El «Conde” Heredia de cumpleaños… ¿31 y palante?

Havana
lluvia ligera
27.2 ° C
27.2 °
27 °
94 %
1.5kmh
75 %
Vie
27 °
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
31 °
Mar
27 °

En Cuba hay un término que define una virtud intangible en el deporte, que ninguna estadística ni sabermetría aún ha cuantificado en su justa medida: la “pimentosidad”… Cuando se habla de un deportista pimentoso, se piensa en gente pícara, entusiasta, que no baja el ritmo e involucra a sus compañeros, levantando el ánimo de los suyos, y metiéndose en la cabeza de sus rivales. En el béisbol cubano hay muchos, y uno de ellos está de cumpleaños: Guillermo Heredia, el “Conde” de Matanzas.

Durante sus años en Cuba, Heredia fue un pelotero fenomenal, un fuera de serie que se sabía estaba para ligas más desafiantes, y cuando tuvo la oportunidad, dejó una impronta más allá de los números. De hecho, aunque ya no está en las Grandes Ligas de Estados Unidos, puede ufanarse de haber sido campeón de la Serie Mundial con los Bravos de Atlanta, en 2021, título en el que tuvo un impacto emocional mayúsculo, e hizo desde el banco más que algunos en el diamante…

Jugó para los Cocodrilos de 2009 a 2015, cuando puso mar por medio en busca de un sueño. En aquellos tiempos nadie imaginaba lo que era un patrocinador, en términos migratorios. Hace un tiempo contó muchas de sus peripecias para salir de Cuba al show del portal especializado Swing Completo.  

“En un momento determinado me agarraron tratando de salir del país. Fue algo fuerte, no sólo para mí sino también para mi familia. Aunque casi nadie sabía eso, mi papá, que siempre fue jefe, tenía mucha pena de salir a la calle y sobre todo en su trabajo”, evocó Heredia, quien no niega que en aquellos tiempos era muy inmaduro, no pensaba las cosas, y que justamente ver cómo estaba su padre lo convenció de que tenía que hacer algo.

Ya para entonces su mentalidad estaba fuera de la isla. No pensaba en otra cosa que irse, “a las buenas o a las malas”, e incluso intentó otra salida ilegal en 2015. Cuando finalmente se le dio la oportunidad, la tomó, aunque no le avergüenza confesar que sintió miedo: “Yo miré para los lados y no había tierra. Y yo no sé nadar. Nado diez minutos y seguro me voy para el fondo. No he visto uno de mi color que sea bueno en natación”, bromeó.

No tuvo el valor de avisarle a su padre antes de irse, por temor a arrepentiré, pero finalmente llegó a México, y su vida cambió para mejor. En 2016 debutó con los Marineros de Seattle, por medio millón de dólares, y tras un efímero paso por los Tamba Bay Rays, los Pittsburgh Pirates y los New York Mets, en febrero de 2021 recaló en los Bravos, donde pudo demostrar mejor de qué madera estaba hecho, e incluso se llevó un merecido anillo de campeón.

Sin embargo, en el negocio que es el deporte profesional, no basta con carisma y cariño: en noviembre pasado la organización fue dejado fuera del roster para la temporada 2023, pero el “Conde” enfiló al Lejano Oriente, y firmó con los SSG Landers de la Liga Coreana de Beisbol (KBO), por un millón de dólares. En aquellas tierras triunfa otro “pimentoso” coterráneo, el cienfueguero Yasiel “Caballo Loco” Puig… ¡qué par de patas para una mesa!

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+