Estudiantes cubanos dejan carrera de medicina por temor a regulaciones

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
40 %
5.7kmh
40 %
Jue
34 °
Vie
33 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

La denuncia reciente de una doctora que renunció a ejercer su profesión por falta de todo tipo de recursos para atender a sus pacientes es solo la punta del iceberg de la grave situación de la salud pública cubana.

Si bien la medicina cubana obtuvo durante décadas reconocimiento mundial, hoy va cuesta abajo y los propios especialistas no le auguran el mejor futuro.

“Hay muchos estudiantes que no quieren estudiar medicina y los que se gradúan de la carrera luego no quieren cursar otra especialidad por temor a que los regulen”, señaló a Cuballama un médico del Hospital Calixto García.

Los estudiantes cubanos durante varios años optaban por la carrera de medicina conociendo la posibilidad de salir del país a las llamadas misiones médicas que les aportaban un importante beneficio económico para vivir con cierta holgura, pero ahora el panorama ha cambiado y muchos no se llegan a graduar de la carrera y la dejan en los años finales para poder emigrar.

“Yo no pienso graduarme porque pueden regularme y mi objetivo es terminar la carrera en Estados Unidos”, dijo a Cuballama un estudiante de cuarto año de medicina que prefirió no identificarse.

La situación también está permeada por la decadencia que vive el sistema de salud debido, entre otros motivos, a la considerable disminución del presupuesto que históricamente destinaba el gobierno cubano a la salud.

Los propios cubanos se preguntan habitualmente cómo el gobierno ha priorizado los recursos  para la construcción de hoteles por encima de la atención a la salud pública y a los propios médicos, cuyo salario apenas les alcanza para sobrevivir.

“Después de 30 años de profesión me retiré con 3000 pesos y no me alcanza ni para empezar. Vivo gracias a las remesas de mi hijo y no me puedo ir porque tengo que atender a mis padres que están muy viejitos,” nos contó otra doctora del municipio Centro Habana.

El precario panorama de la salud pública se suma a la profunda crisis económica del país marcada además, por un éxodo masivo.

Los cubanos no solo tienen que pensar cómo se van a alimentar a diario sino también lo que pasará si caen enfermos o necesitan una operación de urgencia, una pregunta cuya respuesta en estos momentos solo queda en manos de la incertidumbre.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+