Tecnología está acabando con el fraude al seguro de autos, pero algunos cubanos aún insisten

Havana
nubes
27.2 ° C
27.2 °
27 °
94 %
1.5kmh
100 %
Sáb
27 °
Dom
31 °
Lun
31 °
Mar
31 °
Mié
29 °

Un «negocio» que durante un buen tiempo sirvió en los EE.UU., sobre todo en Miami, para que cubanos recién llegados – o no – se hicieran de unos buenos cuantos pesos, tiene al parecer los días contados con la batida que, gracias a la tecnología entre otras cosas, están dando las agencias de seguro y especialmente la policia. Nos referimos al fraude al seguro de autos.

Mensajes de texto, llamadas, redes sociales, geolocalización, Google Timeline,… todo esto y más le está sirviendo a los encargados de hacer cumplir la ley para detectar los fraudes al seguro de autos.

Con la autorización correspondiente, las compañías aseguradoras y la policía han logrado establecer la relación «pasada» entre el chocado y el chocador. Lo mismo detectan que son amigos en Facebook, o que se siguen en Instagram, que se llaman continuamente o se pasan mensajes de texto. O mejor aún: que han coincidido en tiempo y espacio, repetidamente, durante muchísimo tiempo, gracias a que muchos, ingenua o conscientemente tienen activada la geolocalización en sus teléfonos celulares.

noticia relacionada: Así tal vez fue cómo pudieron agarrar a Chocolate Mc en Palm Beach

La policía y las compañías de seguro no dan detalles sobre cómo es que cada vez más logran detectar los fraudes al seguro de autos, pero la realidad tecnológica y digital está acabando con los bandoleros, en un negocio que antes era lucrativo pero ya no tanto.

Especialmente está siendo fatal para los recién llegados desde Cuba, que desconocedores de tantos adelantos tecnológicos y necesitados de dinero, suelen caer en la trampa; a menudo lanzada por personas que también desconocen de cuánto se ha avanzado en materia de lucha contra el fraude de seguro de autos.

En menos de un mes han sido varios los casos de cubanos involucrados en este delito que han sido arrestados por la policía. Y no todos recién llegados.

Está el caso, por demás insólito, del arresto de Yuniesky Betancourt, un pelotero cubano que ganó millones de dólares en las Grandes Ligas y que parece haber dilapidado su fortuna.

Betancourt tuvo una notable carrera en la MLB y luego regresó al béisbol nacional cubano en 2019 después de retirarse profesionalmente en Japón en 2014, pero al parecer ya nada de ese dinero existe, y ahora fue arrestado en Miami-Dade por orquestar un accidente automovilístico falso para reclamar dinero del seguro.

Él, junto con otras tres personas, está acusado de reclamar fraudulentamente prestaciones por lesiones, lo que provocó que Kemper Insurance pagara 61.000 dólares. Si son declarados culpables, enfrentan hasta 10 años de prisión.

Igual situación enfrentan en Miami, otras dos mujeres cubanas, María Campos e Isabela Méndez, quienes fueron arrestadas por su participación en la simulación de un accidente automovilístico para presentar reclamaciones por lesiones falsas ante una compañía de seguros, pidiendo más de 35.000 dólares. El caso está actualmente bajo investigación y ambas mujeres enfrentan cargos relacionados con fraude de seguros.

El elaborado plan involucró a otros tres cómplices y tuvo lugar el 29 de junio de 2022, en la intersección de Flagler Street y 68th Avenue.

Precisamente una de sus cómplices, la cubana Krystal Arbona, fue arrestada ayer jueves. También fue arrestada Madison Martínez, de 25 años.

Ellas dos, junto a las cubanas María Campos, terapeuta de 54 años, e Isabela Méndez están acusadas de defraudar 37,570 dólares a una agencia de seguros; en un caso que destaca cómo, a pesar de su corta edad, Arbona es la acusada principal y mente maestra en este caso de fraude al seguro de autos a la compañía de seguros Doctors Medical Group.

El presunto accidente de tráfico ocurrió el 29 de junio de 2022; y según la investigación de la Oficina de Fraude de Seguros de la División de Investigación Forense, perteneciente al Departamento de Servicios Financieros de Florida, ese día, Krystal Arbona, Isabella Méndez y Madison Martínez, viajaban en uno de los autos involucrados en el incidente ocurrido.

Arbona enfrenta tres cargos de reclamo falso a una aseguradora y tres cargos de robo en mayor cuantía de tercer grado, al igual que Martínez, que también compareció ante la jueza este miércoles.

Este caso se complicó para las cuatro, pues tres de ellas no solo simularon el accidente de auto para cometer el fraude a la compañía de seguros de autos, sino que además, las tres que viajaban juntas en el auto chocado, acudieron a una clínica ubicada en Miami-Dade y firmaron documentos que consignaban terapias a las que nunca asistieron, pero cobraron el dinero.

En el caso de Arbona asistió a solo una. Martínez declaró que tomó tres o cuatro terapias; y Méndez aseguró que asistió a una o dos.

Es ahí donde cayó la terapeuta Campos, quien firmó los formularios de terapias completadas por las tres jóvenes.

Los fraudes al seguro tras accidentes de tránsito figuran entre los delitos más frecuentes cometidos por cubanos residentes en el sur de Florida.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+