorar.

Ante esto, tanto el Departamento de Seguridad Nacional como el Departamento de Estado están llevando a cabo una intensa campaña en todas sus plataformas de comunicación para advertir que las fronteras de Estados Unidos están cerradas y seguirán cerradas para la migración irregular.

Con el fin del Título 42, entrará en vigencia automáticamente el Título 8, que también protege las fronteras nacionales de Estados Unidos. Sin embargo, ante el temor de una avalancha de migrantes, Biden autorizó el despliegue de 1.500 soldados del ejército para cubrir partes de la extensa línea fronteriza sur que abarca más de 3.000 kilómetros.

Gobierno de Biden comenzará a negar Asilo

Tras el ingreso masivo de los más de 11.000 migrantes a través de la frontera sur de Estados Unidos en un solo día, el gobierno de Joe Biden está considerando liberar a estos migrantes de manera condicional sin fechas de corte ni capacidad para rastrearlos. La medida, que se espera que sea implementada a través de un memorando, permitiría que los migrantes sean liberados con la indicación de presentarse en una oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pero sin inscribirlos en un programa conocido como Alternativas a la Detención. Sin embargo, esta política de liberación condicional se aplicaría únicamente a aquellos migrantes que hayan sido cuidadosamente examinados y considerados seguros.

Según un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), esta práctica se ha llevado a cabo en administraciones anteriores, tanto republicanas como demócratas, para proteger la seguridad de los agentes de la Patrulla Fronteriza y los migrantes en caso de condiciones severas de hacinamiento.

Actualmente, los centros de procesamiento de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) están reteniendo a más de 27.000 migrantes indocumentados de diversas nacionalidades, lo cual supera la capacidad de albergue de aproximadamente 18.500 detenidos.

Dicho de otra manera: el gobierno de Biden comenzará a negar asilo a los migrantes que lleguen a la frontera entre Estados Unidos y México sin solicitar primero en línea o buscar protección en un país por el que pasaron.

Esto representa un cambio significativo en la política de inmigración a medida que EE. UU. se prepara para el fin de la restricción pandémica conocida como Título 42, que permitió la rápida expulsión de migrantes a México. La nueva regla tiene como objetivo tomar medidas enérgicas contra los cruces fronterizos ilegales al tiempo que crea nuevas vías legales, incluido el establecimiento de 100 centros regionales de migración en todo el hemisferio occidental.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, advirtió sobre los días difíciles que se avecinan y enfatizó que el plan tardará en dar resultados. Los inmigrantes han estado llegando a la frontera en grandes cantidades, anticipando el fin de las restricciones del Título 42. Muchos han estado esperando en ciudades y pueblos a lo largo del lado mexicano de la frontera para ingresar a EE. UU.

La nueva regla impone severas limitaciones al asilo para aquellos que cruzan la frontera ilegalmente sin buscar un camino legal. No se aplica a niños que viajan solos e incluye algunas excepciones. La administración de Biden planea abrir centros regionales donde los migrantes puedan solicitar ir a los EE. UU., Canadá o España, con dos centros ya anunciados en Guatemala y Colombia.

Los críticos argumentan que la nueva regla restringe el acceso al asilo y prioriza la política fronteriza sobre la seguridad de los refugiados. Se esperan desafíos legales, ya que se impidió la entrada en vigor de medidas similares perseguidas por la administración Trump en 2019.

En preparación para un aumento potencial en los cruces fronterizos, EE. UU. ha estacionado a miles de agentes de la ley y tropas militares a lo largo de la frontera. La administración también planea desplegar oficiales de asilo para realizar evaluaciones aceleradas y determinar la elegibilidad para permanecer en los EE. UU. Los migrantes detenidos en los EE. UU. tendrán la opción de regresar debido a las mayores consecuencias de la expulsión una vez que expire el Título 42.

La mayoría de los migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México huyen de la persecución o la pobreza en sus países de origen y buscan asilo. El sistema judicial de inmigración está tenso, lo que resulta en largos períodos de espera para que se procesen sus casos. Esto ha llevado a un aumento en el número de migrantes que intentan ingresar a los EE. UU. en la frontera.

Se han realizado esfuerzos para establecer salas de entrevistas y líneas telefónicas en las instalaciones fronterizas para facilitar las evaluaciones y los procedimientos de expulsión acelerados para quienes cruzan la frontera ilegalmente.

Pronósticos indican que más adelante pudiera ser peor

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, ha pronosticado que la frontera entre Estados Unidos y México será «caótica durante algún tiempo» una vez que se levanten las restricciones relacionadas con la pandemia. Como resultado, se ha anunciado que más de 900 soldados, infantes de Marina y miembros de la fuerza aérea serán desplegados en la frontera sur de Estados Unidos a finales de mes.

Desde 2020, las restricciones han permitido a las autoridades federales estadounidenses expulsar rápidamente a los migrantes en la frontera. Sin embargo, estas restricciones llegarán a su fin esta semana y se implementarán nuevas medidas con el objetivo de reducir el número de cruces ilegales y ofrecer una vía legal para aquellos migrantes que cumplan ciertos requisitos, como registrarse mediante una aplicación gubernamental, tener un patrocinador y pasar las revisiones de antecedentes.

Dado que México comparte una frontera de aproximadamente 3.140 kilómetros con Estados Unidos, el presidente Biden ha mantenido conversaciones telefónicas con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para abordar el tema de la frontera y la cooperación necesaria para controlar la inmigración en la frontera sur de Estados Unidos.

En cuanto a los migrantes, ya se ha observado un incremento en su llegada.

Algunos migrantes, principalmente procedentes de Colombia, han cruzado la frontera y caminado durante horas hasta llegar a una zona donde son vigilados por agentes de la Patrulla Fronteriza. Las detenciones de migrantes por parte de la Patrulla Fronteriza han aumentado en comparación con semanas anteriores, y se han encontrado migrantes de 22 países diferentes.

El gobierno de Biden ha indicado que está preparado para lidiar con las consecuencias de levantar las restricciones, aunque también ha expresado su crítica al Congreso por no realizar cambios en el sistema de inmigración del país.

noticia relacionada: Administración Biden en alerta ante llegada del fin del Título 42

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+