Cubanos en el exterior: Para invertir y remesas, no para VOTAR

Havana
nubes dispersas
32.2 ° C
32.2 °
30.9 °
51 %
2.6kmh
40 %
Vie
32 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
30 °

Tampoco en 2019 los cubanos residentes en el exterior tuvieron voz y voto en el referendo constitucional.

Otra vez ha quedado más que claro. Refrendado. En papel. El gobierno cubano utiliza básicamente a la comunidad de cubanos residente en el exterior, a su emigración, como fuente de financiamiento y nada más.

Da igual si están «a favor» o en contra del socialismo en la isla. Si aprecian a Díaz-Canel o lo detestan. Si dicen «embargo» o «bloqueo». Si están en contra o favor del «embargo». Si están en contra o favor del «bloqueo.» Da igual si es Alexander Otaola o Erich Concepción. Si es el profesor Carlos Lazo o el actor Roberto San Martín. Si es Yessy World o Yaya Panoramix. Da igual el que sea.

Un típico caso de dame acá y no te doy. Al estilo del azadón o la guataca. Todo para mí. Que nadie toque nada.

En días pasados se conoció de la aprobación de un Código de las Familias, como parte de los acuerdos alcanzados en el Octavo Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Se había incluso anunciado que el Código de las Familias se discutiría en febrero «entre cubanos dentro y fuera de la Isla.»

tal vez quieras leer: Código de las Familias comenzará a discutirse en febrero entre cubanos dentro y fuera de la Isla

El Código de las Familias, ese que prevé refrendar entre otras cosas el matrimonio entre personas de un mismo sexo, reconocer la familia más allá del tradicional «mamá, papá y nené», deberá ir a referendo popular pero, los cubanos residentes en el exterior no podrán votar el mismo. Excepto aquellos cubanos que estén en misiones oficiales en el exterior.

Solo esos podrán participar en el referendo popular del Código de las Familias en Cuba. ¿El resto de los cubanos residentes en el exterior?Por favor, continúen enviando remesas a Cuba. Viajen cada vez que quieran. Recuerden que las puertas del Ministerio de Comercio Exterior y de la Cámara de Comercio de la República de Cuba están abiertas para Ustedes siempre que quieran venir a invertir.

Votar no. Votar está prohibido para Ustedes.

Tal decisión, horada una vez más el espíritu que dice impulsar la máxima dirección del país en el reconocimiento pleno de derechos de su emigración. Condiciona y entorpece el reconocimiento de la emigración cubana y su aporte INDISCUTIBLE a la economía del país. Son la tercera fuente de financiamiento de la economía, el 3er aportador de plata al PIB del país, pero no pueden votar NADA de lo que sea enviado a referendum, pleibiscito. Tampoco pueden ejercer su derecho al voto en las dizque elecciones al parlamento.

Otra vez se excluye a los cubanos que residen por su voluntad en otros países, y aquellos que están de viaje, aunque aún tengan residencia en la isla.

El referendo popular del Código de las Familias se realizará entre el 1ro de febrero y el 30 de abril de 2022.

Para llegar hasta aquí, atravesó un proceso de análisis desde el 29 de septiembre y el 15 de octubre que involucró a especialistas, centros investigativos, academias, instituciones públicas y organizaciones sociales del país.

Dos demandas de las demandas más notorias en los últimos años de activistas feministas y de la comunidad LGBTIQ+ de Cuba, están incluidas entre los avances más notorios de este Código de las Familias. A saber: la eliminación del matrimonio infantil y la aprobación del matrimonio igualitario.

Según quedó aprobado y fue enviado a «consulta popular», en este nuevo Código de las Familias, el matrimonio se entiende como «la unión voluntariamente concertada de dos personas con aptitud legal para ello,» sin hacer referencia al sexo. En el Código de la Familia actual, vigente desde 1975, el matrimonio se concibe “la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común”

Dos personas con el interés de «hacer vida en común, sobre la base del afecto y el amor”.

Reconoce además que «la capacidad de las personas para formalizar matrimonio se alcanza a los 18 años de edad», por lo que de plano elimina el matrimonio infantil. En el Código de la Familia actual, se permite que niñas con 14 años de edad, y niños con 16 años contraigan matrimonio si existiese la autorización de sus padres.

Los cubanos residentes fuera del país no podrán participar en el

Sin embargo, los cubanos residentes en el exterior no podrán participar en el. Tampoco pudieron hacerlo entre 2018 y 2019, donde más de 39 mil cubanos en misiones oficiales participaron activamente en ese proceso, quedando una vez más marginados de un asunto tan trascendental que involucra los destinos económicos, políticos y sociales de todo un país.

El diario oficialista Granma recoge declaraciones del ministro interino de Relaciones Exteriores, Gerardo Peñalver.

Este señala que la comisión especial creada en el MINREX creada para supervisar este proceso en las embajadas de la isla en el exterior, “es muestra de la voluntad de nuestro Estado de defender la más amplia participación democrática en los procesos legislativos”; pero en esa «defensa» excluyen a posta de la «participación democrática en los procesos legislativos» a los cubanos residentes en el exterior.

Detalla el diario oficialista que en el caso de los colaboradores y personal de la isla que estén en el extranjero por motivos oficiales, podrán ejercer su derecho a votar en el referendo popular al Código de las Familias en las embajadas.

¿Por qué la embajada de Cuba en los EE.UU., lugar donde radica el grueso de la emigración cubana; esa que «representa» a los que envían remesas y hasta invierten en la economía cubana; esa que canaliza los caros trámites de prórrogas y pasaportes de los cubanos residentes en EE.UU. no habilita siquiera un buzón? ¿Cuánto demoraría abrir un buzón electrónico? ¿Crear un portal digital para el voto de la emigración?

¿Por qué los cubanos residentes en Madrid, Valencia, Barcelona, Moscú, Milán, París, por mencionar algunos de los núcleos más importantes de la migración cubana en Europa no pueden votar este referendo?

¿Por qué no pueden hacerlo los que están en México, Chile, Uruguay, Ecuador, que son miles y no han roto siquiera, la mayoría de ellos sus lazos con la isla?

¿Por qué el Gobierno y Estado cubanos continúa aferrado a esa «ley» absurda de desconocer a su emigración?

Solo podrán participar en estas votaciones, según dice el diario oficialista Granma sobre el reporte de la constitución este miércoles de la comisión electoral especial del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX). Añade que solo podrán hacerlo los diplomáticos; los miembros de las brigadas médicas; los ingenieros y cualquier otro personal o funcionario que esté cumpliendo una misión del Estado cubano; pero el resto de los cubanos residentes en el exterior NO.

Un referendo no exento de críticas.

La versión 22 del Código de las Familias para Cuba, que será el único que será sometido a consulta popular en los primeros meses, si bien ha recibido un apoyo mayoritario. no ha estado exenta de críticas.

No por el Código en sí, que ya de por sí resulta «renovador» en cuanto reconoce los derechos de la comunidad LGBTI de la Isla, sino al hecho de tener que llevar a referendo popular el mismo.

Dicho de otra manera: no se explica que «la mayoría», tenga que refrendar los derechos humanos más elementales de una minoría; sin hacer mención al hecho de que, miles de cubanos residentes en el exterior, conocedores de la realidad en esos otros países con Constituciones más adelantadas en materia de derechos a las familias, a las comunidades LGBTI y en general a las minorías, quedarán otra vez fuera del referendo.

Esos, quedan, al parecer y exclusivamente para seguir enviando remesas y para, si lo desean, invertir en la isla.

Y nada más. Cero derechos.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+