Padre e hijo cubanos se reencuentran en Miami tras 42 años de separación

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
44 %
2.6kmh
40 %
Lun
25 °
Mar
26 °
Mié
27 °
Jue
27 °
Vie
27 °

Cuba es un país fracturado en dos grandes mitades: el afuera y el adentro —para usar términos muy usuales— que durante décadas han estado separados por abismos infranqueables, imposibles, a pesar de las escasas 90 millas de distancia que median geográficamente entre la isla y los Estados Unidos, principal destino de la emigración criolla.

No se conocen con precisión los nombres del padre y el hijo que se reencontraron en Miami luego de 42 años de separación, y que ahora protagonizan titulares. Más allá de identidades específicas, son Cuba, son encarnaciones de su historia durante el último medio siglo. El primero emigró de Cuba a inicios de los años 80, cuando su descendiente apenas contaba con 9 meses de nacido. 

Esta historia, promovida por un breve video que publica AméricaTevé en sus plataformas, puede ser la de miles de cubanos, que en el anonimato noticioso sufren separaciones y reencuentros imposibles.

Se conoce que ambos, padre e hijo, son oriundos del habanero municipio de Regla. El hijo, de 42 años de edad, decidió, como muchos, remontar el sendero migratorio a través de Centroamérica y llegar a los Estados Unidos a través de la frontera sur de este con México, según AméricaTevé. Llegaron finalmente, hace apenas una semana, a la nación norteamericana, donde los esperaba el padre luego de cuatro décadas de separación. 

El envejecido inmigrante no solo conoció finalmente a su hijo, sino que ganó a la familia de este. El recién emigrado dejó tras de sí una isla, pero ganó a su padre. Y la familia es la primera patria, muchas veces la definitiva.

Si 42 años es una avalancha de tiempo, 55 es una barrera más impresionante. Y aun así, este medio siglo de separación no impidió que, recientemente, Ramón Saúl Sánchez, líder del exilio cubano, se reencontrara con su hermano menor Ramón Rizo, quien también se decidió por la ruta de Nicaragua para abandonar Cuba.

Sánchez llegó a los Estados Unidos en 1967, a los 12 años de edad, enviado por su padre junto a otro hermano para evitar ser reclutados para el Servicio Militar Obligatorio. Rizo permaneció detrás, con solo 2 años de edad. Esta es otra historia de viaje, pero sobre todo de regreso a la familia. 

La actual telenovela que transmiten los canales oficiales cubanos de televisión se titula Tan lejos y tan cerca, y más allá del situación pandémica que refiere, es ideal para titular este otro tipo de historia, donde las distancias se miden en años y no en millas.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+