Asalto a Julita Osendi confirma ola de robos en Cuba

Havana
muy nuboso
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
94 %
4.1kmh
75 %
Jue
31 °
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
31 °

“¡Aquí no hay quien viva!”, lamentó la reconocida periodista deportiva Julita Osendi tras ser asaltada la víspera en pleno Malecón de La Habana, pero su caso no es aislado, sino bastante frecuente y ha reavivado el debate público sobre la falta de seguridad que sufre actualmente Cuba.

Los robos de celulares, motos eléctricas y otros artículos valiosos se han vuelto un fenómeno diario en las calles de la isla, que atraviesa su peor crisis económica, social y política de las últimas décadas.

Pese a que el gobierno y sus medios de prensa esconden las estadísticas, el aumento de la delincuencia es cada vez más notable en las ciudades y campos cubanos donde transitar por la vía pública, tomar un ómnibus repleto de pasajeros o salir a un centro nocturno puede convertir a cualquier persona en una posible víctima de robo, en ocasiones con tanta violencia que ya varios han perdido la vida a manos de asaltantes.

Esta semana varios medios independientes informaron sobre un joven que casi pierde la mano al recibir varios machetazos por parte de un ladrón de celulares. 

«Casi me quedo sin mano, esto por cuenta de mi teléfono, pero no me lo quitaron. Me batí después de haber estado cortado en el cuello, cráneo, hombro, codo y muñeca y dedo, pero le quité el machete», relató la víctima del brutal atraco.

En la oriental provincia de Holguín un adolescente permanece ingresado en estado crítico tras un hecho similar.

Entretanto, los estudiantes de la Universidad de Oriente han denunciado un ola de robos que los mantiene en vilo debido a la falta de respuesta de las autoridades.

“Esta madrugada a las 4 AM asaltaron a pedradas en su cuarto de la residencia estudiantil a dos estudiantes de 4to año de Sociología”, publicó Pedro Pérez en su perfil de la red social Facebook y añadió que ese tipo de hechos delictivos vienen ocurriendo desde hace meses.

El autor de la denuncia explicó que el problema es tan grave que “hay un cartel en la residencia de la misma universidad que les aconseja a los estudiantes guardar los teléfonos porque pueden ser asaltados”. 

Los estudiantes han reclamado medidas de seguridad a los dirigentes de la institución académica y a la policía, pues denuncian que los asaltantes andan en grupos de hasta siete personas, pero hasta el momento la rectora de la alta casa de estudios ni las autoridades de Santiago de Cuba han tomado cartas en el asunto.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+