«No hay nada peor que Cuba»

Havana
algo de nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
83 %
2.6kmh
20 %
Mar
28 °
Mié
28 °
Jue
28 °
Vie
27 °
Sáb
25 °

«No hay nada peor que Cuba».

Así titula el medio Fox35, desde Orlando, Florida, un trabajo escrito por la periodista Deborah Choe, quien resume el drama diario que viven miles de cubanos, de los cuales, una decena de ellos huye diariamente en balsa, botes, embarcaciones rústicas, tablas de surfing, kayaks, o cualquier otro medio que le sirva para flotar y navegar en el agua, hacia los EE.UU.

«Miles huyen de la isla para llegar a Florida a pesar de la travesía insegura», expresa Deborah Choe en su artículo, donde recoge declaraciones de personas de origen hispano residentes en la Florida, que de alguna manera u otra están relacionados con la isla o, al menos, tienen una noción bastante cercana a la realidad que más que vivir, sufren, 10 millones de cubanos.

Entre quienes ofrecieron declaraciones a la periodista está el estudiante de tercer año de la Universidad de Florida Central, Kalec Rodríguez. El joven dice saber cómo se sienten los cubanos. Porque lo vivió.

Y señala:

«Lo que impulsa a la gente a venir en masa es que no hay nada peor que Cuba«.

Rodríguez, emigrado hace tan solo seis años a los EE.UU., dice que no le sorprende ver el creciente número de inmigrantes cubanos que quieren venir a los EE. UU.

«Lo entendería porque cuando estuve allí, no había nada peor que Cuba«.

El joven explicó al medio que, mientras vivió en la isla, la mayor parte del tiempo no tuvo siquiera, útiles escolares.

«No teníamos lápices, no teníamos gomas de borrar, no teníamos cuadernos, libros, ni siquiera mesas para nosotros, o sillas para sentarnos».

Otro que conoce de cerca el drama cubano es Rolando Gómez.

“Están dispuestos a arriesgar sus vidas solo para ir a otro lugar, incluso si no tienen los medios adecuados para llegar aquí”, dijo Gómez.

Haydee Oves dice que la gente está enviando artículos de primera necesidad como alimentos, leche y ropa a la isla. Y señala:

«La medicina es otra cosa, no tienen nada allí».

El medio recogió declaraciones de Angie Peralta, una hispana que viajaba a bordo de un crucero cuando de pronto vió un bote en el medio del mar.

A pesar de viajar en cruceros desde hace 20 años afirma no haber vivido jamás una experiencia como esa

«Salí a mi balcón y allí estaba el bote, estaba lleno de gente de Cuba pidiendo agua y básicamente pidiendo ayuda”, dijo Peralta.

«Empezaron a aplaudir, dijeron gracias,» recordó.

Otros dijeron que la pandemia de COVID-19 solo empeoró una situación que ya era mala.

«A veces no hay comida, no hay leche para los niños. No hay pan, no hay nada», dijo Elizabeth Pérez.

Según la especialista en asuntos públicos de la Guardia Costera de EE. UU., Nicole Groll, «a menudo los botes en los que viajan los migrantes están construidos con materiales de mala calidad y no son seguros.»

«Es madera rodeada de espuma de poliestireno, botes flotantes, lonas, madera contrachapada y, en última instancia, cualquier cosa que flote».

tal vez quieras leer: Balseros cubanos: Nuevo año fiscal es continuidad del anterior

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+