Primera planta de harina de yuca en Cuba costó 100 000 euros

Havana
nubes dispersas
28.2 ° C
28.2 °
28.1 °
51 %
5.7kmh
40 %
Dom
28 °
Lun
27 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °

Luego que Frei Betto “recomendara” el consumo de harina de yuca a los cubanos como alternativa a la harina de trigo de altos costes de importación, comenzó a funcionar la primera planta de este producto ubicada en la central provincia de Cienfuegos, con un costo de inversión de unos 100 000 euros, según reportó la emisora oficial Radio Rebelde.

En mayo de 2020, el periódico oficial Granma anunciaba que se daban “los toques finales” a esta planta, ya entonces terminada en un 80 por ciento, y que se localiza específicamente en la Cooperativa “Antonio Maceo” de la Empresa Agropecuaria Horquita, en el municipio cienfueguero de Abreus.

Esta “minifábrica” es la primera de su tipo en todo el país, y opera con una tecnología “procedente de Colombia”, novedosa en la isla, con una capacidad de producción diaria de 560 kilogramos de harina, poco más de media tonelada, resultado del procesamiento de 2 toneladas de yuca cosechada en unas 70 hectáreas de la propia cooperativa.

Según comentó el director de la cooperativa, Modesto Rodríguez Rodríguez, al perdiódico 5 de Septiembre, vocero provincial del Partido Comunista, el 70 por ciento de la producción total se destinará al consumo humano, por lo que el primer lote fue entregado a la Empresa Municipal del Pan del propio municipio de Abreus, cuyos elaboradores “utilizan un 30 porciento de harina de yuca y un 70 por ciento de harina de trigo. Hacemos otros ensayos con trabajadores por cuenta propia, que existen en el territorio, quienes elaboran pizzas y dulces”, detalló el funcionario. El resto de la harina de yuca producida se empleará como alimento animal para pollos en ceba destinados a la alimentación humana.

Es posible que con “esta línea fabril con tecnología de avanzada”, según el 5 de Septiembre, se pueda también “producir yuca congelada o parfinada”.

A inicio de mayo, el Instituto de la Industria Alimentaria “y los financistas de esta colaboración extranjera, el Proyecto Paz”, de conjunto con el Instituto Técnico Agropecuario y Forestal, organizarán un taller que buscará capacitar a sus matriculados en los usos de la harina de yuca, que es recomendada por su acción energética, depurativa, hipocolestemiante, neuroestimulante, antitrombótica, antoxidante, antiiinflamatoria e inmunoestimulante.

Según el reporte de Radio Rebelde, la harina producida en Abreus está certificada por el referido Instituto de la Industria Alimentaria, que dispone de una licencia sanitaria otorgada por especialistas de la Dirección Provincial de Salud Pública de Cienfuegos.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+