Cubanos: entre los que más cruzaron el Darién este año

Havana
algo de nubes
28.2 ° C
28.2 °
28.1 °
51 %
6.7kmh
20 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °

La cifra de venezolanos que cruzaron el Darién se redujo, en comparación con el año pasado.

No todos los cubanos que deciden marcharse hacia los EE.UU. lo hacen vía marítima o a través de «los volcanes», en Nicaragua. Algunos, no pocos, intentan una travesía más complicada y posiblemente más barata, desde la isla. Algunos, residentes en países como Ecuador, Uruguay, Chile, Venezuela y Colombia – por citar algunos – deciden saltarse el viaje aéreo hacia Nicaragua y emprender una ruta que ya se ha vuelto tradicional en la región: el cruce de la selva del Darién.

Depende de dónde salgas, la travesía será más angustiosa. Quienes viven en Venezuela solo tienen que cruzar Colombia. Los que viven en Ecuador igualmente.

Sin embargo, todas las angustias son pocas y minúsculas cuando llegas a la frontera panameña. Cuando te tienes que enfrentar al monstruo del Darién.

Pero, ni siquiera la tupida, inhóspita y peligrosa selva, ha sido un obstáculo definitorio en las ansías de libertad de los cubanos. Y sí difícil es cruzar la selva, hacer el cuento, y decir que «otra vez volverían a hacerlo», más difícil pudiera ser creer que los cubanos están entre los grupos de migrantes irregulares que más cruzaron la peligrosa selva del Darién en el año 2022.

Según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM) panameño, citados por la agencia EFE, más de 57.700 migrantes irregulares cruzaron el Darién tan solo en el mes de octubre; una cifra que catalogan como «histórica», teniendo en cuenta que, entre enero y septiembre, 153 mil 655 fueron los que cruzaron esa especie de frontera natural entre Colombia y Panamá.

El promedio, hasta septiembre, eran de apenas unos 17 mil por mes, pero en octubre esa cifra se disparó.

Y si asombroso resulta saber que entre enero y octubre llegaron a Panamá en total 211.355 viajeros irregulares – otra cifra récord -, no deja de resultar peculiar el hecho de que los cubanos constituyen el 4to grupo en cuanto a números de migrantes irregulares que han cruzado el Darién; por cuanto Cuba, no forma parte del continente de manera natural, sino que es una isla, separada del resto del territorio.

Si esta cifra no es mayor, se debe al hecho indiscutible que Nicaragua le ha ofrecido a los cubanos el beneficio del libre visado, por lo cual le ahorra al menos dos territorios a sortear en la estampida: Panamá y Costa Rica.

Los cubanos representan el 2,36 % de los que cruzan esa zona – según los datos de la entidad panameña – superando a colombianos (2,2 %) e indios (1,19 %).

¿Quiénes les superan? Pues los ecuatorianos, (7,1 %), y los haitianos (5,8 %), la mayoría de estos últimos provenientes de Brasil. Y claro, los indiscutibles reyes del éxodo en la región: los venezolanos; otras víctimas más del mal llamado «socialismo del Siglo XXI».

Estos últimos representan el 70,1% de todos los que por ahí cruzan. O lo que es lo mismo: 148.285 almas migratorias en pena, vagando por las fronteras, sometiéndose a los peligros del Darién con tal de alcanzar la libertad más plena.

Otras cifras

Según los datos difundidos este lunes, el 15,3 % o 32.488 migrantes irregulares del total de más 211.000 que cruzaron la selva este año eran menores de edad; pero en el mes de octubre fueron tan solo 10.910 los menores de edad que cruzaron el Darién. O lo que es lo mismo: el 18,2%.

Este año, dice el reporte, se ha triplicado el número de menores y adolescentes no acompañados y separados. Hasta el 22 de septiembre se contabilizaban 618 frente a los 205 de todo el año anterior.

En total suman unos 59 los países cuyos nacionales intentan llegar a los EE.UU. atravesando los países centroamericanos desde Latinoamérica. Es decir: los que intentan llegar a «la última parte del trayecto» atravesando el tapón del Darién.

Una veintena de «esta región» (latinoamérica e islas del Caribe); el resto, migrantes irregulares de una treintena de países, especialmente africanos y asiáticos.

Todos migrantes procedentes de países pobres. Gente sin esperanza en sus países de origen que arriesgan sus vidas en un «pequeño» tramo de 266 kilómetros, lleno de peligros. Donde no solo hay crecidas de ríos y barrancos al acecho; también animales desconocidos, insectos y serpientes. Y también, bandas del crimen organizado.

tal vez quieras leer: Venezolanos, los que más cruzan la Selva del Darién por encima de haitianos y cubanos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+