Desaparición de Carildi Marín en La Habana, pudiera estar encubriendo un secuestro

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
1.5kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
32 °
Lun
33 °
Mar
28 °

El caso de Carildi Marín, una joven madre que fue reportada como desaparecida en La Habana por su hermano, Yoandri Marín, ha dado un vuelco significativo en las últimas horas, después de que su hermano sugiriera a través de las redes sociales, la posibilidad de que Carildi esté siendo víctima de un secuestro.

La desesperada búsqueda de Carildi Marín se ha intensificado a medida que la comunidad se articula, y mientras las autoridades intentan descubrir su paradero y asegurar su retorno seguro a casa.

El caso de Carildi Marín no es aislado. Los casos de personas desaparecidas, especialmente mujeres y jóvenes, han sido una creciente preocupación en el país ya que, en no pocos casos, cuando la mujer desaparecida es encontrada, es hallada muerta.

Su desaparición ha vuelto a desencadenar el debate sobre la seguridad en La Habana y en toda Cuba. En meses recientes, ha habido otros incidentes alarmantes que han destacado la necesidad de una mayor atención y recursos para abordar estos casos.

Yeniset Rojas Pérez

Un ejemplo de esto es el caso de Yeniset Rojas Pérez, una joven madre cubana residente en el municipio de Ranchuelo, Villa Clara, quien desapareció en marzo de 2022, desatando una intensa búsqueda y preocupación.

Desde su desaparición, las autoridades y la comunidad local estuvieron involucradas en la búsqueda de Yeniset. La Policía cubana detuvo a un individuo sospechoso por su desaparición, lo liberó luego de dos horas, y nunca revisó su casa. De haberlo hecho, Yeniset hoy estaría viva.

La desaparición y el asesinato de Yeniset Rojas Pérez conmocionaron a la comunidad de Ranchuelo y a Cuba en general, pues el radio de la desaparición era tan estrecho, que de haberse activado no ya a la población más numerosa, a los miembros del MININT y de la PNR, la hubiesen encontrado en menos de 24, 48 si acaso 72 horas, y viva.

Yamilet de Jesús Domínguez Torres

Más recientemente tenemos el caso de Yamilet de Jesús Domínguez Torres, una madre cubana de 36 años, que desapareció en Holguín en circunstancias misteriosas.

Lamentablemente, tras casi 20 días de búsqueda, se confirmó su muerte. La aparición de su cuerpo sin vida dejó a la comunidad en shock y trajo a la luz un trágico caso de feminicidio, pues el cuerpo fue encontrado en su propia casa, enterrada bajo tierra.

Las laxas condenas del régimen en casos de secuestro y asesinato

La trágica historia de Dayamí «La Chiqui», una joven que fue secuestrada en La Habana, y asesinada luego, refleja un problema social más amplio que involucra los derechos de las víctimas después de muerta; y es la condena, a veces ridícula, que reciben sus asesinos.

Dayamí «La Chiqui», residente en el Vedado, salió a un concierto en una fecha tan lejana como el 2008 o 2009, conoció a un muchacho y se fue con él.

El sujeto la tuvo retenida en su casa por varios días, y cuando ella intentó marcharse y gritar, el tipo además de intentar violarla, la asfixió usando una almohada.

Asustado, para deshacerse del cuerpo, la cortó en pedazos, y luego le pidió ayuda a su madre para echarla en un contenedor de basura. Fue la propia madre quien lo denunció y fue apresado.

Se encontraba preso, cumpliendo sentencia, cuando llegó la pandemia de COVID-19 y el régimen, necesitado de liberar gente de sus cárceles, consideró su buena conducta en prisión y fue liberado en el año 2020. Había solo cumplido diez años de cárcel.

Tan poco respeto por parte de las autoridades cubanas en los casos de desaparición y posterior asesinato de mujeres en Cuba la levantado un clamor entre las activistas feministas que, al grito de «NOS ESTAN MATANDO» intenta llamar la atención sobre el fenómeno de los feminicidios en Cuba.

Un fenómeno que está asociado a los secuestros, y que debido a su existencia no reconocida por el régimen de La Habana, acrecienta el temor y la ansiedad entre los familiares y amigos de Carildi Marín; teniéndose en cuenta que, según estudios hechos, fuera de las primeras 48 horas después de ser recibido el reporte de desaparición, las posibilidades de hallar a la persona desaparecida con vida se reduce drásticamente; además, la información y las pistas para encontrar a la persona desaparecida suelen diluirse en la memoria con mayor facilidad.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+