¿Por qué casi un tercio de los cubanos todavía no tiene la libreta de abastecimiento de 2024?

Havana
muy nuboso
25.9 ° C
25.9 °
25.9 °
94 %
4.8kmh
65 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
30 °

Cerca de un tercio de los hogares cubanos estaría aun sin la libreta de racionamiento de este año, según dejaron saber recientemente desde el Ministerio de Comercio Interior (Mincin). 

En concreto, hasta el cierre de la tercera semana de enero solo 2.786.000 de los más de 4.000.000 de núcleos con libretas de racionamiento asignadas habían recibido la cartilla correspondiente al 2024, o lo que es lo mismo, alrededor de un 69%.

Dicho de otra manera, más del 30% de los hogares de la isla, que serían unos 1.231.000, permanece sin libreta hasta el momento, debido sobre todo al déficit de materias primas y la falta de disponibilidad de los modelos requeridos.

Marpessa Portal de Villiers, subdirectora general de Venta de Mercancías del Mincin, informó que se han podido entregar las libretas en las provincias de Pinar del Río, Artemisa, Matanzas, Las Tunas, Santiago de Cuba, y Guantánamo, y el municipio especial Isla de la Juventud.

A principios de año, el Mincin reconoció en una nota oficial que en 2023 la industria poligráfica “no pudo asegurar” la producción y la entrega de las libretas de abastecimiento del 2024 en “la etapa prevista”.

En tal sentido, Joel Rodríguez Ramos, director de Operaciones de Ediciones Caribe, que es la empresa que imprime las cartillas, precisó que el financiamiento para la compra de la materia prima necesaria fue asignado en septiembre de 2023, pese a que la demanda se presentó en febrero del mismo año.

La subdirectora de Venta de Mercancías del Mincin agregó que las entregas de la industria se iniciaron en el mes de octubre y concluyeron el 20 de diciembre, pero la recepción “en fechas en las que se debiera estar concluyendo la confección” y “creando condiciones para la entrega a la población”, retrasaron el proceso.

Según trascendió, por falta de financiamiento, las entidades de Ediciones Caribe solo pudieron producir las cartillas de racionamiento en Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Matanzas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo; y las de los restantes territorios quedó en manos de Litográfica Habana.

Pero esto no es nuevo. Casi al concluir el 2022 y como había pasado el año antes, las autoridades de la isla anunciaron que no se había podido comprar la materia prima necesaria para paliar la escasez de libretas de abastecimiento en todo el país.

Lo cierto es que la culpa cae en terreno de nadie mientras miles de familias se desesperan porque no tienen aun su cartilla, que nació el 12 de julio de 1963 con el nombre de “Libreta de Abastecimiento” para garantizar “una distribución equitativa” a la población de un número cada vez más reducido de productos.

La funcionaria del Mincin detalló que la distribución de las libretas de abastecimiento hacia las oficinas del Registro de Consumidores (Oficodas) es responsabilidad de cada provincia, en los cuales se debe prever la logística para su traslado.

Tras ser recibidas las libretas en las Oficodas, se procede a su llenado de forma manual, velando por la correcta confección, el completamiento de todos los datos, el núcleo, sus componentes y, donde corresponda, las dietas médicas.

A finales de 2023, la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, aseguró que la cartilla se mantendría durante el 2024, pese a “limitaciones, corrimientos y desfasamiento de ciclo y de meses”.

Las declaraciones de la titular del Mincin llegaron poco después de que el primer ministro cubano, Manuel Marrero, desatara pánico en un amplio sector de la población al señalar que el objetivo en torno a la canasta básica normada es “subsidiar a personas y no a productos” para lograr “un esquema más justo y eficiente”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+