Tres cubanos intentan robarse un toro. Otro quiso entrar por Miami con 100 cajas de tabaco

Havana
algo de nubes
13.2 ° C
13.2 °
13.1 °
100 %
1.5kmh
20 %
Vie
25 °
Sáb
24 °
Dom
22 °
Lun
24 °
Mar
26 °

¿A quién se le ocurre robarse un toro a plena luz del día? ¿A quién se le ocurre entrar con 100 cajas de tabaco a un país dentro de una maleta? Los cubanos son así

Las noticias de delitos e ilegalidades cometidas por cubanos en cualquier parte de este planeta son uno de los temas más seguidos y comentados en las redes sociales por parte de la comunidad cubana en la Internet.

A menudo, no pocos de esos delitos hasta resultan risibles e inauditos, aún sean fruto del desconocimiento o simplemente porque resultan «graciosos» a los ojos de algunos.

Entre esos delitos resalta en las últimas horas dos: uno, referente a un cubano que quiso entrar por el aeropuerto de Miami con 100 cajas de tabaco. Otro, el de tres cubanos que intentaron robarse un toro a plena luz del día. No en Miami, pero sí en Guanabacoa.

Capturan a individuos que intentaban robar un toro en Guanabacoa, La Habana

Tres cubanos intentaron robarse un toro que pesaba 3000 libras y fueron atrapados en el acto de llevarlo al matadero.

Los sujetos pretendían darle ñampiti al toro, pero en Guanabacoa, brigadas rurales que trabajan en colaboración con la PNR lograron aprehender a los tres delincuentes que le robaron el toro a un ganadero, y «paseaban» con el animal, halándolo con una soga, según testimonio de Juliette M., una doctora cubana que reside en ese municipio y quien nos envió el enlace de una publicación hecha en Facebook.

Según esta publicación, la captura se produjo mientras los delincuentes transportaban al animal al lugar destinado a su sacrificio.

“Es desgarrador que después de todo el esfuerzo que uno le pone a la crianza de su ganado, un delincuente pueda venir y llevárselo. Mi única esperanza es que enfrenten toda la fuerza de la ley”, expresó el dueño del toro, quien logró afortunadamente la recuperación de su animal.

En cuanto al caso del cubano que intentó pasar 100 cajas de tabaco por el aeropuerto de Miami, basta la pregunta vista en las redes y hecha por un internauta, para apreciar el panorama de desconocimiento que, en no pocos casos, rodea a los comisores de delito, y a todos en general.

El internauta preguntaba «¿cuántas cajas eran permitidas?» y otro, también en el desconocimiento, le contestó:

«Dos cajas».

Uno más «avispado» contestó detrás:

«¡No sé, pero cien me parece una exageración. Es obvio que resulta demasiadas cajas de tabaco».

Ambos están equivocados.

No obstante, sí, a veces la lógica debería alumbrar ciertas mentes, pero este no fue el caso de Adrián Reinoso, de quien presumimos su inocencia, hasta que un juez y un jurado dictaminen lo contrario.

Lo cierto es que el cubano Reinoso es noticia, desde ayer, y con «cien motivos de peso».

Según Telemundo51 el suceso se produjo el pasado miércoles 12 de julio durante una revisión rutinaria de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a los pasajeros del vuelo 2703 de American Airlines procedente de Cuba.

Durante esta inspección, el agente aduanero notó que Reinoso llevaba diversas cajas de cigarros de la marca Upmann, desprovistos de etiquetas, y un considerable número de cigarros Cohiba sueltos. Un recuento posterior confirmó la presencia de 50 cajas de cada marca, reforzando la suposición de un posible contrabando.

De acuerdo con el expediente, Reinoso alegó que los cigarros y puros no eran para su consumo personal, sino para un amigo. Sin embargo, las autoridades determinaron que los paquetes no cumplían con las normas federales de etiquetado de advertencia y su venta no estaba permitida en territorio estadounidense.

Sí, ni siquiera dos cajas – como «aconsejaba» el internauta al que hacíamos referencia párrafos encima; y mucho menos – ¡es obvio! – cien. Desde septiembre de 2020, está prohibido que los viajeros regresen a los Estados Unidos con productos de alcohol y/o tabaco comprados en Cuba para uso personal. Esta restricción es una parte de las medidas implementadas por las autoridades aduaneras para combatir el contrabando y asegurar el cumplimiento de las normas.

El hecho de señalar que son «para un amigo» no te exime de la responsabilidad del «uso personal».

Actualmente, Reinoso se encuentra en custodia en el Centro Correccional Turner Guilford Knight y se enfrenta a una serie de acusaciones relacionadas con delitos de posesión, venta y distribución ilícita de cigarrillos, así como un cargo por presunta falsificación de etiquetas, según el informe de detención.

Valga la aclaración para cubanos y extranjeros:

La importación de estos productos para su venta o distribución requiere una autorización otorgada por la Agencia de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Además, la Comisión Federal de Comercio exige a los importadores que etiqueten adecuadamente los paquetes de tabaco, de acuerdo con la Ley de Etiquetado y Publicidad de Cigarrillos. Esta incluye la colocación de las cuatro advertencias del Cirujano General en cada paquete, siguiendo un plan aprobado por la FTC.

Requisitos que el cubano Andrés Reinoso no cumplió. Ya sea por desconocimiento o por interés en otra cosa que ya la justicia en los Estados Unidos se encargará de esclarecer.

tal vez quieras leer: Las chinches se extienden, como la delincuencia, en una Cuba en crisis

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+