Represión en Cuba: la tecla que no le suena a la administración Biden

Havana
muy nuboso
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
1.5kmh
75 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °

Destaca hoy el periodista Wilfredo Cancio en una nota publicada en el portal Cibercuba Noticias que «(la) Escalada de represión en Cuba impide un cambio en la política de EE.UU.» y cita a funcionarios de la Administración Biden. Más específicamente al portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

La reacción de Price tuvo lugar a raíz de unas declaraciones dadas por quien fuera el principal asesor de la política trazada por el presidente Barack Obama con relación a Cuba: Ben Rhodes.

Rhodes cuestionó a Biden, quien fuera Vicepresidente de los EE.UU., segundo al mando del país después de Obama, durante el periodo en que él – Rhodes – fuera el asesor de Obama y uno de los artífices del llamado «deshielo».

El cuestionamiento de Rhodes estuvo relacionado con este argumento: la administración de Bien no ha revertido la política de sanciones de Donald Trump contra Cuba.

Price defendió muy acertadamente la posición del actual gobierno; una posición que ocurre en un contexto muy diferente en el que Rhodes vivió las luces del «nuevo amanecer» en la isla. Un amanecer que nunca llegó ni siquiera al estadio Latinoamericano, donde Obama y el entonces mandatario de Cuba, Raúl Castro, vieron un juego de pelota rodeado de militantes del PCC y de la UJC; funcionarios del MININT y de la Seguridad del Estado, entre otros invitados a dedo; fieles todos a Raúl, al Partido y a Fidel.

Cancio recoge algunas de las declaraciones de Price en su nota, que básicamente reconocen que el «No cambio» se ha debido a «la escalada de represión del régimen cubano impide un cambio en la estrategia actual de Estados Unidos».

«Es cierto que la política de esta administración no es idéntica a la política de la administración Obama-Biden, dijo Price.

«Pero también es cierto que desde 2017 han pasado cinco, seis años. El régimen cubano, en cierto modo, se ha vuelto aún más represivo», expresó Price, en su habitual encuentro con la prensa.

«Vimos un duro recordatorio de ello hace más de un año, en julio de 2021, agregó. «Cuando las protestas pacíficas que expresaban las aspiraciones de un futuro mejor fueron respondidas con arrestos y encarcelamientos en toda la isla. Ese es solo un ejemplo de la represión que hemos seguido viendo por parte del régimen cubano», señaló.

Y concluyó recordando que la política de los EE.UU. hacia Cuba «se ha basado en los intereses del pueblo cubano, en las aspiraciones de mayor libertad, mayor democracia para el pueblo cubano».

Cancio destaca que «es la primera vez que un alto funcionario de la administración Biden se desmarca de la política que promovió Obama entre 2008 y 2017, y que incluyó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, rotas por 54 años.»

Las declaraciones de Price suceden de manera casi simultánea con la expulsión de Cuba del Jefe de los Jesuítas en la isla, el sacerdote David Pantaleón. Un hecho que refuerza la tesis del portavoz del Departamento de Estado.

Rhodes, evidentemente, parece haberse estancado en el tiempo o, como mínimo, no está siguiendo las noticias que acontecen en la isla.

Sin embargo, el que sí está empapado con la realidad cubana es el senador cubanoamericano Marco Rubio, quien en las últimas horas rechazó abiertamente la persecución del régimen contra los religiosos en la isla, y cuya víctima más reciente es el superior Curbelo.

Rubio rechazó este miércoles, la persecución que ha tenido el régimen durante años en contra de los religiosos en la isla, y en específico la expulsión del destacado jesuíta.

Al hacerlo, recordó como el gobierno de Fidel Castro impidió reiteradamente asistir a Misa, a decenas de miembros de la organización opositora Damas de Blanco.

“Por años el régimen criminal de Castro y Díaz-Canel ha perseguido a las @DamasdBlanco en camino a la Santa Misa, han agredido a integrantes de las iglesias cristianas y ahora– al estilo de la dictadura de Ortega y Murillo–expulsan a un sacerdote de la iglesia Católica”, reza la publicación de Rubio en su cuenta oficial de Twitter.

El sacerdote David Pantaleón, superior de los Jesuitas en Cuba, había sido explícito no solo en su respaldo hacia los familiares de los presos políticos y hacia estos, en principal instancia, sino que también solía ofrecer su voz como denuncia al gobierno de la isla, criticando la pésima situación que viven los cubanos dentro de la isla. Pantaleón también fue uno de los religiosos que exigió al gobierno brindar les permitiesen a él y a otros jesuítas, ofrecer asistencia religiosa a los activistas acuartelados del Movimiento San Isidro.

Sin dudas, por sus continuas críticas hacia el gobierno cubano, Pantaleón «se ganó» el boleto de salida de la isla, pero también se ganó, esta vez sí de verdad, el cariño de miles de cubanos.

tal vez quieras leer: Gobierno cubano habría forzado la salida de la isla del superior de los Jesuitas

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+