Shein-Sucursal Habana. El calvario de comprar ropa desde Cuba

Havana
algo de nubes
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
62 %
4.6kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
30 °
Lun
29 °
Mar
29 °
Mié
29 °

El reto de vestir y vestir a la moda en Cuba probablemente sea uno de los más angustiantes para la juventud en un país donde un buen número de tiendas estatales hace años dejó de ofertar ropa en cualquiera de sus modalidades, y si las ofertan es a precios exorbitantes e impagables en establecimientos en moneda libremente convertible (MLC) .

En un país donde a pesar del clima y las precariedades, la ropa tiene que durar años porque su remplazo no siempre se puede garantizar y en un país donde por suerte sobrevive un mercado negro salvador.

A pesar de que el nuevo y floreciente sector no estatal ha marcado el nacimiento de marcas de ropa manufacturada que vienen a suplir una necesidad urgente entre quienes gustan usar ropajes de temporada, los cubanos no quieren vestir con lo que sea. Quieren entrar a un sitio de ventas, investigar propuestas, descubrir estilos, encontrar tallas, colores, diseños y conformar el estilo que más les acomode.

Para eso existe Shein. Una tienda online nacida en 2008 y que es ahora mismo una de las más perseguidas  por los jóvenes en la Isla y también una de las más cotizadas y saboreadas por el mercado negro.

Shein no es una marca de primera, ni siquiera es una buena marca, de calidad suprema, pero es la que más ha facilitado el calvario de los cubanos para comprar algo ajustado a sus estilos personales.

Sucede que Cuba se encuentra en la lista de países a los cuales la plataforma de ventas no hace envíos, por lo cual muchas veces desde la propia tienda sugieren utilizar empresas norteamericanas como intermediarias, algo que puede costar más del 50 por ciento del valor real de la pieza y se hace prácticamente imposible.

Foto Yahoo.

La vía más expedita es el prominente mercado negro cubano. Quien tenga un familiar-proveedor fuera del país, no tiene necesidad de acudir a esta opción, pero la gran mayoría de los que no tienen a nadie deberán solicitar ayuda a los famosos revendedores de Shein.

A través de un representante fuera del país, los encargados de revender la mercancía recepcionan los links de los pedidos de cada cliente y los envían a su comprador, quien efectúa la orden y una vez obtenida la mercancía se lanza al tortuoso destino de enviarlos a Cuba.

Lo mismo desde Canadá, que desde Estados Unidos o Europa, la ropa y los accesorios son enviados a través de agencias de paquetería como Aerovaradero, por ejemplo, y casi nunca tardan menos de dos meses en llegar a la Isla.

Si usted decide hacer un encargo, quizás tenga que pagarle algo por adelantado a su proveedor-intermediario, aunque si la persona es buena gente le dirá que no, que a los dos meses, cuando llegue la mercancía entonces se le entregue el monto total.

Así le ha sucedido a una joven habanera de 23 años, quien lleva alrededor de tres vistiendo con Shein. Cuenta que lo ha hecho con varios intermediarios y aunque nunca la han estafado, sí ha pasado muchos meses con el susto de si su pedido llega o no.

“No hay a quien reclamarle, lo único que vale es la garantía que tengas en la persona a quien le encargaste, aunque a veces ni siquiera depende de ella cuando sucede alguna dificultad con el envío”, asegura.

Una de las formas más factibles para contratar servicio de los intermediarios es a través de los grupos en WhatsApp y Telegram, aunque dice la joven que no siempre se puede confiar en quienes se dedican a ellos porque fácilmente pueden estafar con dinero por adelantado.

Sucede que ya se han dado casos de personas que hacen los pedidos y en el ínterin, dos meses no son pocos días; el cliente engorda, baja de peso, se compra otra cosa, y entonces el pedido se queda en el aire. En este caso no pasa nada, la persona siempre encontrará alguien más que desee comprarlo.

En Cuba la necesidad ha hecho que demos la cantidad de dinero que sea por cualquier cosa. NO obstante, vale aclarar que la mayoría de los cubanos no puede comprar en Shein. Esta modalidad de ventas viene a reforzar la segmentación clasista no declara que pervive en el país y se hace notar en todos los sectores.

Shein es una marca barata en todo el planeta, menos en Cuba. Aquí la multa por adquirirla se convierte en ocasiones hasta en el doble de su precio real. Más si se tiene en cuenta lo que vale ahora mismo un dólar.

“Casi siempre me pongo de acuerdo con mi papá que vive en Miami y luego me comunico con la vendedora aquí en La Habana para ajustar los costos, el año pasado cuando la pandemia empeoró y nadie entraba al país los envíos disminuyeron, pero ya ahora se han restablecido y mi novio y yo tratamos de encargar algo todo los meses”, cuenta la muchacha.

No importa si esta ropa no tiene la calidad de Zara, Aeropostale o Levi´s, por ejemplo. Quizás buena parte del éxito que ha tenido esta empresa china en el mercado global haya venido marcada por el auge y la fama que le han otorgado algunos cubanos y su mercado negro en el desesperado intento por seguir la moda en una Isla con par de décadas de retraso mercantil.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+