Wampi: «(El reparto) nos ha cambiado la vida muchos»

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
94 %
3.1kmh
40 %
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
29 °
Jue
27 °

Dasie Mustelier, conocido en el ámbito musical como «El Wampi», ha publicado un post en Instagram donde sus palabras resuenan con un poder especial, marcando un momento de reivindicación y visión para el futuro de un género muy marginado en Cuba: el reparto.

El reparto, esa vibrante expresión musical que brota de los barrios más humildes de Cuba, ha ido labrando su propio camino en el panorama musical, superando las barreras de la marginalidad y el prejuicio para erigirse como un género que no solo refleja la vida cotidiana de quienes lo viven, sino que también transforma vidas.

Es en este contexto que las recientes palabras de Wampi, adquieren significado:

«Sé que muchas personas hoy en día no apuestan nada por el reparto, siguen creyendo que no significa ni representa nada para nadie ni para el mundo, pero la realidad es que este género nos ha cambiado la vida a muchos que lo cantamos y los que son oyentes del mismo.

Hoy yo, Dasiel Mustelier, les estoy afirmando que este género va a ser bien grande, será mundial y se va a escuchar en todos los rincones del mundo, así que apunten el día.

Por otra parte, agradecido con @osniel_kimii por la invitación a su concierto, me hizo recordar el comienzo de nuestras carreras y llegué a la conclusión de que si separados somos fuertes, juntos seremos invencibles. Ojalá este mensaje le sirva a todos los colegas del género y a todos los cubanos.»

Más allá de la sinceridad de su testimonio, queda el análisis musical y del fenómeno conocido como «el Reparto», pues este, con sus ritmos contagiosos, se ha convertido en más que una simple variante del reguetón.

Amén de críticos y elitistas que muy a menudo olvidan cómo géneros ya establecidos dentro del panorama musical como el danzón, el bolero, la conga y otros, en un inicio también fueron estigmatizados y acusados de «marginales» «ofensivos a las buenas costumbres», se debe reconocer que «El Reparto» es la voz de una comunidad, una expresión de resistencia y existencia que habla de conflictos, vivencias y modos de comportamiento arraigados en la realidad cubana.

Wampi, en su afirmación sobre el futuro del género, no solo destaca su potencial para alcanzar una resonancia global, sino también subraya cómo este género ha cambiado la vida tanto de sus intérpretes como de sus oyentes.

El reparto

El reparto, desde sus inicios, ha sido una plataforma para que jóvenes talentosos de entornos humildes, aquellos que rozaban la pobreza, encontraran un medio para expresarse y, eventualmente, alcanzar una mejora económica significativa.

Entre estos jóvenes se destaca la figura de Elvis Manuel, considerado por muchos como el primer repartero cubano.

Su historia es emblemática del espíritu del reparto: un joven de extrema pobreza que logró conectar con multitudes a través de su música, una música que traspasó las fronteras de Cuba para resonar en lugares tan distantes como Miami y Europa.

Sin embargo, la tragedia marcó su legado cuando, buscando un futuro mejor, perdió la vida en el Estrecho de la Florida. Su memoria y su música continúan inspirando a generaciones de artistas del reparto.

En este linaje de artistas del reparto, no se puede dejar de mencionar a Chocolate MC, conocido como el Rey del Reparto. Su música, influenciada por la obra pionera de Elvis Manuel, ha sido fundamental en la consolidación y expansión del género. Chocolate MC, más allá de sus criticables letras y la polémica entorno a su vida, ha sabido llevar el reparto a nuevos niveles de popularidad, no solo manteniendo la esencia del género sino también innovando y adaptándolo a los nuevos tiempos.

tal vez quieras leer: El Rey del Reparto está de cumpleaños, ¿cómo lo celebrará?

El mensaje de Wampi es un recordatorio de que, a pesar de las críticas y los estereotipos negativos que a menudo se asocian al reparto, como el machismo y el sexismo, este género musical es una fuerza transformadora.

El reparto es un reflejo de la lucha, la resilencia y la esperanza de muchos cubanos que han encontrado en la música un camino hacia la autoexpresión y la mejora económica. La invitación de Wampi a su concierto, extendida por Osniel Kimii, simboliza el comienzo de una nueva era, quizás de unidad y fortaleza colectiva que promete llevar este género «a todos los rincones del mundo».

Es la música cubana del momento; la que bailan los jóvenes, la que disfrutan. Eso es innegable.

La desunión entre los artistas del género urbano

Este es quizás el desafío más significativo para los cubanos exponentes de este género, un desafío que trasciende los límites de la música: la desunión entre sus artistas.

Esta falta de cohesión, lejos de ser un mero desacuerdo creativo, ha escalado en ocasiones a conflictos severos. En otros contextos y países, la gravedad ha escalado a tal punto que no solo ha incluido peleas físicas, a los puños, sino también tiroteos y, lamentablemente, muertes.

Este fenómeno, si bien complejo y multifacético, puede rastrearse en parte a factores como la baja educación cívica, la envidia, y el celo profesional, especialmente pronunciados entre aquellos que han emergido de entornos de gran adversidad.

Los inicios del género urbano, y de ello no escapa el llamado reparto cubano, estuvieron marcados por escasas oportunidades, lo que exacerbó la competencia entre los artistas.

En un ambiente donde cada éxito puede significar la diferencia entre el reconocimiento y el olvido, no es sorprendente que se haya desarrollado una cultura de «tiraderas» entre artistas.

Estas batallas líricas, si bien pueden ser vistas como una manifestación artística de la rivalidad, también reflejan una profunda desunión dentro de la comunidad musical urbana. Esta cultura competitiva ha contribuido a un ambiente en el que la colaboración entre artistas a menudo parece una meta inalcanzable, alimentada por la desconfianza y la competencia más que por el apoyo mutuo y el crecimiento colectivo.

En este contexto, llega la invitación de Osniel Kimii a Wampi para participar en su concierto. La colaboración puede servir como un catalizador para el cambio, promoviendo un ambiente en el que los artistas no solo se ven como competidores, sino como colegas que pueden enriquecerse mutuamente.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+