¿Qué esperar hoy de la negociación entre EEUU y Cuba?

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
46 %
2.1kmh
40 %
Dom
34 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
33 °
Jue
33 °

Con los ecos aún de la manifestación en Miami contra el diálogo migratorio entre EE.UU. y Cuba ocurrida frente al famoso restaurante Versailles en Miami en el día de ayer y convocada por el influencer Alexander Otaola, no muchos se preguntan ¿qué se puede esperar hoy de la reunión entre funcionarios de la administración de Joe Biden y la parte cubana, encabezada por el Viceministro Carlos Fernández de Cossío?

Ayer, decenas de cubanos se dieron cita frente al emblemático restaurante de la Calle 8, en Miami, en clara señal de protesta contra el diálogo migratorio que está previsto para iniciarse hoy jueves entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, en la capital norteamericana.

Los manifestantes, de modo general y unánime parten de una idea ya esbozada con anterioridad en el exilio: «con la dictadura no se negocia».

El portal de noticias Cibercuba publicó esta mañana una consulta realizada a 10 especialistas entre los que destacan políticos, diplomáticos, académicos y abogados de inmigración. Todos expresaron sus opiniones acerca de las conversaciones que sostendrán hoy jueves los representantes de Cuba y Estados Unidos en Washington. Muy probablemente sea la primera de una serie de reuniones dirigida – ese es el tema de la reunión – a «resolver» el problema migratorio.

Debe entenderse que este, y no otro, será el punto de partida. Es decir: no será una reunión entre gobiernos para analizar el diferendo entre ambos países o la eliminación del embargo/bloqueo; aunque es presumible que la parte cubana apelará a este y lo traerá a la mesa como responsable directo del éxodo y entrada a los EE.UU. en los 14 meses de presidencia de Joe Biden, de más de 100 mil cubanos. El dato exacto: 110,340 arribaron a EE.UU. tras el ascenso de Biden a la Casa Blanca.

Años antes, recordemos, La Habana señalaba como «culpable» de la emigración de cubanos al incentivo que representaba para los cubanos la llamada Política de Pies Secos, Pies Mojados, pero esta teoría se desmontó por si sola en cuatro años. Desde que la misma quedara abolida por un presidente saliente, Barack Obama, mediante decreto presidencial, 175,193 cubanos han llegado por puntos fronterizos de los EE.UU. Esta cifra incluye lo que va de año fiscal 2022 (octubre de 2021 a marzo de 2022). Como bien destacara el periodista cubano Wilfredo Cancio, «la cifra supera los cubanos registrados durante el éxodo del Mariel, en 1980 (125,000), y los de la crisis de los balseros de 1994 (35,000).»

Es probable, y ya esto pasa a terreno especulativo, que otra vez la historia, como ciclo, se repita. Recordemos el año 94, última crisis de los balseros. EE.UU. promete otorgar 20 mil visas anuales y Cuba endurece el patrullaje de sus costas. ¿Qué esperar este 2022? Tal vez que EE.UU. vuelva a comprometerse a cumplir el plan de las 20 mil visas anuales y poner el pie en el acelerador para terminar de abrir como Dios manda y ordena la embajada, y sobre todo acelerar la llamada Reunificación Familiar.

Si la historia se repitiese, del otro lado, los cubanos, podrían respirar aliviados , y su gobierno a sacarle presión a la olla de a poquito, calmarían sus ansias migratorias pero… hay una gran diferencia, y no precisamente circunscrita a los casi 30 años transcurridos.

Un grito de libertad para Cuba

Si bien la crisis económica, la escasez y los apagones, parecen haber sido el eje motivador del llamado Maleconazo en el 94´, por esas fechas eran pocos, poquísimos, los cubanos que de algún modo u otro habían tenido acceso documental a las violaciones de Derechos Humanos por parte de la oficialidad en la isla.

La llegada de la internet a los celulares cubanos puso ante la vista de todos decenas de ejemplos de maltrato policial, denuncias ante desmanes cometidos por la justicia en la isla que, ahora, a no dudarlo, fueron un eje motivador de las protestas del 11 de julio y del éxodo migratorio.

Para muchos más cubanos aún está claro que ese «elitismo blanco», académico y gubernamental, no representa al pueblo de Cuba. Otra parte de la población ya no cree en ellos, visto lo visto, con la incapacidad demostrada de sus Ministros y funcionarios para «ordenar» un país económicamente, elaborando leyes que luego reacoteja en el camino y con la finalidad demostrada de responder a un grupo en el poder y no a toda la diversidad ideológica de diez millones de cubanos.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+