«Nunca te pido nada, pero mándame condones»

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
83 %
1kmh
40 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
25 °

Los condones continúan desaparecidos en La Habana. Quizás no tanto, porque aparecen, pero caros.

R.Y, colega y amiga, se confiesa «una mujer empoderada». Desde hace años trabaja en la prensa independiente y gana un oneroso salario que le permite tener «libertades económicas» más allá de lo que puede permitirse cualquier otro mortal cubano; pero, de vez en cuando, la realidad la devuelve a su sitio.

«Nunca te pido nada, pero mándame condones,» me dice vía Whatsapp y por más que el asunto pueda promover a la risa, existe un trasfondo detrás de la noticia.

«Desde aquí los encargo, pero me salen mega caros. Me enteré que mandaste cientos, miles, ¿a quién se los mandaste?,» pregunta.

R.Y. se refiere a una donación recibida gracias a una joven, residente en Nueva York que trabajaba en una ONG orientada a la educación sexual.

A través de una amiga en común residente en Miami, varios paquetes de condones fueron enviados a Cuba mediante un grupo de activistas cubanos que desde esa ciudad envían medicamentos e insumos médicos a la isla. Condones también.

«Oye, no son para ningún cumpleaños, fíjate. Por fa, no me digas que tendré que dejar de hacer el amor con mi jevito,» me dice más adelante.

R.Y añade que «el jevito» no es «jevito», sino más bien un ex, con el que ella aún de vez en cuando sostiene relaciones.

«Aquí los condones más baratos están a 30 y a 35 CUP. Los hay a 50, pero ya esos son más caros. Depende de la marca.

Sí, eso cuesta un simple y solitario condón en La Habana.

La ruta de los condones

Los condones han estado escasos en la isla. Al menos durante el año 2019 y el año 2020, era recurrente en la isla, en los medios oficiales e independientes, la noticia sobre la escasez de condones en el país.

«Mijo, mira, me queda uno solo. Yo tenía, pero se me han ido gastando. Por fa, que ni pastillas anticonceptivas hay,» agrega.

Según el Anuario Estadístico de Salud elaborado por el Minsap, durante el 2019 la cobertura total de anticonceptivos en Cuba alcanzó un 76,8 %, el valor más bajo desde 2005.

Hasta el propio diario oficialista cubano Vanguardia reconocía en octubre del 2020 que «la crisis económica persistente en Cuba y el descalabro sanitario del mundo en el 2020» obstaculizaban «la importación de métodos anticonceptivos y la adquisición de materias primas para fabricarlos en el país.» Por su parte, el oficialista Granma señalaba también por esa fecha que «la demanda de condones en Cuba ha aumentado de forma progresiva en la última década, con un consumo mensual entre cinco y seis millones de unidades.»

La ingestión de fármacos anticonceptivos es todavía más tolerable que el uso de dispositivos intrauterinos, pero tabletas anticonceptivas como el Etinor, están en falta. No obstante hay quienes padecen determinada enfermedad y se ven imposibilitados de tomar pastillas.

Es por ello que los cubanos y cubanas – como esta amiga que hoy me pide condones vía Whatsapp – prefieren continuar usando el condón.

La ruta de los condones en Cuba comienza en China. Sin embargo, la llegada de la pandemia del coronavirus, primero en ese país, y luego en todos los países del planeta, paralizó las actividades comerciales, que aún todavía a finales del 2021 no han retomado el ritmo «prepandémico.»

noticia relacionada: Cuba también sufre la “crisis de los condones”

Cuba, país golpeado severamente por la pandemia, no ha escapado a este problema. El gobierno cubano ha debido manejar sus fichas, entiéndase recursos, para la compra de los medicamentos más necesarios y ello explica, en buena medida, el desabastecimiento de condones. En medio del panorama, quienes tienen, a quienes le llegan, han hecho con «el condón» todo un negocio.

El resto de los condones llega al país en maletines de viajeros; pero el año 2021, fue de cierre total en la isla.

En enero de este año, según destaca una nota de la agencia española EFE, el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) entregó a Cuba un donativo que incluyó, entre otros insumos y medicamentos, los anticonceptivos Medroxiprogesterona y Levonorgestrel.

