16 cubanos llegan a los Cayos de la Florida

Havana
nubes
28.2 ° C
28.2 °
28.2 °
78 %
4.6kmh
100 %
Vie
28 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °

Un grupo de 16 balseros cubanos, todos jóvenes, según las imágenes difundidas, fueron arrestados por agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, tras tocar tierra en los Cayos de Florida.

Los cubanos quedaron bajo las órdenes de las autoridades migratorias, según informó en Twitter, el agente Walter N. Slosar. Slosar dijo que los funcionarios de este organismo pertenecientes al Sector Miami, respondieron a un evento de contrabando marítimo ligado a este caso.

La embarcación en la que llegaron los cubanos, pequeña y de madera, muestra la desesperación de los cubanos por salir de la isla.

Aún a pesar de que las autoridades migratorias de los EE.UU. a través de su servicio de Guardacostas han anunciado que, ante el auge y la llegada de migrantes haitianos y cubanos a las costas de la Florida ellos han intensificado el patrullaje, en el caso de los cubanos – al menos – esto no ha frenado los ímpetus de quiénes se quieren largar de la isla.

“Activos de superficie y aéreos de la USCG y las agencias asociadas están aumentando las patrullas en el Caribe”, declaró en Twitter el Séptimo Distrito de la USCG, encargado de la custodia desde el estado Carolina del Sur hasta los Cayos de Florida y el Caribe.

https://twitter.com/USCGSoutheast/status/1504479934621782021

El servicio de Guardacostas de los Estados Unidos deportó el pasado sábado a 21 migrantes cubanos que fueron llevados a Cuba en el cutter Kathleen Moore.

tal vez quieras leer: EE. UU. devuelve 21 migrantes a Cuba

Embarcaciones desde los EE.UU. han retomado «el interés» de sacar cubanos de la isla, previo pago de miles de dólares. Si bien el fenómeno ha existido desde antes, amparados en las facilidades que otorgaban las autoridades de los EE.UU. para acoger a los cubanos bajo políticas como Pies Secos Pies Mojados, con la llegada de la administración Trump al poder, y sus duras políticas hacia migrantes de otros países, tras el triunfo demócrata en el 2020 y con la llegada de la pandemia de la COVID-19 que intensificó al máximo la miseria en la isla, es cada vez más frecuente la salida de cubanos de la isla en operaciones de tráfico humano con lanchas que salen desde el Sur de la Florida.

Estas lanchas, estarían sacando a los cubanos y llevándolos a México, presuntamente, para evadir el férreo patrullaje de los guardacostas norteamericanas. En Pinar del Río, en el lapso de una semana, han ocurrido al menos, documentadas, dos operaciones de este tipo; la última, en el municipio de Sandino, provincia de Pinar del Río.

En México, nada es fácil para los migrantes cubanos

Pero, si salir de la isla y llegar a otro país como México, es un triunfo para miles de cubanos, el tránsito por el país azteca no deja de ser difícil; e incluso arriesgado.

No pocos migrantes cubanos han muerto recientemente en accidentes de carreteras en esa nación centroamericana. Fatalidades y casualidades aparte, porque los accidentes son sucesos imprevisibles, el desconocimiento, el miedo y la incertidumbre por saber qué le deparará en sus próximos días de tránsito desde la región sur de México, al norte, límitrofe con EE.UU. añade peligros de manera esporádica pero continuada a los migrantes cubanos.

El pasado 16 de marzo, medios mexicanos daban a conocer que un grupo de 32 indocumentados cubanos fue detectado ese día, miércoles, por las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, cuando estaban en un hotel del municipio de Huejotzingo, en el estado de Puebla.

Un comunicado oficial del INM dio cuenta luego de que los migrantes no tenían un estatus legal en México y que habían llegado a Puebla procedentes de Cancún. Dijeron que su objetivo no era quedarse a residir en México, sino continuar viaje hacia el norte en busca de cruzar la frontera sur de Estados Unidos.

El grupo de 32 cubanos lo conformaban 13 mujeres y 19 hombres. Todos mayores de edad. De acuerdo con la nota de prensa del instituto federal, todos los migrantes en situación irregular fueron trasladados hacia la Estación Migratoria de Puebla para los trámites correspondientes.

En una redada masiva hecha por agentes migratorios y elementos de la Guardia Nacional de México en las últimas horas, varios grupos de migrantes que se encontraban varados en el sur de México fueron arrestados.

Los migrantes, ante el desborde las instalaciones migratorias en Tapachula se habían desplazado hacia la vecina localidad de Ciudad Hidalgo, y allí fueron arrestados.

