Luis Enrique Méndez Romero y Yarlenis Ortiz González: el costo de ser cubano y morirse en México

Havana
algo de nubes
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
31 %
2.1kmh
20 %
Sáb
34 °
Dom
33 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
32 °

El fallecimiento de Luis Enrique Méndez Romero y Yarlenis Ortiz González, dos cubanos que murieron en México en circunstancias trágicas, pone de relieve las complejidades y los costos involucrados en la repatriación de los restos de personas que mueren en el extranjero, especialmente en México.

Luis Enrique Méndez Romero, un migrante cubano, falleció en circunstancias aún no esclarecidas el pasado 16 de noviembre, mientras estaba bajo custodia en una estación de migración en Tapachula, Chiapas.

El Centro de Dignificación Humana (CDH) ha presentado una denuncia, alegando discrepancias entre los reportes del hospital y los de la Fiscalía sobre las circunstancias de su muerte.

noticia relacionada: Cubano que deseaba retornar a Cuba muere bajo custodia del Instituto Nacional de Migración (INM)

La repatriación de su cuerpo contrasta con el caso de Yarlenis Ortiz González, pues el Consulado de Cuba en México facilitó el retorno de sus restos a Cuba sin costo para la familia, un gesto humanitario que alivia el peso económico y emocional de la repatriación en un momento de duelo, pero que pudiera tener que ver con una solicitud hecha o aprobada por parte del gobierno mexicano, implicado de alguna manera, a través de sus instituciones y organismos, en la muerte del cubano.

Sus restos ya fueron llevados a la isla y descansan en suelo cubano.

Contrasta con este el caso de Yarlenis Ortiz González, quien fue víctima de feminicidio.

¿Por qué al hombre sí y a la mujer no? Se desconoce.

En el caso de la mujer migrante cubana, queda expuesto las dificultades financieras asociadas con la repatriación de su cádaver, pues las autoridades mexicanas solicitaron 7.500 dólares para cubrir los costos del traslado de su cuerpo a Cuba, una suma considerable que su familia y amigos se han visto obligados a reunir.

Según una publicación hecha por su madre en su perfil de Facebook, aparentemente deberán pagar en el consulado de La Habana el dinero. La mujer posteó los números de sus tarjetas bancarias, tanto en CUP como en MLC, con la esperanza de poder reunir los 7 mil 500 dólares.

Habría que añadir a todo esto detalles que muchos desconocen y es que si bien de por sí la repatriación de restos humanos desde México es un proceso costoso y emocionalmente agotador para las familias de los difuntos, las leyes mexicanas prohíben la cremación en casos de muertes violentas, lo cual puede incrementar significativamente los costos y complicaciones de la repatriación.

Esto significa que las opciones de cremación, aunque más económicas, pueden no estar disponibles en todos los casos, especialmente, como dijimos, en muertes por causas violentas. Tal es el caso de Yarlenis, aunque desconocemos si sus familiares desde la isla pidieron o no que fuese cremada.

A todo ello hay que añadir que los costos pueden variar significativamente dependiendo de la ubicación, las circunstancias de la muerte y los requisitos legales involucrados. Las familias a menudo tienen que navegar por un laberinto burocrático en un momento de profundo dolor, agregando una carga adicional a su pérdida.

tal vez quieras leer: Migrante cubana regresa a la isla tras pedirle a México que la deportara

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+