Roban mandados en bodega de Santiago de Cuba y una cocina eléctrica en tienda de Las Tunas

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
58 %
2.6kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
33 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
32 °

En un audaz acto que ha dejado a la comunidad en shock, ladrones han perpetrado robos significativos en dos provincias del Oriente de Cuba. En uno de ellos, afectando directamente el sustento y la seguridad de sus habitantes.

En Santiago de Cuba, una bodega fue despojada de todos los mandados de la canasta básica, mientras que en Las Tunas, una cocina eléctrica fue sustraída de una tienda aprovechando un descuido de las empleadas. Ambos casos revelan una preocupante tendencia de inseguridad y desesperación.

La noche del 17 de febrero, en una bodega ubicada en la carretera central del km 6, Las Cuabas, Santiago de Cuba, se llevó a cabo un robo masivo que dejó a más de la mitad de la población local sin acceso a los esenciales de la canasta básica.

Según Eridailis Alarcón, una residente afectada que compartió su indignación en Facebook, el robo ocurrió en un momento en que los custodios no estaban presentes, y nadie en las inmediaciones pareció notar el acto delictivo. Alarcón relata cómo, días antes del incidente, la administradora de la bodega había advertido a los clientes sobre el riesgo de robo, sugiriendo una posible premonición o complicidad en los hechos.

Alarcón, en su desesperado llamado a las autoridades y líderes del país, cuestiona la eficacia de las medidas de seguridad actuales y la aparente indiferencia del estado ante tales delitos. Su publicación no solo busca respuestas sino también exigir que se tomen acciones concretas para prevenir futuros robos y garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia.

El llamado de Alarcón a compartir su publicación y su búsqueda de justicia resuena con un sentimiento de frustración y desesperanza que muchos cubanos sienten ante la creciente inseguridad y la ineficacia de las respuestas gubernamentales.

Este evento se suma a otro robo ocurrido en una tienda de Las Tunas, donde una cocina eléctrica fue robada, según reveló en un grupo de Revolico, la internauta Liset Montes de Oca. Este tipo de delitos no solo refleja la audacia de los criminales sino también la vulnerabilidad de los establecimientos comerciales en la isla.

Estos robos no son incidentes aislados sino síntomas de problemas más profundos que enfrenta la sociedad cubana, incluyendo la escasez de recursos básicos y la creciente desesperación de algunos por sobrevivir en un contexto económico difícil.

La falta de custodios durante el robo en Santiago de Cuba y la aparente previsión del robo por parte de la administradora de la bodega plantean serias preguntas sobre la complicidad y la seguridad en estos establecimientos.

El llamado de Alarcón a compartir su publicación y su búsqueda de justicia resuena con un sentimiento de frustración y desesperanza que muchos cubanos sienten ante la creciente inseguridad y la ineficacia de las respuestas gubernamentales.

te recomendamos leer: Hospitalizado en La Habana el actor de telenovelas cubano Félix Beatón

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+