Las autoridades hicieron una redada masiva en la zona; enfocándose principalmente en personas que estaban durmiendo en la calle y en pequeños hostales y moteles. El operativo ocurrió horas después de que alrededor de 100 indocumentados irrumpieran de manera violenta en las citadas oficinas, para exigir la regularización de su estadía en México y a través de ello poder continuar su viaje hacia Estados Unidos.

Decenas de extranjeros indocumentados que se encontraban allí, con la esperanza de tratar de conseguir visas humanitarias o al menos un amparo para poder circular dentro del territorio mexicano en un lapso de tiempo de 180 días o quizás menos, fueron puestos bajo custodia por los oficiales migratorios, con el apoyo de la Guardia Nacional (GN).

Ciudad Hidalgo, ubicada en el estado de Chiapas, se está convirtiendo en la segunda urbe de la frontera sur mexicana en tener una alta presencia de migrantes varados. Miles de ellos, cubanos.

Recientemente indocumentados cubanos protestaron a las afueras de una base del ejército mexicano en Tapachula, mientras el presidente del país azteca, Andrés Manuel López Obrador, ofrecía su conferencia de prensa matutina en ese lugar.

“Es una forma de protestar pacíficamente para conseguir nuestro objetivo, que es la visa para transitar en el país. Así es como se consiguen las cosas, porque si no, no escuchan”, sostuvo uno de los involucrados en la protesta.

Hasta en República Dominicana, víctimas de la corrupción.

El drama no solo se vive en el mar, entre Cuba y la Florida, o en tierras aztecas, también en países como República Dominicana se escuchan historias de migrantes cubanos infiltrados desde Haití, que terminan arrestados en la tierra del gran Juan Luis Guerra.

Recientemente se conoció el caso de dos mujeres cubanas que fueron halladas dentro de una cabina oculta en un camión que circulaba por una carretera de República Dominicana. Las mujeres viajaban con sus hijos cuando fueron descubiertas, y terminaron siendo arrestadas. Pero…

Cuando las autoridades se dispusieron a investigar más a fondo el asunto, presionados desde EE.UU. por las autoridades norteamericanas que tenía referencias de que se trataba de una operación no aislada, sino bien organizada, se descubrió que agentes migratorios dominicanos de alto rango, estaban involucrados en el asunto.

La denuncia de dos cubanos desde Miami permitió que se descubriera este caso, y en tal sentido fue desmantelada una red que traficaba migrantes cubanos en República Dominicana.

Así lo informó el portal  Listin Diario, que destaca como autoridades de República Dominicana anunciaron el desmantelamiento de una red criminal que se dedicaba al tráfico de migrantes cubanos hacia ese país desde su vecino Haití.

El portal señala que los dos cubanos afirmaron, en Miami, que Roberto Méndez Pérez, encargado de la Dirección General de Migración (DGM) en Jimaní, les exigía un pago de 5.200 dólares para liberar a las indocumentadas y a los niños.

FOTO: VIA https://listindiario.com/

Los menores ni siquiera se encontraban presos, pero sí retenidos en la casa de la madre de otro funcionario de la la Dirección General de Migración (DGM) en Jimaní involucrado en el tráfico humano.

Fue entonces cuando se puso en marcha la “Operación Iguana”. Allanaron 9 viviendas en las localidades de Jimaní, Bahoruco, Neiba y en la provincia de Pedernales. En el operativo fueron arrestados, además de Roberto Méndez Pérez, encargado de la Dirección General de Migración (DGM) en Jimaní, el inspector de Migración, Johan Castillo Rosario, alias Yohan, y otros dos sujetos identificados como Delson Manuel Medina Díaz y Keliton Eduardo Vólquez Guzmán. Se requisaron siete vehículos y se encontraron 127 pasaportes de ciudadanos extranjeros, armas de fuego, cientos de documentos, dinero local y 383 dólares. Las acciones fueron llevadas a cabo por la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas (PETT), que dirige la procuradora de corte Yoanna Bejarán.

Según un comunicado del Ministerio Público dominicano, la red utilizaba la frontera como un centro de operaciones, teniendo como principal base el municipio de Jimaní. Esta red fue descubierta en el marco del Caso La Pla­ca, donde se detectó el tráfico con una mujer cubana y su hija.

FOTO: https://listindiario.com/

El operativo tuvo amplia repercusión en la prensa dominicana, especialmente en Listín Diario, que desde hace ya varios meses había recogido las declaraciones de los cubanos desde Miami que denunciaban a los oficiales migratorios.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+