Migrantes cubanos: Unos evitan ser deportados y otros quieren virar

Havana
nubes dispersas
25.4 ° C
25.4 °
25.4 °
87 %
1.9kmh
42 %
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
29 °

La migración cubana tiene de todo. Desde los que no quieren ser capturados, hasta los que se entregan voluntariamente para ser retornados a la isla.

La situación de los migrantes cubanos es compleja y diversa, como lo demuestran las historias de aquellos que buscan desesperadamente evitar la deportación y los que, por el contrario, desean regresar a Cuba. Un caso particularmente llamativo es el de Marelys Pérez, quien, después de varios intentos fallidos, logró regresar a Cuba por su cuenta.

Su historia refleja un aspecto menos conocido de la migración y es un caso poco común y bastante atípico, sobre todo en estos momentos en que Cuba está sumida en una profunda crisis financiera: el deseo de regresar a Cuba tras haber enfrentado diversas dificultades en el extranjero.

La joven cubana logró regresar a Cuba después de enfrentar múltiples intentos fallidos para ser deportada desde México. Su viaje comenzó hace dos meses en busca de mejores oportunidades, pero enfrentó contratiempos y asuntos familiares que la llevaron a querer regresar a Cuba. A pesar de entregarse repetidamente a las autoridades mexicanas para ser deportada, siempre era liberada y nunca deportada a la isla.

Un amigo llamado Lito Saints, quien la conoció durante su estadía en México, relató que Pérez buscó su ayuda el 4 de noviembre para salir de una situación complicada en una vivienda y expresó su deseo de volver a Cuba, revelando que se había entregado dos veces a las autoridades sin éxito. A pesar de los intentos de convencerla de continuar su camino, Pérez persistió y se presentó nuevamente a las autoridades migratorias, pero fue detenida durante 36 horas y trasladada a la Ciudad de México.

Foto: Screenshot Cubanos en Tapachula – Facebook Group

Finalmente, Pérez decidió tomar un avión por sus propios medios y regresó a Cuba el 25 de noviembre.

Lo contrario a ella hicieron en México seis cubanos, de un grupo de 12 que desembarcaron en la playa Chac Mool y se dirigieron hacia el bulevar Kukulcán, cuando las autoridades de Cancún, en Quintana Roo, México, los detuvieron.

Los 12 balseros cubanos fueron detenidos por tener una presunta relación con la red de coyotes vinculada a la Mafia Cubana que operaba en la región desde 2009. Sin embargo, cuando los migrantes fueron detenidos, al menos seis de ellos lograron escapar, incluyendo tres personas que guiaban el grupo.

Las autoridades no descartan que grupos de coyotes con vínculos con esta red y Mafia Cubana operen de forma independiente, transportando cubanos de manera clandestina.

La Mafia Cubana se dedicaba a reclutar cubanos y someterlos a amenazas y extorsiones en territorio mexicano, señala el portal 14ymedio, que revela además detalles sobre las salidas ilegales, que se originan desde Pinar del Río, ubicado a unas 220 millas de Cancún, y por las cuales los coyotes cobran alrededor de 7.000 dólares por este traslado.

No está claro si los seis migrantes cubanos detenidos serán deportados, incertidumbre que sí es certeza en el caso de cuatro cubanos, tres hombres y una mujer, que fueron devueltos a la isla el martes 28 de noviembre,por el Servicio de la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG). Según Prensa Latina, estos migrantes habían salido de la Isla por la provincia occidental de Artemisa.

La USGC repatrió a los cuatro migrantes cubanos interceptados cerca de Cayos Marquesas mientras intentaban llegar ilegalmente a las costas estadounidenses.

Esta operación de repatriación eleva el total de retornos de migrantes cubanos a 124 en lo que va del año, con un total de 5.107 personas repatriadas, tanto por vía aérea como marítima.

La mayoría de los migrantes cubanos que escapa de la isla lo está haciendo de manera legal y por avión, desde La Habana a Managua, Nicaragua.

Sin embargo, el chorro comenzará a disminuir poco a poco luego de que Departamento de Estado de EE. UU. anunció la prohibición de visas estadounidenses para propietarios, ejecutivos y altos funcionarios de compañías aéreas que realicen vuelos chárter que transporten migrantes irregulares desde Cuba hasta Nicaragua.

El objetivo de esta medida era – es – reducir el flujo de migrantes cubanos a través de Centroamérica, quienes luego se unen a caravanas de indocumentados para llegar a la frontera sur de Estados Unidos, y rápidamente comenzó a recibir el efecto deseado.

Aerolíneas como Air Century y Sky High de República Dominicana, así como Viva Aerobus y Magnicharters de México, abandonaron el mercado debido a estas restricciones.

Actualmente, solo dos aerolíneas, Conviasa y Aruba Airlines, continúan operando vuelos entre Cuba y Nicaragua. Aruba Airlines, con sede en Aruba y capital venezolano, ha mantenido sus operaciones en esta ruta desde 2010.

Conviasa, por otro lado, es la aerolínea estatal de Venezuela, quien ya está sancionada por Estados Unidos, y por tanto parece no temer represalias adicionales en relación con los vuelos chárter a Nicaragua.

El hecho de que solo dos aerolíneas estén ofreciendo este servicio podría llevar a un aumento en el precio de los boletos debido a la menor competencia en la ruta.

noticia relacionada: Decisión de EE.UU. con relación a migración por Nicaragua encarecerá el precio de los boletos aéreos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+