Un mes después, la UNFPA entregó un nuevo donativo de píldoras de anticoncepción de emergencia para su distribución en toda la isla caribeña: un lote de 7.988 píldoras de Levonorgestrel que fue destinado a 215 policlínicos, 20 hospitales y 14 áreas de salud de las 15 provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud, según detalló en su cuenta de Twitter la Unpfa-Cuba. El medicamento se utiliza en el término de 72 horas después de una relación sexual desprotegida o ante una falla o uso incorrecto de la anticoncepción.

«Esta acción forma parte del apoyo que brinda la Oficina del Unfpa en la isla al mantenimiento de Servicios de Salud Sexual y Reproductiva de calidad en el contexto de la pandemia provocada por la covid-19», se puede leer en el tuit.

Ausencia de condones perdidos incide en auge de casos de VIH y embarazos.

En junio de este año, el periódico oficialista 5 de Septiembre, órgano local de la provincia de Cienfuegos señalaba que «en el reparto Tulipán del municipio de Cienfuegos, la escasez de condones ha provocado el aumento del número de adolescentes embarazadas y también los contagios de VIH.»

El medio citó declaraciones de Ariel Álvarez Cardoso, especialista técnico de la farmacia de Tulipán, quien señaló:

«Ante la carencia de profilácticos y de las pastillas anticonceptivas hemos visto un aumento de embarazadas adolescentes en nuestro consejo popular. Este año ya se censan cuatro nuevos pacientes de VIH-Sida de la población que atendemos (…) Antes, cada quince días le hacíamos un pedido a la Empresa Comercializadora y Distribuidora de Medicamentos (ENCOMED) de unas 480 unidades por marca de condones (Momentos, Vigor y Vigor +) y su demanda era altísima; muchos todavía pasan preguntando.»

El diario señalaba que hasta ese momento, «solo se vendieron preservativos dos veces en la red farmacéutica de la provincia a razón de 1.440 unidades por establecimiento y las colas para comprarlos fueron «escandalosas».

Ya desde entonces, un solo «ejemplar» convencional, sin sabor ni textura, se vendía a 30 pesos cubanos. Tres, a 50 CUP, «depende de la marca y del juego comercial de los vendedores.»

El diario reconocía que «en los primeros seis meses de 2021, se registraron 14 casos nuevos con el virus de inmunodeficiencia en el territorio cienfueguero.»

La cifra incluso podía haber sido superior, a decir del Dr. Ramiro Espinosa González, jefe de sección de las ITS-VIH-Sida y las hepatitis virales en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Cienfuegos, pero este reconoce que, al no poder salir ellos a la calle a hacer trabajo de campo debido a las restricción impuesta por la covid, el número podía no ser certero.

Lo más cercano al tema condones, noticiosamente hablando se recogió, en diciembre de este 2021, por la periodista Natalia López Moya, en un artículo publicado en el diario 14ymedio donde se da cuenta que los condones, «también vienen de Miami»

En el texto de marras se hace referencia al «apoyo desinteresado y loable de los emigrados cubanos, fundamentalmente radicados en Miami, que además de hacer llegar medicamentos e insumos médicos a la Isla, han incluido el envío de condones que son distribuidos de manera gratuita por activistas» – entre ellos pudiera incluirme yo, según la amiga y colega R.Y. – pero se aclara que, a pesar del «esfuerzo», esta «ayuda» no es suficiente para llegar a todos.

El portal indicaba que, «en el día en que se celebra la lucha contra el VIH-Sida, se acrecientan las quejas ante la falta de preservativos» y recogía declaraciones de gente en la calle.

«Vas a una farmacia y no hay, lo buscas en el sitio de clasificados y un solo condón puede costar hasta 40 pesos, una verdadera locura», contaba a 14ymedio un joven habanero.

Otra joven señalaba que salía debido a lo caro que se encontraban los condones en el mercado informal, su novio y ella habían decidido dejar de usarlos.

«Mi novio no los encuentra y tan caros no los puede pagar, por lo que no los estamos usando y que sea lo que dios quiera», dijo angustiada la joven.

Los condones son la principal arma para frenar las enfermedades de transmisión sexual.

El pasado 1ro de diciembre un internauta se quejaba de la ausencia de condones en la isla.

Hacía referencia a esta barrera tan utilizada para prevenir enfermedades y embarazos no deseados.

Mientras leo y repaso sobre el tema, todavía «la voz» de la colega y amiga, retumba desde La Habana.

«Nunca te pido nada, pero mándame condones»

tal vez quieras leer: Tokio: Remera repara su bote con un condón, y gana dos medallas

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+