¿Plagió Yailín «La Más Viral» con NOTA al BELLAKEO de Anitta junto a Peso Pluma?

Havana
nubes dispersas
28.2 ° C
28.2 °
28.1 °
78 %
1.5kmh
40 %
Jue
31 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
28 °

El lanzamiento de la canción «NOTA» de Yailín «La Más Viral» ha generado un remolino de controversia en la industria musical, desatando un intenso debate entre los seguidores de la artista y los fanáticos del género urbano en general. Desde su estreno el 25 de febrero, las plataformas digitales y las redes sociales han sido el escenario de acaloradas discusiones sobre las notables similitudes entre «NOTA» y «BELLAKEO», el hit interpretado por Anitta junto a Peso Pluma, lanzado a principios de diciembre de 2023.

«BELLAKEO» se ha consolidado como uno de los temas más exitosos del momento, acumulando más de 200 millones de reproducciones en poco más de dos meses desde su lanzamiento. Por su parte, «NOTA» ha logrado captar la atención de la audiencia rápidamente, alcanzando más de un millón y medio de vistas en un breve lapso, un logro significativo para cualquier artista en la industria musical actual. Sin embargo, este éxito se ha visto opacado por las acusaciones de plagio que han surgido en torno a la canción.

Los usuarios de redes sociales no han tardado en señalar las similitudes entre ambas pistas, generando un sinfín de comentarios y comparaciones. Frases como «Pensé que era ‘BELLAKEO’, ¿la van a demandar por plagio?» y «¿Es legal robarse la música de otros cantantes? Por si acaso Anitta la demanda», han proliferado en el perfil de Instagram de Yailín «La Más Viral», evidenciando la controversia que ha envuelto a su más reciente trabajo.

La situación ha puesto en el foco la delgada línea entre la inspiración y el plagio en la música, un tema que ha sido motivo de debate en numerosas ocasiones dentro de la industria. Mientras algunos defienden la idea de que las coincidencias musicales son inevitables dada la naturaleza de la creación artística, otros argumentan que la originalidad debe ser un pilar fundamental en el trabajo de cualquier músico.

Hasta el momento, ni Yailín «La Más Viral» ni Anitta o Peso Pluma se han pronunciado oficialmente sobre la controversia. La comunidad musical y los fanáticos permanecen a la espera de una declaración que pueda esclarecer las dudas sobre si las similitudes entre «NOTA» y «BELLAKEO» son el resultado de una coincidencia o si, por el contrario, constituyen un caso de plagio que podría tener repercusiones legales.

La controversia desatada por las similitudes entre «NOTA» de Yailín «La Más Viral» y «BELLAKEO» de Anitta junto a Peso Pluma no es un caso aislado en la industria musical. De hecho, refleja una problemática más amplia y recurrente que abarca cuestiones de originalidad, creatividad y derechos de autor, especialmente en la era digital donde el acceso y la difusión de contenidos musicales son más amplios y rápidos que nunca. Este debate se ha visto reflejado en varios casos notorios a lo largo de los años, evidenciando cómo la industria y los artistas navegan estas aguas turbulentas.

Un ejemplo emblemático es el caso de Robin Thicke y Pharrell Williams con su éxito de 2013 «Blurred Lines», que fue objeto de una demanda por plagio por parte de los herederos de Marvin Gaye. Ellos alegaron que «Blurred Lines» copiaba elementos de la canción de Gaye de 1977 «Got to Give It Up». En 2015, un jurado determinó que Thicke y Williams habían infringido los derechos de autor de Gaye, resultando en una indemnización millonaria. Este caso destacó no solo las complejidades legales en torno a los derechos de autor sino también cómo se percibe la influencia y la inspiración en la creación musical.

Otro caso que capturó la atención pública fue el de Led Zeppelin con su icónica canción «Stairway to Heaven». La banda fue acusada de plagiar la introducción instrumental de la canción «Taurus» de la banda Spirit, una pieza lanzada tres años antes de «Stairway to Heaven». Aunque Led Zeppelin ganó el caso, demostró cómo las acusaciones de plagio pueden ensombrecer incluso a las obras más celebradas y cómo la interpretación de la originalidad es subjetiva y compleja en el ámbito legal.

Más recientemente, Katy Perry enfrentó una demanda por su canción «Dark Horse», en la que se alegaba que el ritmo de la canción copiaba el de la canción cristiana de rap «Joyful Noise» de Flame. Aunque inicialmente se dictaminó que Perry había infringido los derechos de autor, esta decisión fue revocada en apelación, destacando las dificultades de definir la infracción de derechos de autor en la música, especialmente cuando se trata de elementos comunes o genéricos.

Estos casos ilustran la fina línea que existe entre ser inspirado por trabajos anteriores y copiarlos directamente. En la era digital, donde las canciones pueden ser fácilmente comparadas, sampleadas y remezcladas, la cuestión de qué constituye una infracción de derechos de autor se vuelve aún más complicada. Las herramientas tecnológicas han facilitado la creación y distribución de música, pero también han planteado nuevos desafíos en cuanto a la protección de los derechos de autor y la originalidad de las obras.

La industria musical continúa luchando con estas preguntas, buscando un equilibrio entre fomentar la creatividad y proteger la propiedad intelectual.

tal vez quieras leer: Jet privado de Karol G realiza aterrizaje forzoso en Los Ángeles

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+