Mes de la Herencia Hispana. Historias de migrantes cubanos en EEUU (parte I)

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
1.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
28 °
Dom
30 °

En el Mes de la Herencia Hispana, las historias de estos migrantes cubanos, nos recuerda por qué miles, millones de inmigrantes, vinieron a este país.

Medios estadounidenses traen, en el Mes de la Herencia Hispana, historias de migrantes cubanos en Estados Unidos. Son historias de cubanos no tan conocidos, pero que sin dudas reflejan parte del espíritu de la isla «exportado» a los Estados Unidos.

Son historias más allá de nombres, pero historias reales de cómo han enfrentado su nueva vida en los EE.UU. estos migrantes cubanos.

El Dr. Luis García

WCIA nos trae la del Dr. Luis García, un pediatra cubano-americano residente en Danville, Illinois, quien usa su peculiar trayectoria hacia la medicina para mejorar el acceso a la atención médica.

García jugaba a ser el «doctor» de su grupo de amigos desde niño en Cuba, y terminó convirtiéndose en médico de verdad, practicando en Cuba y luego siendo enviado a Venezuela como parte de un acuerdo entre los dos países, donde trabajó en un vecindario de extrema pobreza, enfrentando condiciones difíciles e inseguras.

El galeno cubano aseguró al medio que esta experiencia le dio «un verdadero sentido» de estar ahí para sus pacientes, hasta que en 2009, decidió venir a los Estados Unidos donde continuó con su pasión por servir a comunidades marginadas en varios estados, mientras buscaba alcanzar una mejor calidad de vida para él y su familia.

Desde 2021, García trabaja en OSF HealthCare en Danville. Para él, trabajar con niños es sumamente gratificante.

García dijo a WCIA que, como cubano-americano, siente un vínculo especial con familias hispanas, ayudando a sus hijos desde sus mismas raíces y su peculiar recorrido le ha dado una perspectiva única sobre cómo mejorar el acceso a la atención médica para comunidades necesitadas, y hasta hace videos informativos en español para familias hispanas en el sitio web de OSF.

«Williams», chofer de Uber en Cayo Hueso

No tan fácil ha sido la vida para «Williams», según nos cuenta el Dr. Clay Smith en su columna para PMG-sc.com, a la vez que denuncia una práctica que, quiérase o no, es habitual en no pocos policías de los Estados Unidos: la identificación de potenciales comisores de delitos por su raza. No obstante expresó su profundo agradecimiento por la oportunidad de vivir en los Estados Unidos luego de haber llegado hace 11 años solicitando asilo político.

«Estoy muy contento de estar en este país», afirmó Williams, quien obtuvo la ciudadanía estadounidense tras un rápido proceso de su caso.

«En Cuba la corrupción está en todas partes. Aquí en Estados Unidos, trabajas duro y te quedas con tu dinero. Estoy muy agradecido de estar aquí».

Williams relató las dificultades que enfrentó en Cuba, donde según él, el gobierno se queda con el dinero de las personas y sólo la élite tiene acceso a vacunas y equipos médicos.

Sin embargo, la parte triste de su historia emocionó particularmente al columnista, cuando dijo que ha sido detenido varias veces por oficiales que querían verificar su estatus migratorio.

«Sé que me detienen por mi aspecto, así que siempre llevo mi pasaporte para demostrar que soy ciudadano», afirmó.

Particularmente triste es tener que llevar siempre encima su pasaporte norteamericano, un documento que debería estar guardado en su casa y usarse solo cuando se viaja fuera del país, a modo de «prueba» o «demostración» que valide su situación «migratoria» ante oficiales de la ley.

Su historia, si bien es de reconocerse su integración a la sociedad que lo acogió como un hijo, encierra una denuncia en boca del Dr. Clay cuando dice que esta le recuerda que no se debe «perfilar a las personas».

«Nadie de inmigración me ha detenido jamás ni me ha pedido que demuestre que soy ciudadano de estos Estados Unidos. ¿Es porque soy un hombre blanco con rastros de acento sureño?,» señala en la nota.

«Jesús nos dijo: “No juzguéis, para que no seáis juzgados”, recordó Clay, que luego citó a Martin Luther King, Jr., en un discurso cuando pronunció palabras de un poema escrito por Emma Lazarus:

«Tengo el sueño de que mis cuatro hijos pequeños algún día vivan en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter».

tal vez quieras leer: Gloria Estefan respalda plan de ayuda para personas sin hogar desde Miami

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+