Muere Pablo Armando Fernández, poeta de la vida múltiple

Havana
muy nuboso
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
75 %
Vie
30 °
Sáb
29 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
29 °

Pablo Armando Fernández, Premio Nacional de Literatura (1996) y reconocido intelectual cubano murió en La Habana en la madrugada de este jueves presuntamente por Covid-19, según señalaron a CubaLlama fuentes cercanas al escritor.

A pesar de mantenerse alejado del escenario público, incluso desde años antes de la pandemia, por causa de problemas de salud, Pablo Armando Fernández se mantuvo hasta su último momento como integrante del Consejo de Redacción de la revista Casa de las Américas, y como parte del Consejo de Dirección de esa institución cultural.

A sus 92 años contaba con una veintena de libros de poesía, varios ensayos y novelas entre las que destaca Los niños se despiden, Premio Casa de las Américas (1968), una obra donde el autor devela el apasionante tejido de raíces cubanas y la mezcla de todas ellas, sus conflictos, sus desenlaces, sus creencias, así como las despedidas y los reencuentros que han marcado por siglos a la familia cubana.

Durante los años previos al triunfo del fallecido Fidel Castro, Pablo Armando cursó estudios en varios niveles de enseñanza en los Estados Unidos y posteriormente regresó a Cuba para integrarse a la nueva intelectualidad promovida por Castro. Entre sus principales encomiendas estuvieron los respectivos cargos de dirección en la revista Unión y el desaparecido periódico Lunes de Revolución, así como su membresía en el consejo editorial de la Academia de Ciencias de Cuba.

Desde entonces pudo representar al país en eventos internacionales y ejerció como jurado en el prestigioso Premio Cervantes y también en el que otorga la Casa de las Américas. Precisamente, desde allí, han compartido en sus redes sociales: “El querido Pablo Armando Fernández emprendió un viaje definitivo. En esta, su casa, donde dirigió el Fondo Editorial y fue asesor por años, lo recordaremos siempre. El poeta y narrador deja su obra enorme y su nobleza como legados”.

En el año 2003 le fue dedicada la Feria Internacional del Libro de La Habana, momento en que muchos colegas del medio le compartieron su apoyo y admiración. Entre sus amigos más cercanos figuró el también poeta y ensayista Roberto Fernández Retamar, así como con el sociólogo Aurelio Alonso y las escritoras e intelectuales Luisa Campuzano y Nancy Morejón. La comunidad intelectual cubana desde las redes se ha mostrado de luto y han recordado varios de sus versos más famosos, como los que siguen del poema Antinoo:

Quise la vida múltiple/Que perece y engendra/Y soy una ciudad.

tal vez quieras leer: Cultura cubana: más allá de funcionarios y patrioteros

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+