Asaltan a Julita Osendi en pleno malecón de La Habana

Havana
cielo claro
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
58 %
2.6kmh
0 %
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
29 °
Mar
31 °

La periodista cubana Julita Osendi fue asaltada en pleno Malecón de La Habana, a pocos pasos de la Embajada de España, sin que nadie reaccionara a sus llamados de auxilio ni la Policía respondiera de inmediato a su denuncia, por lo que perdió una valiosa colección de fotos de valor sentimental y sus abundantes contactos de trabajo.

“¡Aquí no hay quien viva!”, explotó Julita en su largo post, en el cual se arrepintió por los años perdidos, en franca alusión a no haberse quedado fuera de Cuba cuando era joven, en alguno de sus abundantes viajes como periodista de la Televisión Cubana alrededor del mundo.

La propia periodista, célebre por su trabajo durante años para la televisión cubana en el ámbito del deporte, relató en su muro de Facebook la terrible experiencia, que sufrió junto a Sady Castellón Mirabal. Ambas nunca vieron venir el peligro, y fueron engañadas por las apariencias…

“Saludos amigos. Los estoy saludando por pura casualidad porque ahora mismo es para que estuviera siendo atendida en un cuerpo de guardia de un hospital. Seré breve: disfrutando de cincooooooooo tristes minutos en el malecón junto a Sady, después de salir de la Embajada de España, fui terrorísticamente asaltada por un muchacho al que vimos muy bien pues estaba sentado en el malecón, al parecer observando las olas rompientes. Era negro como el ébano, vestía muy bien: enguatada rosada, bermudas claras, tenis, gorra y buenas gafas ¡vaya! un dandy”, escribe Julita.

La conocida entrevistadora y documentalista aseguró que estuvieron todo el tiempo atentas a sus mochilas, pero no contó con la destreza y falta de escrúpulos de su agresor.

“Indiscutiblemente, este tipo de delincuentes son graduados universitarios en hurto, despojo, robo con fuerza…De pronto, en medio de nuestro estupor, me arrebató mi móvil, mi herramienta de trabajo, que contenía ocho mil fotos familiares y cinco mil contactos amén de las fotos de los deportistas y entrenadores que entrevisto a diario”, lamentó Julita.

Según su relato, Sady corrió y pidió ayuda a tres hombres que estaban en la acera de enfrente, quienes pusieron sus manos en posición de «yo no fui», y el asaltante, “cual campeón olímpico del hectómetro”, desapareció.

“Inmediatamente llamé a la PNR (Policía Nacional Revolucionaria), me atendieron correctamente y me dijeron que «ya salía la técnica». Eso fue sobre las 9:30 am. Ya cerca de las 11 y tras repetir la llamada, abandoné el lugar. Ilusa yo que pensé que, habiendo visto su peculiar indumentaria, de actuar rápido la policía quizássssssss se hubiese podido recuperar mi móvil”, agregó.

La veterana reportera, quien se mantiene activa en medios digitales, dijo que no quería hablar de más, porque a lo mejor las autoridades estaban revisando las cámaras del hotel Paseo del Prado, pero igual consideró que la inmediatez (para atrapar al ladrón) es básica.

“Conclusión: no se puede salir, menos una mujer de la tercera edad; no existe un solo policía que pueda apoyar en una situación así (pasaron dos en motos eléctricas que no habían recibido ningún aviso de la jefatura) y tercero: ¡Aquí no hay quien viva! y no es la serie española precisamente. De veras ¡cuán arrepentida estoy por los años perdidos!”, remató.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+