Migrante cubana regresa a la isla tras pedirle a México que la deportara

Havana
lluvia de gran intensidad
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
94 %
4.1kmh
75 %
Sáb
25 °
Dom
29 °
Lun
28 °
Mar
30 °
Mié
31 °

La historia de Marelys Pérez, una migrante que salió de Cuba hace poco más de dos meses en busca del sueño americano, y luego pidió varias veces ser deportada de México a la isla, es surrealista. Pero no se trata de una ficción.

Mientras miles de cubanos inventaban la manera de escapar de Cuba, o por lo menos soñaban con ella, Marelys le pedía una y otra vez a las autoridades migratorias mexicanas que la devolvieran a su país natal, algo que logró el pasado sábado 25 de noviembre.

Según lo que cuenta el usuario Lito Saints en el grupo de Facebook ‘Cubanos en Tapachula’, conoció a Marelys como 20 días antes, cuando “un amigo de ambos” lo llamó y le pidió que la “rescatara” de “una renta en la que ella ya no podía estar”. 

Marelys Pérez. Foto: Facebook/Grupo ‘Cubanos en Tapachula’.

De acuerdo con Saints, que no es cubano, se quedó perplejo cuando Marelys le dijo que quería regresar a Cuba. Para entonces, “ya se había ido a entregar en dos ocasiones a Migración para ser deportada”, pero la habían “soltado”.

Saints dice que “muchas veces la quise disuadir del deseo de regresar”, mas “era inútil”. Más de una vez le pidió que se imaginara “cuántas mujeres cubanas quisieran estar en tu lugar aquí en México para hacer realidad sus sueños de una vida mejor para su familia”, pero ella insistía en volver.

En una de las ocasiones que se entregó a las autoridades migratorias en Tapachula, ciudad mexicana fronteriza con Guatemala, el propio Saints la fue a dejar. La detuvieron 36 horas, la tuvieron incomunicada y luego la volvieron a liberar.

La penúltima vez, “la trasladaron a Ciudad de México y cuando estaba a punto de abordar el avión, las autoridades recibieron la orden de que ninguna persona que iba en la guagua de traslado podía abordar, debido a un amparo que presentó un abogado, y la viraron una vez más”, narra conmovido Saints.

Cuando se entregó por última vez, “la dejaron a su suerte en Cancún porque, cuando la iban a montar al avión, México suspendió las deportaciones”, explica aun asombrado de las muchas oportunidades que tuvo Marelys para arrepentirse de auto repatriarse.

Finalmente, Marelys regresó a Cuba en un avión que ella “tomó por su cuenta”. Saints insiste en que la historia de su amiga es “tan real como el deseo de miles de hermanos cubanos que sueñan con una vida mejor”. “Algo muy poderoso” la hizo regresar a “la realidad triste de la isla”. “Quizás fue el amor”, cree él.

En definitiva, Saints, que cuenta con un hostal en el que acoge a muchos migrantes cubanos, ha deseado que Dios bendiga a Marelys “hoy y siempre”, no sin recordarle a ella que, si algún día decide regresar, en México tiene “un lugar a dónde llegar”.

Tras la publicación de su amigo, la propia Marelys ha pedido a los internautas que se ahorren “los malos comentarios” porque “mi felicidad no tiene precio”. “Cada cual viva su vida, que yo no opino de la de nadie”, sentenció. 

“A ti, mi amigo y apoyo, gracias mil veces por la ayuda que me diste. Sabes que este era mi deseo y Dios me lo cumplió. Yo te lo dije, que Dios nos ve el corazón y nos da lo que el corazón quiere”, concluyó la joven. 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+