¿Qué pasa si Ley que pide fin del embargo sale triunfante del Senado? ¿La firmaría Joe Biden?

Havana
algo de nubes
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
94 %
0.5kmh
20 %
Mié
32 °
Jue
31 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
28 °

Un nuevo proyecto de ley bipartidista presentado en el Senado tiene como objetivo eliminar partes significativas del antiguo embargo estadounidense sobre Cuba.

nota relacionada: Senadores estadounidenses, impulsan «Ley de Libertad de Exportación a Cuba»

Una propuesta similar no logró el apoyo requerido cuando se presentó por primera vez en el año 2021.

Sin embargo, en el 2021 no existía una oleada masiva de cubanos llegando por mar la Florida y por tierra a Texas.

El gobierno de Cuba, que ha sido hábil durante más de seis décacadas para culpar a su similar de los EE.UU. de su incapacidad gubernamental, plantea la tesis de que esos migrantes no se marchan por problemas políticos – como si en Cuba la política orientada por el único partido político permitido no afectara toda la visa socio-económica -, si no que se marchan por una situación «coyuntural»; una crisis perenne, marcada por el embargo económico de los EE.UU. a Cuba, y acrecentada por la pandemia de la COVID-19.

Desde la isla han insistido en que la falta de créditos y recursos financieros para poder comerciar con empresarios y granjeros norteños, se pudiera resolver si EE.UU. liberase las trabas financieras que le impone a la isla (si bien existe una ley desde el año 2000 que permite cierto comercio agrícola entre Estados Unidos y Cuba). Y que todo este ahogo, repercute en el pueblo asfixiado, que no encuentra otra salida que lanzarse al mar o cruzar varias fronteras para llegar a los EE.UU.

Un grupo de senadores cree que ha llegado el momento de comerciar con la isla. Es decir: crear nuevas oportunidades económicas para las empresas estadounidenses.

O sea: brindarles un respiro económico a los cubanos, y en ese sentido, tanto demócratas como republicanos, intentan impulsar una ley que en años anteriores ha enfrentado un hueso duro de roer en la bancada demócrata: el senador Bob Menéndez.

Es poco probable que la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, acepte el proyecto de ley; y en caso de que sí, no está claro si el presidente Joe Biden firmaría el proyecto de ley si se aprobara, dice un medio desde los EE.UU.

Biden ha estado a menundo buscando feedback entre el exilio cubano, congregado en su mayor parte en Miami, pero también se le ha visto pidiendo asesoría -o al menos diálogo – con el experto Bob Menéndez. Biden prometió al principio de su presidencia que buscaría cambios en la política hacia Cuba, pero hasta ahora no ha sido nada trascendental, y de hecho fue criticado desde La Habana fuertemente por pasarse dos años sin hacer nada. Ahora, en unos meses, han logrado el regreso de las aerolíneas comerciales regulares a la isla y el envío de remesas nuevamente desde los EE.UU.

Partidarios del proyecto de ley esperan que pueda cambiar la conversación sobre Cuba.

Sin embargo, debido a la crisis migratoria, los partidarios del proyecto de ley esperan que al menos se pueda cambiar la conversación sobre Cuba.

La idea del proyecto de ley bipartidista es eliminar partes clave del embargo estadounidense contra Cuba, otorgándole una oportunidad de comerciar, sin trabas con el gobierno de los EE.UU.

No por gusto lleva el nombre de Ley de Libertad de Exportación para Cuba; y en teoría representaría el fin de una política que lleva ya más de seis décadas.

Según cifras de la ONU, este embargo financiero y económico contra la isla, le ha costado a la economía cubana al menos $130 mil millones en las últimas seis décadas.

Dos detalles parecen obvios en este análisis.

Uno, que según los senadores que impulsan la ley y según gritan desde La Habana, es el régimen de sanciones la razón principal de los problemas económicos actuales en la isla. Ninguno de los dos menciona que es el gobierno cubano, con su ideología y políticas trazadas desde 1959, el que ha impuesto una línea gubernamental represiva que a la larga ha destruido su economía.

Dos, que la crisis persiste, que los cambios no se vislumbran y que el régimen de La Habana no parece ceder un ápice en las demanas de Derechos Humanos y garantías de libertades a disidentes, opositores y presos políticos.

Tal vez, si la ley se aprueba, y Biden la firma, Cuba podría en gesto recíproco liberar a los más de mil detenidos por las propuestas del 11J.

Tal vez pudiera suceder a la inversa. O incluso no suceder.

Ya en el 2016, cuando el ex presidente de los EE.UU. Barack Obama intentó tenderles una mano, recibió desde Palacio una soberana mordida.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+